• Fujifilm X-E1: toma de contacto
  • Sony A99: primeras muestras
Prueba de producto
DEPURANDO LA FóRMULA

Sony Xperia Tablet S: toma de contacto

 
10
SEP 2012
Lucas Laó   |  Barcelona

Con varias lecciones aprendidas en la parte del diseño y nuevas características que eran de esperar, Sony destapaba a finales de agosto su nueva apuesta por los tablets con Android. Como su predecesor, el Xperia Tablet S se preocupa especialmente por cuidar esos detalles que pueden convertirlo en una interesante opción para el uso doméstico. Eso implica, sin embargo, retoques de software que dificultan la ardua tarea de seguirle el ritmo a las versiones del sistema operativo de Google.

Convergencia. Es una de las palabras que más está repitiendo Sony para hablar de su Xperia Tablet S. Las otras son "casa" y "salón". Y sí, es cierto que el tablet de segunda generación de la firma nipona (presentado hace unos días en Berlín) luce tanto el apellido como el estilo de la interfaz gráfica de su línea de smartphones. Y también es verdad que puede interactuar de forma inalámbrica con otros equipos de Sony destinados al ocio doméstico, como televisores y altavoces, cuando están todos conectados a la misma red Wi-Fi.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Pero dejando a un lado el "rebranding", parte de estos elementos ya estaban presentes en el Tablet S. Y si bien el nuevo modelo incluye otras novedades que también merece la pena señalar, el primer contacto que hemos podido establecer en un evento celebrado hace unos días en la Sony Store de la barcelonesa Rambla de Catalunya nos ha servido para comprobar dónde se ha producido su mayor evolución: en el diseño.

Mismo estilo, nueva fachada

Sony no ha renunciado al peculiar diseño de su tablet (plegado que no plegable, como dijimos en su día), pero sí que lo ha depurado. Y para bien. Su perfil sigue simulando el aspecto de una revista o libreta con páginas plegadas hacia atrás, pero se ha recortado bastante el recorrido que hace este pliegue en la parte trasera.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

De esta forma, el grosor no va aumentando progresivamente, sino que se mantiene estable en unos 9 milímetros hasta llegar al escalón que forma el citado pliegue, donde el grosor pega un salto hasta rozar los 12 milímetros. Por tanto, se sigue proporcionando ese plus de ergonomía al usar la pantalla táctil de 9,4 pulgadas con el equipo tumbado sobre una mesa, pues ésta sigue reposando con un poco de inclinación.

Como consecuencia, el Xperia Tablet S resulta menos voluminoso que su predecesor, rebajando su peso de 598 a 570 gramos (si comparamos las marcas de las versiones que no integran 3G). También se mantiene la buena sensación de agarre en su posición apaisada, y mejora mucho al cambiar a vertical, especialmente si sólo empleamos una mano.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Si a todos estos factores les sumamos que el espacio cedido por el pliegue ha sido sustituido por una carcasa trasera de aluminio, el resultado es que este nuevo equipo de Sony ya no transmite esa sensación de tablet de juguete o parcialmente hueco por dentro que caracterizaba al Tablet S. Es sin duda uno de los grandes aciertos del fabricante japonés en términos de diseño.

Cabe señalar un par de cambios en los conectores físicos. La ranura para tarjetas SD Card (que no microSD) sigue estando oculta bajo una tapa, pero ya no viene acompañada de un puerto micro-USB. Las funciones de éste las hace ahora el rediseñado conector inferior, que también sirve para recargar la batería. Se deja así atrás el engorroso cargador del modelo anterior, pero como contrapartida no podremos recurrir al cable de nuestro smartphone si perdemos el que Sony incluye de serie en este Xperia Tablet S.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

El último detalle digno de señalar es la resistencia del equipo a salpicaduras (que no a inmersiones, quede claro). Sony sabe que los tablets se están arraigando sobre todo en un contexto de uso doméstico, y de hecho sus vídeos promocionales ya no sólo muestran a actores usándolos en el salón o el dormitorio, sino también en la cocina. Incluso en plena faena para preparar la cena.

En los detalles está el gusto

Además del diseño, también el equipamiento del Xperia Tablet S está mejor adaptado a los tiempos que corren. La combinación de un chip Nvidia Tegra 3 con el sistema operativo Android 4.0 (Ice Cream Sandwich para los amigos) supera de forma considerable la fluidez de uso que lograban Tegra 2 y Honeycomb. Y también se han mejorado características como la resolución de la cámara trasera, que pasa de 5 a 8 megapíxeles.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Pero más allá de las especificaciones, Sony aporta algunos detalles de software que no tienen desperdicio. Empezando por las posibilidades que tiene para funcionar como mando a distancia universal gracias al puerto de infrarrojos que integra este tablet. Su predecesor también dispone de esta característica, pero el Xperia Tablet S cuenta con un útil añadido: los "macros" o "combos".

Básicamente, la idea consiste en hacer las cosas más rápido y con menos molestias. El usuario puede programar una secuencia que incluya, por ejemplo, encender la tele, elegir una salida de vídeo determinada, encender también un reproductor de sobremesa, elegir un vídeo o película de éste, ajustar el volumen a un nivel determinado y finalmente iniciar la reproducción. Una vez configurado, se ahorra la necesidad de realizar todos estos pasos uno a uno la próxima vez.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Ahora que los tablets se presentan como equipos fundamentalmente domésticos y por tanto susceptibles de entrar en los hogares, también puede resultar interesante la posibilidad de crear distintos perfiles de usuario. Por ejemplo, a través de un modo para invitados en el que establecer qué aplicaciones estarán disponibles pulsando directamente sobre sus iconos durante el proceso de configuración.

Por último, y si bien los Tablet S actualizados a Ice Cream Sandwich también disponen de esta posibilidad, merece la pena recordar las llamadas Small Apps. Su filosofía es la misma que las Mini Apps que ya hemos visto en los Samsung Galaxy Tab: aplicaciones que pueden ejecutarse al unísono en ventanas reubicables y que sólo ocupan una parte de la pantalla.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)
Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

De esta forma, uno puede tener siempre a mano una calculadora o un bloc de notas mientras realiza otras labores. O emplear media pantalla para reproducir un vídeo de YouTube y la otra mitad para navegar por páginas web. La diferencia respecto a la solución de Samsung está en que Sony no limita el número de aplicaciones posibles a las que vienen de serie, sino que permite descargar más a través de un buscador específico.

Nunca llueve a gusto de todos

Pese a los señalados detalles, no hay que perder de vista un fenómeno por desgracia muy habitual en el universo Android: el Xperia Tablet S llega con la versión 4.0 cuando Google ya tiene lista la 4.1, conocida como Jelly Bean. Claro que de momento el único tablet que la emplea es el Nexus 7, así que habrá que darle a Sony un poco de margen de maniobra. Sus portavoces, eso sí, no nos han podido proporcionar una fecha aproximada para el desembarco de esta nueva versión, que tendrá que ser adaptada a la interfaz gráfica de la firma nipona.

Quien ya tenga el modelo anterior, por otra parte, podrá quejarse de que Sony no haya pensado desde el principio en el acertado diseño del nuevo, pues apenas les separa un año de edad y casi parecen productos de épocas distintas en el aspecto visual y la sensación al tacto. Pero es ley de vida en esto de la electrónica de consumo. Tampoco es cuestión de buscar unicornios.

Sony Xperia Tablet S
Sony Xperia Tablet S
Foto: Lucas Laó (Quesabesde)

Por último, hay que hablar de precios: a finales de septiembre desembarcará en España una primera versión con 16 GB y conexión Wi-Fi por 400 euros. Lo habitual en otros tablets de pantalla y prestaciones semejantes, pero dentro de los que emplean Android parece que están cuajando más los modelos de 200 euros y con pantalla de 7 pulgadas. Cuestión de gustos, preferencias y capacidad adquisitiva.

Al menos, hay que admitir que el desembolso está ahora algo más justificado que con la primera generación de tablets de Sony. Además de la versión arriba señalada, también está prevista la llegada de un modelo con conexión 3G integrada para finales de octubre por 520 euros.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar