• Canon EOS-1D X: primeras muestras
  • Panasonic Lumix G5: toma de contacto y muestras
MANEJABLE Y DESENFADADO

Sony Xperia U: análisis  

17
JUL 2012

Cuando a uno le quedan grandes los smartphones más avanzados, ya sea económica o literalmente (por tamaño), es cuando pueden resultar más interesantes alternativas como este Xperia U. No derrocha prestaciones ni lleva la última versión de Android, pero en su pantalla de 3,5 pulgadas pueden tocarse todos los palos de este sistema operativo con la comodidad suficiente. Y si uno busca un diseño distinto a lo habitual, los colores y los efectos de iluminación de este modelo pueden terminar de convencerle.

Los fabricantes de móviles suelen poner toda la carne en el asador cuando llega el momento de plantear un buque insignia que, además de buscar su propio éxito en el mercado, también debe servir como referente para toda una línea de modelos de distintos tamaños y características. Y precisamente en uno de esos escalones intermedios es donde se sitúa el Sony Xperia U.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No se le puede pedir el mismo desempeño que al Xperia S, pero no dejar de conjugar su tamaño y sus prestaciones con bastante equilibrio. Y si ya hemos dicho en alguna ocasión que los smartphones de Sony tienen un estilo bastante propio y distintivo, en este caso se ha rizado el rizo.

Transparencias, luces y colores

Ya en el Mobile World Congress de Barcelona nos quedó claro que el diseño de la serie Xperia NXT (en la que se engloba este Xperia U) consiste en emplear el mismo estilo en varios tamaños distintos. Un estilo singular en el que brilla con luz propia esa distintiva barra translúcida situada en la parte inferior del equipo.

A diferencia de lo que sucede con los Xperia S y Xperia P, eso sí, dicha barra no sólo se ilumina para hacer más visibles los iconos que integra, sino que la luz que emite es capaz de cambiar de color sobre la marcha y en función de lo que aparece en pantalla.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La mayor parte del tiempo opta por un tono ligeramente azulado, pero en aplicaciones como el reproductor de música o la galería de imágenes entran en acción diversas tonalidades del rojo, el verde o el amarillo, entre otros.

El software del teléfono se encarga de identificar el color predominante en cada imagen (ya sea una foto de la cámara o la portada de un disco) para tintar la luz de la barra a medida que el usuario explora la galería de fotos o cambia de canción.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Precisamente la posibilidad de cambiar de color se repite en la otra gran peculiaridad del diseño del Xperia U: su tapa o capuchón inferior. El frontal del Xperia U siempre es negro, pero Sony distribuye por un lado una versión con la tapa trasera blanca que incluye en su caja un capuchón blanco y otro amarillo (caso de la unidad empleada en este análisis) y otra versión con la tapa trasera negra y capuchones negro y rosa.

La utilidad de estos recursos cromáticos no es más que estética, pero no dejan de suponer un par de signos más de singularidad dentro del ya de por sí singular estilo de los últimos smartphones de Sony. Quizás el público más joven sea el que pueda ver con mejores ojos estos rasgos. O cualquier amante del diseño desenfadado, independientemente de su edad.

Tamaño manejable

El mercado ha dejado claro que los terminales con pantalla grande (de 4 o más pulgadas, se entiende) tienen mucha demanda. Pero para este segmento Sony ya tiene el Xperia S, mientras que el modelo que nos ocupa se queda con un panel de 3,5 pulgadas. La principal ventaja de esto es que el porte del equipo (cuyo peso se queda en 110 gramos) es mucho más cómodo, especialmente a la hora de llevarlo en el bolsillo.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora bien, el Xperia U sigue incluyendo también algunos de los peros del diseño de los smartphones de Sony. A algunos puede resultarles demasiado cuadriculado, ya que es de esos modelos capaces de sostenerse de pie por sí solos independientemente de si lo apoyamos por su parte inferior, la superior o los laterales. Cuestión de gustos.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En el lateral derecho están el botón de encendido, el control de volumen y el disparador de la cámara, mientras que el puerto micro-USB está en la lateral izquierda y la salida de auriculares en parte superior.

También está presente ese perfil ligeramente curvado en la parte trasera. Es cierto que el terminal se acomoda así más fácilmente en la mano, pero también que visualmente se crea cierta sensación de ser algo más voluminoso de la cuenta, con 12 milímetros de grosor en su parte más profunda.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y volviendo a la antes mencionada barra translúcida, no conviene olvidar que su presencia también implica cierto periodo de adaptación por parte del usuario. Y es que los iconos que lleva dibujados a veces son algo difíciles de ver y no son táctiles, sino que hay que pulsar en los pequeños puntos blancos situados entre la barra y la pantalla. Por tanto, conviene memorizar la ubicación de cada icono y acostumbrarse a pulsar unos centímetros por encima de ellos, algo que sobre todo al principio puede resultar un poco antinatural.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al menos, en esta ocasión sí que es posible retirar la batería sin mayores dificultades tras quitar la tapa trasera (la cual, dicho sea de paso, envuelve casi todo el cuerpo del terminal, de forma parecida a la que vimos en el HTC Explorer). Y Sony ha tenido un buen detalle que ya podrían imitar otros fabricantes: el equipo emplea el estándar SIM para la tarjeta telefónica (que se puede introducir y retirar sin tener que quitar la batería gracias a una abertura lateral situada bajo la tapa trasera), pero su caja incluye un adaptador para quienes ya se hayan pasado a las micro-SIM.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Volviendo a la pantalla, la mayor contrapartida de su tamaño está en que apartados como el teclado virtual son algo menos cómodos en comparación con modelos de 4 o más pulgadas. En cualquier caso, el panel logra un rendimiento satisfactorio en materias como la suavidad táctil, la resistencia a arañazos (además de contar con la cobertura Gorilla Glass, la caja incluye una lámina protectora adhesiva) o la calidad de visionado.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Respecto a esta última materia, conviene señalar que sus 480 x 854 píxeles de resolución proporcionan una densidad de píxeles bastante alta, concretamente de 280 puntos por pulgada. Quizás no haga falta tanta definición en sólo 3,5 pulgadas, pero no está de más destacar el dato ahora que están tan de moda los móviles con pantallas 720p o con densidades que superan los 300 puntos por pulgada en la parte más alta del mercado (a la que no pertenece este Xperia U).

Recortes de gama media

El Xperia U cimenta la experiencia de usuario sobre las mismas bases que ya destacamos al analizar el Xperia S. Sony opta así por una interfaz propia sobre Android 2.3 (aunque el Xperia S ya ha sido actualizado a la versión 4.0, eso sí) que ya preveía la inclusión de carpetas para agrupar varios iconos dentro de uno o la integración de las fotos subidas a Facebook en la misma galería de imágenes del teléfono.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Son las mismas bases, sí, aunque con algunos recortes en el caso del Xperia U al tratarse de un terminal de gama media. Puede sonar raro hablar de gama media al referirnos a un equipo que, por ejemplo, emplea un procesador de doble núcleo a 1 GHz y 512 MB de RAM (en realidad son 368 MB), puntos que eran sinónimos de tope de gama hasta hace cosa de un año.

Pero el mercado de los smartphones ha evolucionado desde entonces y el precio del Xperia U no dejar de estar varios cientos de euros por debajo de la media habitual entre los modelos más avanzados de la actualidad. Debates aparte, la inferioridad del Xperia U respecto al Xperia S se nota en apartados como la misma estabilidad del sistema.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La interfaz gráfica suele ser fluida pero sufre algunas desaceleraciones esporádicas. Y en un par de ocasiones el teléfono ha sido incapaz de reproducir vídeos grabados con su propia cámara o ha fallado al intentar abrir la aplicación de esta última. Nada que no se solucionase reiniciando manualmente el equipo, como es habitual en los modelos basados en Android.

Siguiendo con la comparación con el Xperia S, los recortes también se notan en puntos como la ausencia de tecnología NFC (un estándar poco útil a día de hoy, en cualquier caso) y, sobre todo, en el almacenamiento. Y es que los 8 GB que publicita Sony se traducen en una partición con 1,8 GB libres para instalar aplicaciones y otra con 4 GB para almacenar archivos.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo en cuenta el segmento de mercado que ataca este Xperia U, el espacio para aplicaciones puede resultar más que suficiente. Pero los 4 GB citados se le quedarán cortos a más de uno a la hora de guardar música, fotos y vídeos, y más en este caso en el que no hay ranura para tarjetas microSD (quizás uno de los puntos más criticables de su equipamiento).

También hay recortes en el apartado multimedia. Sin la ayuda de un reproductor de vídeo de terceros que descarguemos de Google Play, el Xperia U no reconoce clips en MKV ni pistas de subtítulos. Tampoco es capaz de mover vídeos a 1080p (aunque sí a 720p) ni dispone de salida de vídeo.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cámara, de 5 megapíxeles y acompañada de un flash de tipo LED y las funciones habituales en los terminales de Sony (como los barridos panorámicos 3D), no es tampoco un derroche de virtudes. Especialmente en la grabación de vídeo a 720p y 30 fotogramas por segundo, donde cualquier elemento que se mueva un poco más rápido de la cuenta genera bastantes distorsiones en todo el encuadre.

Al menos, la toma de fotografías logra el mínimo de calidad exigible y el terminal incluye un botón disparador que primero realiza el enfoque para tomar la foto tras un segundo nivel de presión.

Muestras: 5 MP
Las capturas se han realizado con un Sony Xperia U.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.
las capturas se han realizado con un sony xperia u.

Como curiosidad, cabe señalar que no estamos ante un smartphone con certificación PlayStation. Y decimos como curiosidad porque tampoco es un punto que aporte mucho valor añadido al equipo, más allá de poder comprar una veintena de títulos clásicos de las videoconsolas de Sony adaptados para móviles.

En cualquier caso, los juegos del repertorio habitual de Google Play se ejecutan sin problemas en el Xperia U, que también se comporta a la perfección reproduciendo música o sintonizando la radio FM. En lugar de incluir en la caja unos auriculares de tipo "in-ear", Sony ha preferido conformarse con unos de botón que no logran aislarnos tanto del ruido ambiental.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto a la autonomía, el Xperia U logra los registros habituales en la mayoría de smartphones de última generación. Es decir, con uso intermedio que implique tener siempre activas las conexiones Wi-Fi y 3G, supera con cierto margen las 24 horas. Como siempre, eso sí, conviene recordar que determinadas funciones (como la navegación GPS de Google Maps o la subida por 3G de grandes cantidades de datos) pueden agotar la batería de 1.320 mAh casi en un visto y no visto.

Un utilitario de aspecto desenfadado

El Xperia U es uno de esos smartphones que, sin destacar especialmente en ninguna prestación, las cubre todas de forma relativamente satisfactoria a cambio de un desembolso bastante inferior al que requieren los modelos más avanzados del momento. Y lo hace además optando por un tamaño mucho más apto que el de estos últimos, para llevarlo en el bolsillo con comodidad y sostenerlo en la mano sin transmitir ninguna sensación de gigantismo.

Es la baza de Sony para competir con equipos como el HTC One V, el Samsung Galaxy Ace 2 o el Motorola Motoluxe, de quienes intenta distinguirse a base de diseño. Habrá a quien no le guste esa barra translúcida con luces de colores e incluso a alguno podrá resultarle hortera, pero es innegable que es un signo completamente distintivo capaz de atraer miradas.

Sony Xperia U
Sony Xperia U
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todavía está por ver, eso sí, cuándo se actualizará a Android 4.0 (las versiones libres, que luego siempre hay retrasos con las unidades comercializadas por operadoras). Y los más exigentes en materias como la cámara o el almacenamiento no verán cubiertas todas sus expectativas.

En cuanto a precios, y además de los 280 euros que cuesta libre (aunque algunas tiendas lo tienen ya a unos 240 euros), es uno de esos teléfonos que pueden encontrarse ya en los catálogos de las cuatro operadoras con red propia (Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo).

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar