• Paradojas de un país llamado Japón
  • La ruta Henro
The Japan Photo Project

Un ritual primaveral con siglos de historia

 
11
MAY 2010

Desde enero hasta finales de mayo, desde Okinawa hasta Hokkaido, el paisaje japonés va transformándose poco a poco, semana a semana, para dar lugar a uno de los mayores espectáculos naturales del país: el florecer de los cerezos. Parques, ríos, jardines y montañas de todo Japón adquieren tonos blancos y rosados para el disfrute de todos.

De hecho, las fiestas organizadas alrededor de estas fechas para contemplar los cerezos en flor datan del siglo VIII, aunque por aquel entonces era cosa de aristócratas. Desde el siglo XVI, la tradición se extendió a toda la población y hasta día de hoy es uno de los acontecimientos más esperados del año por muchos japoneses.

Foto: Tina Bagué

La tradición manda buscarse una buena ubicación en el parque más cercano, extender una tela azul de plástico para reservar el espacio para los familiares, amigos o compañeros de trabajo y esperar al atardecer para disfrutar de un buen sushi y un buen sake bajo los cerezos en su máximo esplendor.

La serie de artículos The Japan Photo Project se publica, normalmente, el segundo y cuarto martes de cada mes y recoge parte del proyecto homónimo que los fotógrafos Tina Bagué y Toru Morimoto llevan a cabo a lo largo de 2010. Los detalles de la iniciativa pueden conocerse en su página web oficial

Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar