Actualidad

Steve McCurry asegura ahora que limitará el uso de Photoshop

38

El icónico fotógrafo resta hierro a la polémica por los retoques de algunas de sus obras señalando que no es un fotoperiodista, sino un narrador de historias

Steve McCurry, en una foto de archivo tomada en Madrid en 2006. Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
31
MAY 2016

Tras caldear aún más los ánimos de quienes lo acusaban de haber realizado innecesarios y burdos retoques en algunas de sus fotos con la reciente eliminación de su blog personal, Steve McCurry ha querido zanjar la polémica sobre el uso excesivo de Photoshop en una entrevista concedida a la revista Time. Unas declaraciones que a la hora de la verdad pueden suponer saltar de un charco para meterse en otro.

"A partir de ahora me comprometo a utilizar solo el programa [Photoshop] de forma mínima, incluso para mi propio trabajo realizado durante viajes personales", ha señalado McCurry, no sin indicar que la manipulación de imágenes para añadir o eliminar elementos puede ser legítima.

Como ejemplo pone una antigua portada de la revista National Geographic publicada en 1984, cuando modificó una imagen horizontal de unas inundaciones en India para convertirla en vertical, añadiendo digitalmente agua por la parte inferior de la imagen y llenando así la página completa. Según McCurry, ese uso "fue apropiado porque la verdad e integridad de la imagen se mantuvieron intactas".

Captura de la foto presente en una exposición que desató la polémica en torno al trabajo de McCurry. En la zona marcada en rojo se aprecian claramente las consecuencias de un clonado chapucero. | Foto: Steve McCurry

Tras aflorar el escándalo a partir del retoque realizado en una fotografía expuesta en una muestra retrospectiva en Turín, el fotógrafo acusó inicialmente a sus técnicos de laboratorio de clonar y borrar partes de sus fotografías. McCurry ha tratado en cualquier caso de poner punto y final a este asunto señalando que la gente no debería esperar en sus fotografías un fiel reflejo de la realidad, como sí sugerían hace unos días desde la National Press Photogaphers Association, que recuerdan que el gran público identifica en la obra de McCurry el trabajo de un fotoperiodista.

"Siempre he dejado que hablaran mis fotos, pero ahora entiendo que la gente quiera que describa la categoría en la que me clasificaría, y diría que hoy en día soy un narrador de historias visuales", ha declarado McCurry rehuyendo la etiqueta de fotoperiodista o fotógrafo documental. "Aunque siento que hice lo que quería hacer con mis propias fotografías en un sentido estético y de composición, entiendo ahora lo confuso que debe ser para la gente creer que sigo siendo un fotoperiodista."

A pesar de sus declaraciones, las críticas prosiguen. Sarah Leen, directora de fotografía de National Geographic, afirma que manipulaciones como la portada de 1984 nunca se producirían ahora, y que hoy por hoy resulta esencial que las líneas entre géneros estén perfectamente marcadas para evitar polémicas como la protagonizada por McCurry.

Fuentes y más información
38
Comentarios
Cargando comentarios