• Olympus M.Zuiko 7-14 mm f2.8 Pro: primeras muestras
  • Canon EOS M3: análisis
Prueba de producto
Tamron 15-30 mm f2.8 Di VC USD

Tamron 15-30 mm f2.8 Di VC USD: análisis

6
Foto: Martín Gallego (Quesabesde)
1
JUN 2015
Texto: Martín Gallego  |  Fotos: Álvaro Méndez
Anunciado el pasado otoño, el Tamron 15-30 mm f2.8 Di VC USD es uno de esos zooms que llegan para dar la campanada. No es para menos teniendo en cuenta las cifras que luce: si su cobertura angular extrema para formato completo nos supiera a poco, a ella habría que sumar una luminosidad continua de f2.8 y un estabilizador óptico VC que remata su singularidad. Una pieza única en el escaparate que no tiene competencia ni entre los grandes fabricantes de ópticas.

Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Motivos más que suficientes para que, con un precio de venta situado alrededor de los 1.200 euros, este zoom se haya convertido en un nuevo objeto de deseo para los fotógrafos de naturaleza y arquitectura, y en general para cualquiera que quiera incluir en su equipo un angular extremo.

Así que lo hemos estado probando durante unas semanas junto a una Canon EOS 5D Mark III para comprobar si sobre el terreno este Tamron es tan interesante como sobre el papel.

1.100 gramos

Montado en la citada EOS (está disponible también para bayoneta Nikon y lo estará próximamente para Sony), la verdad es que este Tamron tiene un aspecto imponente. No en vano sus medidas de 98,4 x 145 milímetros y su peso de 1.100 gramos hacen que no pase desapercibido.

En su interior se alojan 18 lentes montadas en 13 grupos, entre ellas una asférica de tipo XGM y varios vidrios especiales destinados a reducir las aberraciones y demás efectos indeseados. Las lentes cuentan además con los recubrimientos BBAR, que ya hemos visto en otras ópticas de la marca, y eBand, que emplea nanocristales para evitar los reflejos y flares, que pueden resultar especialmente molestos cuando se trata de un gran angular como este.

tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usdtamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usdtamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usdtamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usdtamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usdtamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Imponente

Con unas dimensiones considerables y un peso que ronda los 1.100 gramos, el conjunto que forma con la cámara es bastante imponente. Los acabados y la sensación que transmite entre las manos son impecables

tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)
tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)
tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)
tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)
tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)
tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Álvaro Méndez (Quesabesde)

El diseño de este zoom es sobrio y elegante, con acabados en negro y gris. Lo primero que llama la atención al tenerlo en las manos es el sistema de doble parasol, que evita la entrada de luz lateral al desplazarse la lente frontal cuando accionamos el zoom. Una solución ingeniosa, sencilla y que -según hemos podido comprobar- funciona.

Si revisamos la zona de la bayoneta veremos una membrana de goma que sella el interior del objetivo cuanto está montado en la cámara, aunque no hay una lente fija que cierre el paso del polvo o el agua al interior cuando la óptica no está en la cámara. Sobre el barrilete se encuentran los interruptores para la estabilización de imagen y el enfoque automático, ambos de tacto duro y accionamiento preciso.

Fabricado en Japón –al menos eso promete la correspondiente inscripción-, se trata de un objetivo de la gama SP, la de mayor calidad dentro de la oferta de Tamron. Y eso, la verdad, se nota no solo en las especificaciones, sino también en detalles de la construcción y el acabado. Aunque también es verdad que no se alcanzan los niveles vistos en la serie Art de Sigma.

tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la bayoneta una membrana de goma se ocupa de sellar el interior del objetivo cuando está montado en la cámara

La ventana de distancias precede al aro de enfoque, de accionamiento suave y recubierto de goma estriada. Con algo más de un cuarto de vuelta pasaremos de la mínima distancia de enfoque (28 centímetros) al infinito. Teniendo en cuenta que, debido a la longitud del objetivo, esta mínima distancia de enfoque es de unos 8 centímetros desde el parasol al objeto con la focal más corta y de 10 con la focal de 30 milímetros, el resultado es un factor de ampliación de 1:5.

El anillo del zoom es algo más grande, está recubierto también de goma estriada y ofrece un buen tacto y agarre. Dispone de marcas para las focales de 15, 18, 20, 24 y 30 milímetros, y se requiere (al menos en la unidad probada, que era nueva) una cierta fuerza para el accionamiento del giro. No hay rosca para filtros, y la tapa del objetivo es robusta y de forma cilíndrica.

Buen enfoque

Ya en marcha, el enfoque automático es rápido y preciso incluso con poca luz. Precisamente cuando esta escasea, el estabilizador de imagen se muestra realmente efectivo, permitiendo disparar entre tres y cuatro pasos por debajo de la que sería la velocidad recomendable.

De hecho, en la posición más angular y sujetando bien la cámara hemos sido capaces de conseguir imágenes libres de trepidación con un segundo de exposición. Algo que, combinado con la luminosidad de f2.8, hace de este zoom una herramienta perfecta para tomas nocturnas y en interiores.

Muestras: JPEG directos
Fotografías realizadas con un Tamron 15-30 mm f2.8 Di VC USD montado en una Canon EOS 5D Mark III
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii
fotografías realizadas con un tamron 15-30 mm f2.8 di vc usd montado en una canon eos 5d mark iii

Pese al visible viñeteo a máxima apertura y la distorsión a 15 milímetros, los resultados que ofrece son en líneas generales muy convincentes

Revisando las imágenes, salta a la vista que la deformación es acusada en forma de barrilete a 15 milímetros. A falta de una corrección automática en la propia cámara, es casi obligatorio pasar por el ordenador para corregir este efecto, sobre todo si aparecen líneas rectas o el horizonte cerca de los márgenes de la foto. A 30 milímetros la distorsión está mucho mejor controlada y es apenas visible.

En viñeteo, por otro lado, es pronunciado a cualquier focal y con el diafragma de f2.8, aunque cerrando a f5.6 ya pasa desapercibido. La nitidez en general es muy alta, sobre todo en el centro de la imagen e incluso con la focal más extrema de 15 milímetros. Aunque es verdad que, como era de esperar, si combinamos este valor con la máxima apertura de f2.8 nos encontraremos con una mayor pérdida de nitidez en las esquinas y la aparición de aberraciones cromáticas.

Muestras: RAW
Fotografías realizadas con un Tamron 15-30 mm f2.8 Di VC USD montado en una Canon EOS 5D Mark III

La solución pasa por cerrar a f5.6 para conseguir unos resultados notablemente mejores. La difracción, por su parte, aparece a f16 y resta nitidez de manera apreciable a f22, por lo que será mejor usar este último valor tan solo cuando sea realmente necesario.

Paisaje, retrato y nocturno

Este nuevo zoom angular de Tamron y sus especiales características nos han deparado alguna que otra agradable sorpresa. Su cortísima distancia mínima de enfoque, unida al diafragma de f2.8 formado por 9 palas, nos permiten capturar primeros planos de flores u objetos pequeños con bellos fondos desenfocados.

Pero además de estas fotos más efectistas, con la focal de 30 milímetros y esa luminosidad constante de f2.8 nos podemos atrever con algún retrato de ambiente y conseguir resultados más que dignos.

tamron 15-30 mm f2.8 sp di vc usd
Tamron 15-30 mm f2.8 SP Di VC USD
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Luminoso, estabilizado y con un precio muy competitivo, es una pieza única en el escaparate actual. Quienes busquen un angular extremo, deberían darle una oportunidad

Del mismo modo, la ecuación formada por el buen funcionamiento del estabilizador, la precisión del enfoque, la alta luminosidad y el buen comportamiento de las cámaras de formato completo al trabajar con sensibilidades altas tiene como resultado que realizar capturas a pulso con escasísima luz sea un juego de niños. También hay que destacar que los puntos de luz en imágenes nocturnas tienen muy buen aspecto, sin deformaciones ni halos extraños.

Como pasa siempre con los angulares tan extremos, no es este un zoom para todos los públicos. Sus aplicaciones son relativamente limitadas y específicas, aunque es verdad que resulta fácil acostumbrarse a la perspectiva que ofrece y aprovecharla.

La deformación a 15 milímetros, el fuerte viñeteo a f2.8 o la suave resolución en las esquinas con ese mismo valor no son impedimentos para que esta óptica nos haya convencido. No solo porque no hay en el mercado nada parecido, sino porque su precio, situado entre los 1.000 y los 1.200 euros, resulta muy competitivo.

6
Comentarios
Cargando comentarios