Crónica

Un Xperia T a prueba de Troncodrilos y otros desafíos extremos

 
10
OCT 2012
Eduardo Parra   |  Madrid

Tener a Jesús Calleja en la casilla de maestro de ceremonias es ya sintomático. Así que cuando desde Sony se nos pidió reservar la noche de ayer para un evento relacionado con su gama de smartphones no esperábamos ni la típica prueba de producto ni muchísimo menos una tediosa rueda de prensa.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
El mediático aventurero Jesús Calleja presidió el acto de ayer.

El escenario elegido, la azotea del Colegio de Arquitectos de Madrid. Escenario que se alió con una temperatura que ni sobornando a la madre naturaleza habría sido más ideal para presentar en sociedad el nuevo Xperia T, definido por la propia gente de Sony como un auténtico "cacharrazo".

De la mano de Calleja, Sony organizó una pequeña yincana con cuatro desafíos extremos -guiño a los seguidores del intrépido anfitrión- para que los asistentes simplemente interactuasen entre sí y de paso se divirtieran un poco.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)
Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y poco más, porque el Xperia T prácticamente no lo tocamos. Todos en manos de guapísimas azafatas, apenas si te los dejaban unos segundos para completar el desafío de turno. Juntar dos terminales para transmitir algunas fotografías fue lo máximo que pudimos ver este nuevo modelo de Sony basado en Android 4.0 (sin noticias sobre cuándo tendrá acceso a la más reciente 4.1). Maquetas bajo vitrinas, maquetas colgadas de cables... y para uno que funcionaba estaba literalmente enjaulado.

Uno de cada cinco móviles con Android
Antes de presentar un nuevo buque insignia, a los fabricantes siempre les gusta presumir de sus buenas cifras en el mercado. Y en el caso de este Xperia T, Sony tiene motivos para sacar pecho. Durante los siete primeros meses de este año la compañía nipona ha vendido un millón de smartphones en España, el doble de lo que logró en todo 2011, cuando sus terminales aún llevaban el apellido Ericsson.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Según datos de GFK, sólo Samsung vende más teléfonos inteligentes que Sony en el mercado español. Uno de cada cinco modelos con Android vendidos en España este año llevan el sello de Sony, que pretende convertirlos en al menos uno de cada cuatro de aquí a diciembre. Para intentarlo, el Xperia T rescata el perfil ligeramente curvado ya visto en los Xperia Arc y Arc S y apuesta por elementos como una pantalla HD de 4,6 pulgadas, una cámara de 13 megapíxeles o la conexión NFC.

Ya está disponible en el catálogo de Vodafone (con una tarifa de 60 euros mensuales, por ejemplo, su precio se queda en 100 euros), y se espera que habrá que desembolsar en torno a 600 euros para conseguirlo libre. Ayer, sin embargo, los responsables de Sony no quisieron mojarse más. ¿Precio definitivo? A otro perro con ese hueso, que hoy no toca.

Foto: Eduardo Parra (Quesabesde)

Y así superamos los cuatro desafíos extremos con la esperanza de que, cumplidos todos, nos lo compensaran con un Xperia T. Encontramos al gato que quería nuestra raspa, superamos el Troncodrilo no sin dificultad, atrapamos mariposas jugándonos la vida y saltamos en la cama elástica como si no hubiera mañana.

¿Y el teléfono?, preguntamos agotados. Habrá un sorteo al final de la velada, nos responden. Pues a mí no me esperen, que esta crónica no se escribe sola.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (2)
Prueba de producto
22 / FEB 2013
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar