Actualidad

El consumo de la TDT en España aún no alcanza el 6% del total

 
14
MAY 2007

A tres años del apagón analógico, es necesario que el proceso de penetración de la TDT en España experimente una aceleración. Ésta es la principal conclusión a la que llega el último informe mensual de la organización Impulsa TDT. A pesar de que un 17,6% de los hogares españoles posee un sintonizador de TDT, la cuota de consumo de la señal digital apenas alcanza el 6%.

Sólo dos décimas, hasta el 5,9%, ha crecido el consumo de la televisión digital terrestre en España desde el último informe mensual de Impulsa TDT. La organización encargada de la promoción de este nuevo estándar televisivo considera positiva esta tendencia progresiva en la sustitución de la televisión analógica, aunque reconoce que será necesario acelerar el proceso de adaptación antes del apagón analógico previsto para el 3 de abril de 2010.

Y es que desde enero de 2007, el consumo total de televisión en el estándar DVB-T (la TDT en España) sólo ha ganado un 1,4% de terreno a otros sistemas de emisión. La media de visionado se situó en 72 minutos diarios entre los televidentes de la TDT.

Grandes diferencias entre comunidades
Las diferencias entre comunidades autónomas son muy importantes en el indicador del consumo. Lideran la lista Madrid y Canarias, con un 10 y un 8%, respectivamente, de la cuota de pantalla. En el otro extremo se encuentra Castilla-La Mancha, con apenas un 2,6% de audiencia.

La penetración de la TDT (entendida como el número de hogares con, al menos, un sintonizador de DVB-T) creció hasta el 17,6% del total. Esta cifra aumenta hasta el 19,6%, si hablamos de individuos con acceso al sistema.

Las desigualdades entre comunidades son también muy marcadas, con más del 25% de penetración en Cataluña y apenas el 7% en la comunidad de Cantabria.

4,4 millones de decodificadores
El parque español de decodificadores de DVB-T creció el mes pasado en más de 300.000 unidades, hasta superar la cifra de 4,4 millones de dispositivos. Es un indicador de ventas totales acumuladas que no recoge ningún tipo de incidencias con los decodificadores.

Los televisores adaptados para la TDT en España suponen el 11% del total, de los cuales el 82,7% usan un sintonizador externo y sólo el 17,3% tienen el decodificador integrado.

La integración de los decodificadores en los televisores, eso sí, ha aumentado considerablemente. Casi cuatro de cada diez sintonizadores de los vendidos el pasado mes de marzo estaban alojados en las carcasas de los televisores, mayoritariamente LCD.

Las soluciones de hibridación entre los reproductores DVD y los sintonizadores DVB-T también cosecharon bastante éxito, con un 15% del total de las ventas.

El precio medio de los decodificadores se mantiene estable desde las pasadas Navidades, quedando fijado en poco más de 52 euros.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar