Actualidad

Tamron rediseña su gama SP con los nuevos 35 mm f1.8 y 45 mm f1.8

 

Compatibles con cámaras réflex de formato completo, el estabilizador de imagen y su corta distancia de enfoque son la carta de presentación de esta pareja

Tamron SP 35 mm f1.8 VC
Tamron SP 35 mm f1.8 VC
2
SEP 2015

Está claro que la creciente popularidad de los Sigma Art no solo está afectando a los fabricantes tradicionales, sino también a otras compañías que compiten en este mercado de ópticas independientes. Y es que resulta imposible no ver la renovada serie SP de Tamron como una respuesta a los citados objetivos de Sigma.

Diseño sobrio, construcción cuidada, focales fijas y gran luminosidad. La carta de presentación de esta nueva era para los Tamron SP es de sobra conocida, aunque la compañía ha querido marcar distancias y ofrecer algo más echando mano de dos argumentos poco habituales en esta gama: el estabilizador de imagen integrado y una distancia mínima de enfoque muy reducida. Una lista a la que habría que sumar otro dato importante: su construcción sellada.

Características ambas que se repiten en los dos primeros objetivos llamados a inaugurar esta saga: el Tamron SP 35 mm f1.8 VC y el 45 mm f1.8 VC. Compatibles con cámaras réflex de formato completo y sensor APS-C (aplicando el consiguiente factor de multiplicación focal, claro), inicialmente estarán disponibles con montura para Canon y Nikon, aunque más adelante también se lanzarán con bayoneta para los cuerpos Alpha de Sony.

Tamron SP 35 mm f1.8 VC
Tamron SP 35 mm f1.8 VC
Tamron SP 35 mm f1.8 VC.

Según explican desde la compañía, el estabilizador de imagen resulta clave a la hora de trabajar con cámaras con una elevada resolución, puesto que cualquier mínima trepidación puede afectar directamente a la calidad de imagen. Igualmente, las distancias mínimas de enfoque de ambos objetivos (20 centímetros en el caso del de 35 milímetros y 29 para el de 45 milímetros) se sitúan entre las mejores del mercado.

Tamron SP 45 mm f1.8 VC
Tamron SP 45 mm f1.8 VC
Tamron SP 45 mm f1.8 VC.

La calidad óptica (incluso usando la máxima apertura, apuntan desde Tamron) es otra de las claves de estas dos novedades. El 35 mm f1.8 se presenta con un esquema de 10 elementos repartidos en 9 grupos (incluyendo dos lentes asféricas híbridas y otras dos de baja dispersión), mientras que el 45 mm f1.8 cuenta con 10 elementos distribuidos en 8 grupos.

En ambos casos, el sistema de enfoque ultrasónico USD, el recubrimiento de flúor de la lente frontal para repeler el agua y el polvo, el tratamiento para evitar reflejos internos y el diafragma de 9 palas también forman parte de su prometedora hoja de especificaciones.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar