COMPARTIR
  • HTC One X y One S: toma de contacto
  • Nokia 808 PureView: primeras impresiones (fotográficas)
Prueba de producto
UN MISMO ESTILO EN TRES TAMAñOS

Sony Xperia S, Xperia P y Xperia U: toma de contacto

 
28
FEB 2012
Lucas Laó   |  Barcelona

Su diseño puede parecernos algo cuadriculado, pero es un inconfundible signo de distinción. Sony ha sabido crear un marcado estilo propio en sus Xperia S, Xperia P y Xperia U, tres smartphones -los dos últimos desvelados durante este Mobile World Congress de Barcelona- con los que busca enterrar el apellido comercial Ericsson. Optando por pantallas de 4,3, 4 y 3,5 pulgadas, respectivamente, tienen en común algo que la firma japonesa haría bien en no descuidar de cara al futuro: actualizarlos pronto a Android 4.0, pues de momento se quedan con la versión 2.3.

Lo primero es distinguirse visualmente del resto, y damos fe de que Sony lo ha conseguido. Tanto, que ni siquiera es necesario acercarse mucho a cualquiera de ellos para percibir sus rasgos inconfundibles y tener claro que se trata de modelos Xperia. Más allá de que su diseño probablemente no gustará a todos por igual, no se puede negar que los Xperia S, Xperia P y Xperia U tienen un inconfundible estilo propio.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia S
Sony Xperia S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A la compañía nipona, que a mediados de este mes finiquitó el anunciado cambio de marca de su división de móviles, le va a costar que el público deje de decir Sony Ericsson. Son muchos años acostumbrados a ese nombre y a uno le sale casi inconscientemente de la boca la apostilla cuando toca hablar de miembros de la familia Xperia.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mismo logo de Ericsson, sin ir más lejos, sigue estando presente en la parte trasera de los tres terminales. Y como ya hemos dicho en alguna ocasión, a nivel de software e interfaz gráfica estamos ante una receta prácticamente idéntica a la empleada en terminales lanzados bajo la marca que hasta hace poco compartían japoneses y suecos, como el mismo Xperia Arc S.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia S
Sony Xperia S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es cuestión de tiempo, y para acelerar el cambio Sony ya ha puesto en marcha toda una maquinaria de "marketing" que, además de remarcar la presencia en estos smartphones de servicios y contenidos propios tan distintivos como los juegos clásicos de PlayStation, insiste mucho en el eslogan de "las cuatro pantallas".

Sony Xperia S
Sony Xperia S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Parece claro que smartphones, tablets, ordenadores e incluso televisores interactuarán cada vez más entre sí, y Sony quiere que todos los dispositivos sean de la misma marca (la suya, claro). Dejando a un lado la filosofía que la compañía quiso inculcar a los periodistas que asistieron ayer a un encuentro celebrado en un hotel cercano al Mobile World Congress de Barcelona, la ocasión sirvió al menos para hacerse una idea de qué tendrán entre manos quienes opten por hacerse con alguno de estos Xperia.

Diseño Xperia NXT

Los tres modelos siguen un esquema casi idéntico que comienza en las mismas formas. En este sentido, y aunque al observarlos frontalmente uno perciba mucho ángulo recto, conviene destacar que estos Sony Xperia poseen una silueta que se curva sutilmente en la parte trasera, contribuyendo a generar una agradable sensación de agarre en la palma de la mano.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero lo que más llama la atención es esa franja translúcida (sí, a través de ella puede verse lo que hay detrás del teléfono, no sin algo de lógica distorsión) en la que se integran los clásicos iconos táctiles de Android. Es sin duda el rasgo más característico de lo que Sony llama diseño Xperia NXT.

Sólo el Xperia U es capaz de iluminar dicha franja con distintos colores de forma "inteligente". Explorando fotos y vídeos en la misma galería de imágenes, el teléfono analiza los tonos predominantes y carga al instante el color que mejor se adapta. Esto le da un aire muy sicodélico que seguramente llamará la atención del público más joven.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sólo le vemos un pequeño inconveniente a esta seña de identidad independientemente del modelo: a pesar de que los iconos integrados en la franja translúcida tienen retroiluminación, los dibujos a veces se diluyen un poco a simple vista, así que es mejor recordar dónde está cada uno.

En algunas partes de la interfaz gráfica, además, aparecen otros iconos en la zona inferior de la pantalla que a veces se corresponden con los de la franja y a veces no. Se pueden producir por tanto pulsaciones erróneas, y uno tiende a pensárselo dos veces antes de pulsar en un sitio u otro. Es éste un aspecto al que suponemos que el usuario tendrá que acostumbrarse poco a poco hasta interiorizarlo por completo.

Pantalla para todos los gustos

Más allá de las diferencias que puedan arrojar sus medidas oficiales (el mayor peso del Xperia S invita a sostenerlo de forma más firme, mientras que el grosor ligeramente superior del Xperia U lo convierte en el más compacto de los tres), Sony ha optado por escalonar de mayor a menor tamaño las pantallas de sus Xperia.

Sony Xperia S
Sony Xperia S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Conscientes de que es éste un tema que se presta mucho al gusto de cada usuario, el Xperia S proporciona 4,3 pulgadas de diagonal (acompañando la jugada con una resolución de 720 píxeles), el Xperia P baja un pequeño el escalón hasta las 4 pulgadas y el Xperia U es el pequeño de la familia con 3,5 pulgadas.

Se proporciona así un buen abanico de posibilidades para que el usuario pueda optar por el tamaño con el que más cómodo se encuentre. Habrá que dejar para más adelante, eso sí, una comprobación exhaustiva de las virtudes de la tecnología WhiteMagic, estrenada en el Xperia P.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia S
Sony Xperia S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Se trata de un nuevo sistema para adaptar automáticamente el brillo del panel, con la vista puesta en proporcionar siempre la mejor visibilidad en función de la iluminación ambiental. Ya en su día comprobamos que el término Reality Display acuñado en su día por Sony no se traduce en una calidad de visionado superior a la de terminales de otras compañías, así que preferimos ser escépticos por si acaso y no realizar ninguna afirmación arriesgada hasta que no podamos probar una unidad con más tiempo.

La carrera de las actualizaciones

Bastante suaves táctilmente hablando, a los nuevos Xperia se les antoja el acostumbrado buen hacer de Sony en materias como la cámara. Además de los pros y los contras que hemos ido describiendo, eso sí, hay un asunto que puede preocupar a algunos usuarios y que parece hoy día casi inevitable en el panorama Android: la versión del sistema operativo de Google.

Si bien el estilo visual de estos Sony Xperia es nuevo, en sus pantallas seguimos viendo de momento la fórmula empleada en los últimos modelos que se lanzaron bajo la marca Sony Ericsson: Android 2.3 (alias Gingerbread) con una interfaz modificada que incluye algunos elementos de cosecha propia y carpetas para agrupar iconos en el escritorio.

La duda está en ver cuándo se actualizarán a Ice Cream Sandwich (todos deberían hacerlo antes de mediados de año) y cómo modificará Sony la experiencia de usuario que se propone de serie. Mientras tanto, eso sí, quienes no tengan especial prisa por usar Android 4.0 pueden encontrar en estos Xperia un diseño, cuando menos, llamativo y singular.

Productos relacionados (3)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar