• Samsung Galaxy Note 7: primeras impresiones
  • Sigma 30 mm f1.4 DC DN: prueba de campo
Prueba de producto
Sony Xperia X

Sony Xperia X: análisis fotográfico

3
Foto: Sony
8
AGO 2016

No es ningún secreto que Sony pasa por un momento delicado en su escaparate de smartphones. Los Xperia Z, que durante un tiempo fueron referencia dentro de la gama alta, han desaparecido para ceder el relevo al nuevo Xperia X. Al menos eso parece, porque no todo el mundo está convencido de que este smartphone no sea en realidad un modelo de gama media que deja espacio más arriba.

En cualquier caso, esa indefinición no parece una gran idea en un momento en que el escaparate de móviles más potentes está especialmente animado. Sobre todo si hablamos desde el punto de vista fotográfico, donde las propuestas del Galaxy S7 de Samsung, el Huawei P9 y el LG G5 han marcado el terreno ante la llegada del próximo iPhone 7.

¿Dónde queda el Xperia X dentro de este panorama? Se ha hablado mucho de él y de su sistema de enfoque, teóricamente heredado de la experiencia de Sony en el mundo de las cámaras digitales. Abanderando esta tecnología y con un sensor de 23 megapíxeles llega el momento de descubrir si detrás de tantos fuegos artificiales estamos realmente ante un móvil que puede competir en lo más alto y aspirar a ser nuestra nueva cámara de bolsillo. No lo tiene fácil, pero durante un par de semanas le hemos dado la oportunidad de convencernos.

De Z a X

Situar el Xperia X como un modelo de gama media o alta ha sido un debate bastante recurrente desde que vio la luz hace unos meses. Aunque buena parte de sus especificaciones lo sitúan en la parte media del escaparate, hay dos datos incuestionables: a día de hoy es el más completo de la gama Xperia y su precio tampoco se aleja del de sus competidores de gama alta.

Polémicas al margen (la jubilación de los Xperia Z no ha sido el ejercicio de marketing más brillante por parte de Sony, la verdad), la buena noticia es que la cámara es una de las prestaciones estrella de este X. Si ha habido recortes, está claro que no ha sido en la vertiente fotográfica.

En realidad tampoco hay muchos cambios respecto al Xperia Z5: un sensor de 1/2,3 de pulgada con 23 megapíxeles de resolución y un objetivo de focal equivalente a 24 milímetros y con una luminosidad de f2.

sony xperia x
Sony Xperia X
Foto: Sony

Seguimos sin entender esa elevada resolución de 23 megapíxeles en lugar de apostar por 12 o 16 y ofrecer una mejora en la calidad

Demasiado angular para nuestro gusto, aunque para ciertas escenas puede ser interesante. Lo que seguimos sin entender es esa elevada resolución en lugar de aprovechar un tamaño de sensor relativamente grande para, combinado con 12 o 16 millones de puntos, despuntar con fotodiodos más generosos en el captor y una consiguiente mejora en la calidad.

Nos sobran megapíxeles, y hace ya unas cuantas generaciones de Xperia que lo venimos diciendo. Y parece que a Sony también, porque a poco que nos despistemos, la cámara insiste en disparar a 8 megapíxeles a no ser que activemos el denominado modo manual. Y de entrada, al acceder a la cámara desde la pantalla bloqueada o pulsando la aplicación, no es esta la modalidad que aparece escogida por defecto.

La ausencia de estabilizador óptico –el digital hace un excelente trabajo en vídeo, cierto- y de resolución 4K a la hora de grabar vídeo también se suma a la larga lista de tirones de oreja que merece este smartphone.

23 y 13 megapíxeles

Si los 23 millones de puntos de la cámara principal nos parecen un exceso, capítulo aparte merece la cámara frontal de nada menos que 13 millones de puntos.

En parte, y visto el entusiasmo generalizado por los selfies, tiene su lógica, pero basta pensarlo un poco más para llegar a la conclusión de que nadie necesita retratos de semejante resolución. Más sabiendo que esa cifra es contraproducente para la calidad de imagen. Más resolución en un sensor tan pequeño (1/3 de pulgada en este caso) equivale a más problemas, y Sony, con su larga experiencia fotográfica, lo sabe mejor que nadie.

Muestras: 23 megapíxeles
Fotografías realizadas con un Xperia X
fotografías realizadas con un xperia x
fotografías realizadas con un xperia x
fotografías realizadas con un xperia x
fotografías realizadas con un xperia x
fotografías realizadas con un xperia x
fotografías realizadas con un xperia x

La velocidad de arranque, enfoque y disparo es una de las mejores bazas de este Xperia X

Pero si se trata de presumir de algo, mejor que de megapíxeles en los selfies el Xperia X puede hacerlo de su sistema de enfoque. De hecho es una de las prestaciones estrella con las que llegó este terminal, que presume de tener un sistema de enfoque predictivo continuo similar al de las cámaras de Sony.

Tal vez es mucho decir, pero es cierto que cuando el sistema fija un objeto es capaz de seguirlo con gran precisión a lo largo de la escena. Bien por el Xperia X en este sentido, aunque cabe preguntarse por la utilidad real en el día a día. ¿Hay mucha gente ahí fuera haciendo fotografía de deporte o que necesite disparar una ráfaga de muchos disparos mientras su retoño juega?

Muestras: 23 megapíxeles
Fotografías realizadas con un Sony Xperia X
fotografías realizadas con un sony xperia x
fotografías realizadas con un sony xperia x
fotografías realizadas con un sony xperia x
fotografías realizadas con un sony xperia x
fotografías realizadas con un sony xperia x
fotografías realizadas con un sony xperia x

En todo caso, la velocidad de arranque, enfoque y disparo es –insistimos- una de las mejores bazas del teléfono a la hora de enfrentarlo con la competencia.

Sin RAW y con apenas controles manuales

Pero, ¿qué pasa con los resultados y la calidad de imagen? Como siempre, nada mejor que revisar la galería de muestras para sacar conclusiones. Pocas sorpresas respecto a lo visto en el Z5, con unos resultados buenos en la mayoría de situaciones y un control del ruido decente siempre que no estemos en condiciones muy extremas.

El rendimiento del color es bueno, con unas imágenes bastante realistas. De todos modos, la tendencia a sobreexponer algunas escenas o dar prioridad a las luces altas hace que haya que andar con cuidado para no acabar con la galería repleta de fotos con cielos totalmente quemados.

sony xperia x
Sony Xperia X
Foto: Sony

¿Y si disparamos en RAW? Pues no, porque por algún extraño motivo esa no es una opción en este Xperia. Tampoco los controles manuales son como para tirar cohetes, porque aunque podemos ajustar la sensibilidad (hay valores hasta 12.800 ISO en modos específicos con poca luz, pero evidentemente es una cifra muy optimista) o el balance de blancos, no es posible definir la velocidad de disparo.

Es verdad que no se trata de opciones que use todo el mundo, pero la mala noticia para Sony es que sus principales competidores dentro de la gama Android sí ofrecen estas opciones. Si a eso le sumamos que la calidad de imagen es buena pero no alcanza la vista en el Galaxy S7, la cosa no pinta demasiado bien para este modelo.

Sí pero en realidad no

Y es que, como ocurre tantas veces, el Xperia X es un excelente smartphone si lo analizamos de forma aislada. Pero puesto junto a la competencia, sus carencias están entre lo inexplicable y lo imperdonable. Puede que no sea del todo justo comparar un supuesto modelo de gama media con modelos superiores, pero estamos ante uno de los buques insignia de Sony y un modelo cuyo precio no está nada lejos del de sus competidores.

Puesto junto a la competencia, sus carencias están entre lo inexplicable y lo imperdonable. No olvidemos que es uno de los buques insignia de Sony

Nos gustan el diseño y la velocidad general de la cámara, pero incluso sin indagar mucho en sus prestaciones como smartphone, resulta imposible preguntarse por el sensor de huellas o la razón por la que se ha prescindido de la protección para el agua de la que los Xperia Z presumieron durante años.

Centrándonos ya en el terreno fotográfico, ocurre algo parecido. Sin estabilizador de imagen, sin RAW, sin 4K, sin controles manuales y con una calidad de imagen que es buena pero que no despunta frente a la competencia, cuesta mucho recomendar este terminal.

Igual el truco es seguir esperando un nuevo Z y confiar en que desde Sony Mobile empiecen a hacer un poco más de caso a sus compañeros de la división fotográfica. Igual –solo igual- resulta que saben algo del tema y les pueden dar algunas pistas.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
3
Comentarios
Cargando comentarios