• Polaroid Cube+: análisis
  • Fujinon 35 mm f2 WR: prueba de campo
Prueba de producto
Sony Xperia Z5 Compact
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony Xperia Z5 Compact: análisis fotográfico

11
9
DIC 2015
Texto: Iker Morán  |  Fotos: Álvaro Méndez

La apuesta de Sony por situarse como referente dentro de la llamada fotografía móvil es de sobra conocida. Ya con el Xperia Z3 (el Z4 ha sido poco menos que un fantasma) la compañía presumía de tener la mejor cámara integrada en un smartphone del mercado, y ahora la historia se repite con la gama Xperia Z5. Una familia, por cierto, integrada por tres modelos que comparten exactamente las mismas prestaciones fotográficas.

En nuestro caso hemos apostado por la comodidad del pequeño Xperia Z5 Compact (entra en el bolsillo, una maravilla), pero todo lo dicho sobre su rendimiento fotográfico es directamente aplicable al Z5 y al Z5 Premium. En este último caso, eso sí, las fotos se verán mucho mejor en pantalla, puesto que hablamos del primer phablet con un panel de resolución 4K.

Sony Xperia Z5 Compact
Sony Xperia Z5 Compact
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todos ellos llegan al mercado con el citado lema: la mejor cámara del mundo. En un smartphone, se entiende, porque sino seguramente en el departamento de fotografía de Sony se enfadarían bastante con sus compañeros del área móvil. Una afirmación para la que ya antes de empezar se nos ocurren algunas excepciones. ¿Mejor que el Panasonic DMC-CM1 y su sensor de una pulgada? Si nos ponemos quisquillosos…

Las prestaciones

A estas alturas ya deberíamos tener claro que uno de los datos más importantes de la cámara de un móvil es precisamente al que menos protagonismo se le suele conceder: el tamaño del sensor de imagen. En el caso de Sony ese detalle es algo de lo que presume desde hace generaciones con una rotulación junto a la cámara que recuerda que estamos ante un CMOS de 1/2,33 de pulgada.

No es que sea una maravilla, pero sí es de los más grandes usados en un smartphone, y su tamaño es idéntico al que hasta hace nada usaban la inmensa mayoría de cámaras compactas del mercado (todavía unas cuantas a día de hoy). Un CMOS que conserva su tamaño en este Z5, pero que eleva su resolución de 21 a 23 megapíxeles respecto a la generación anterior. Una cifra que, como veremos, tampoco tiene mayor importancia, porque el Z5 casi siempre nos invita a trabajar con 8 millones de puntos.

sony xperia z5 compactsony xperia z5 compactsony xperia z5 compactsony xperia z5 compact

La saga Xperia Z5 ofrece muchas opciones, escenas y pequeñas aplicaciones integradas para conseguir efectos divertidos, pero no hay opciones manuales para los fotógrafos más avanzados

sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Álvaro Méndez (Quesabesde)

La apuesta por una óptica angular de 24 milímetros es arriesgada. Nos gustan estos angulares un tanto extremos que pueden dar mucho juego en paisaje e interiores, pero limita bastante el uso para retrato. Curiosamente la cámara frontal –normalmente más angular para facilitar los selfies- se queda con una focal de 25 milímetros y ofrece una resolución de 5 megapíxeles.

A este objetivo Sony G 24 mm f2 -que llega con la promesa de un zoom digital decente de 5 aumentos- se le suma una optimista sensibilidad máxima de 12.800 ISO, grabación de vídeo 4K y un flash LED. En la lista de prestaciones se echan de menos el formato RAW -aunque Sony no descarta incluirlo más adelante si los usuarios lo piden-, la estabilización óptica y unos controles manuales algo más amplios.

23 y 8 megapíxeles

Ya ocurría con los Z3, y la historia se repite en los Z5: pese a que el dispositivo luce una resolución de 23 millones de puntos, según Sony está optimizado para trabajar a 8 megapíxeles. Reduciendo el tamaño de salida es posible ofrecer mejores resultados, y de ahí que solo en modo manual la cámara trabaje a máxima resolución.

Revisando las galerías de muestras recopiladas durante los días de prueba, la verdad es que no se aprecia una gran diferencia entre las tomas capturadas a 8 y 23 megapíxeles, más allá del tamaño de la imagen –claro- y su proporción: de 4:3 para las capturas a máxima resolución y panorámico en el caso de las de 8.

Muestras: 8 MP
Fotografías realizadas con un Sony Xperia Z5 Compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact

Sí es interesante la promesa de ofrecer un zoom digital de 5 aumentos decente gracias precisamente a ese exceso de resolución del teléfono. ¿Una promesa real? A medias. Es cierto que, en comparación con el zoom que ofrecen la mayoría de teléfonos, los resultados son algo mejores hasta 5 aumentos, pero como siempre es mejor si podemos prescindir de él.

Al menos si tenemos intención de usar la foto más allá de redes sociales y formato pequeños, porque el procesamiento aplicado a la hora de ampliar las imágenes es visiblemente excesivo. El resultado, por cierto, es muy similar al que obtendríamos si cogiéramos la foto de 23 megapíxeles e hiciéramos un recorte de una zona para simular el zoom.

Muestras: 23 MP
Fotografías realizadas con un Sony Xperia Z5 Compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact

Más allá de las pegas que ponemos pensando en los usuarios más exigentes, lo cierto es que la calidad de imagen es buena

Hablando de procesamiento, una de las mejores noticias que trae consigo este Z5 es que Sony ha relajado un poco esa costumbre suya de sobreprocesar las imágenes hasta darles un aspecto demasiado digital y artificial.

Algo que ocurría en los Z2 y Z3, pero que aquí mejora. Pese a ello y al buen trabajo general en cuanto a medición y color (los interiores se le resisten al balance de blancos automático), las luces altas siguen siendo un problema. Nada peor que una imagen con mucho contraste y un cielo quemado para arruinar una foto.

Muestras: zoom digital
Fotografías realizadas con un Sony Xperia Z5 Compact
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
24 mm
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
zoom digital (5x)
fotografías realizadas con un sony xperia z5 compact
zoom digital (8x)

Es ahí donde el formato RAW y una curva de color más plana –igual que se hace en vídeo- podrían dar más juego para quienes luego se animen a editar y mejorar las fotos en el ordenador. Pero más allá de estas pegas que ponemos pensando en los usuarios más exigentes, lo cierto es que podemos hablar de una calidad general de imagen buena.

Enfoque

En la lista de novedades del Z5 también figura un sistema de enfoque híbrido que ya se ha dejado ver en otros modelos pero que ahora llega a los smartphones de Sony. La idea es idéntica a la vista en algunas cámaras sin espejo: combinar el enfoque por contraste con células del sensor dedicadas también al autofoco.

Con una velocidad de respuesta teórica de 0,037 segundos, pasa por ser uno de los más rápidos del mercado en esta asignatura. Sobre el terreno, y a falta de un cronómetro, lo cierto es que el enfoque de este Z5 es realmente muy ágil en su respuesta. Tanto, que incluso nos hemos atrevido con algún barrido con buenos resultados.

sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El enfoque es realmente muy ágil, hasta el punto que incluso hemos realizado algún barrido con buenos resultados

La agilidad también se nota a la hora de poner en marcha la cámara, bien desde la pantalla o desde el botón dedicado. En ambos casos, eso sí, el modo seleccionado por defecto es el conocido como automático inteligente y la resolución es de 8 megapíxeles.

Algo menos nos convencen los menús fotográficos, sin grandes cambios respecto a modelos anteriores. Hay muchas opciones, escenas y pequeñas aplicaciones integradas para conseguir efectos divertidos, pero –como decíamos- no hay opciones manuales para los fotógrafos más avanzados. Incluso en el modo bautizado como manual el único margen es cambiar el balance de blancos y compensar la exposición.

¿La mejor cámara del mundo?

La experiencia nos ha enseñado a desconfiar de cualquier promesa que empiece por “la mejor del mundo”, así que no vamos a hacer una excepción con este Xperia Z5 Compact. Es cierto que se aprecia una mejora en la calidad de imagen respecto a la generación anterior y que el zoom digital -sin ser ninguna maravilla- no es directamente descartable como ocurre en otros modelos.

Las limitaciones en los controles manuales, la ausencia de RAW, un angular tentador pero excesivo y unas luces altas que siguen quemándose de forma demasiado escandalosa obligan a poner muchas comillas a eso de "la mejor cámara del mundo"

sony xperia z5 compact
Sony Xperia Z5 Compact
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También es verdad que la cámara es ágil, que el enfoque es rápido y preciso y que –un detalle importante- estamos hablando de un smartphone resistente al agua, lo cual da un plus de seguridad para los más manazas o aventureros.

Pese a ello, las limitaciones en los controles manuales, la ausencia de RAW, un angular tentador pero excesivo en muchos casos y unas luces altas que siguen quemándose de forma demasiado escandalosa obligan a poner muchas comillas a eso de "la mejor cámara del mundo". Al menos hasta que enfrentemos esta familia Z5 a otros teléfonos que presumen exactamente de lo mismo.

11
Comentarios
Cargando comentarios