• Moto X, Moto G y Moto 360: toma de contacto
  • Canon EOS 7D Mark II: primeras impresiones
Prueba de producto
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony Xperia M2: análisis

3
9
SEP 2014
Texto: Alberto Ballestín  |  Fotos: Álvaro Méndez

El recién desvelado Xperia Z3 de Sony es uno de los smartphones de gama alta más deseables del momento, pero el auténtico volumen de ventas reside en los escalones inferiores. Aquí es donde ataca el Xperia M2, un competente teléfono con pantalla de 4,8 pulgadas que destaca por ofrecer unas terminaciones por encima de sus rivales más directos y toda la clase que ya es habitual en los productos de la firma japonesa. Su buena presencia y un precio competitivo (poco más de 200 euros) son sus claves.

Un buque insignia a precio de saldo. Éste es el planteamiento con el que las principales firmas de la industria tratan de vender a los consumidores sus teléfonos de gama media, unos dispositivos de prestaciones prácticamente idénticas a las de sus competidores directos y diferenciados por una estética más o menos apegada a los modelos más representativos de cada fabricante.

El Xperia M2 no llega a presentarse con tanto bombo, pero es evidente que Sony quiso mantener una cierta coherencia con su coetáneo y más avanzado Xperia Z2 en el momento de su lanzamiento.

Sony Xperia M2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Presentado en el Mobile World Congress 2014, el Xperia M2 se ha plantado en el mercado como una opción de gama media con un cierto punto de sofisticación ausente en sus rivales. Ni su pantalla de 4,8 pulgadas ni su procesador Snapdragon 400 son suficientes para que logre desmarcarse de ellos, así que Sony ha querido imprimirle un plus de personalidad con un diseño y unas terminaciones inusuales en el segmento en el que milita.

Además de una estética interesante, que es sin duda su mayor reclamo, el Xperia M2 ofrece Android 4.4 de serie, la ya más que conocida capa de personalización de Sony -con todas las aplicaciones correspondientes- y compatibilidad con tarjetas microSD para ampliar sus 8 GB de almacenamiento interno, que siempre son bienvenidos en unos teléfonos que, por su propia orientación, terminan convirtiéndose en el reproductor de música habitual de sus usuarios.

Cristal a una cara

No cabe duda: la gran baza de los teléfonos de Sony es su diseño. Más allá del software o el compromiso de la compañía para ofrecer actualizaciones frecuentes para sus últimos smartphones, el mayor atractivo de sus dispositivos es un estilo único, unido a unas terminaciones superiores a las de la competencia o cuando menos muy bien diferenciadas. En este sentido, el Xperia M2 casi parece un auténtico buque insignia a precio de coste.

Dotado con el mismo diseño OmniBalance que ha marcado las pautas de la gama Z, el M2 se presenta con un gran rectángulo de color negro presidido por una lámina de cristal reforzado para resguardar la pantalla de 4,8 pulgadas. El móvil está enmarcado en un chasis de plástico, menos refinado que el del Xperia Z2, pero de tacto agradable y convincente.

sony xperia m2sony xperia m2sony xperia m2sony xperia m2sony xperia m2sony xperia m2
Inequívocamente Sony

A pesar de que el metal del Xperia Z2 ha dejado paso al plástico y que la parte trasera carece de una lámina de cristal reforzado, nadie podría confundir al Xperia M2 por otro teléfono que no fuera de Sony

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony xperia m2
Sony Xperia M2
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su peso (148 gramos) y sus moderadas dimensiones hacen que asirlo no sea una experiencia especialmente complicada, aunque los usuarios de manos más pequeñas pueden tener más problemas que con otros dispositivos de gama media.

La parte trasera también merece una mención aparte. Aunque podría dar la impresión de que Sony ha utilizado una lámina de vidrio a imagen y semejanza del frontal, en realidad los dedos del usuario se encuentran con una superficie de plástico pulido, más resistente a los golpes aunque algo incómodo a la hora de mantenerlo libre de huellas dactilares y suciedad.

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá de su tamaño o peso, que no son muy destacables, el Xperia M2 transmite una sensación de calidad poco habitual en su segmento

Siguiendo los preceptos que desde hace tiempo guían el diseño de los terminales de Sony, el M2 posee un gran botón de encendido en su parte central. Por tamaño y relieve, resulta imposible de perder incluso con las luces apagadas, lo cual siempre es un punto a su favor. Por contra, los botones de cámara y volumen son pequeños y de activación algo engañosa, en parte por su reducido relieve. Esto hace necesario hacer más fuerza de lo normal para asegurar que han sido pulsados adecuadamente.

A diferencia del Xperia Z2, el M2 no posee una carcasa resistente al polvo y el agua. Los altavoces, el puerto USB y la trampilla de las tarjetas carecen de una junta estanca, que sí aparece en la versión sumergible Aqua, disponible a partir de otoño.

Una pantalla que cumple

Sony ha sido tradicionalmente sinónimo de televisores de alta calidad, pero las pantallas de sus teléfonos móviles no siempre han respondido a esta fama. De hecho, el fabricante ha sido justamente criticado por la pobre calidad de los paneles integrados en alguno de sus anteriores teléfonos. En este aspecto, el Xperia M2 logra salvar el tipo.

A pesar de que su panel IPS posee una resolución de 540 x 960 píxeles, ya superada ampliamente en un tiempo en el que los 720p empiezan a ser la norma, el tamaño del pitch o espacio muerto entre los puntos es lo bastante pequeño como para que su relativamente baja densidad de píxeles no resulte incómoda en una considerable pantalla de 4,8 pulgadas. Haber alcanzado las 720 líneas hubiera sido deseable, pero el resultado final tampoco desmerece y seguramente ayuda a incrementar la duración de la batería.

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El Xperia M2 todavía aboga por la resolución qHD, ya superada en su segmento

Como es habitual en los teléfonos de Sony, la pantalla del Xperia M2 tiende a los tonos fríos. No es un panel especialmente realista, y esto se puede apreciar fácilmente cuando se navega por páginas web con fondo blanco o con colores alterables por la propia tonalidad de la pantalla.

El brillo, el contraste y los ángulos de visión de este panel son adecuados. Su uso en exteriores, no obstante, deja algo que desear por la naturaleza reflectante del vidrio reforzado que protege la pantalla de golpes y arañazos. Dicho de otro modo, el Xperia M2 no se lleva muy bien con el sol.

Su uso en exteriores deja algo que desear por la naturaleza reflectante del vidrio reforzado que protege la pantalla. Dicho de otro modo, el Xperia M2 no se lleva muy bien con el sol

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Buen rendimiento, interfaz añeja

A estas alturas es imposible esperar que un dispositivo basado en el chipset Snapdragon 400 de Qualcomm sorprenda en las pruebas de rendimiento, y el Xperia M2 no se atreve a desafiar las expectativas.

Apoyado en 1 GB de RAM y con 8 GB de almacenamiento interno ampliables mediante tarjetas microSD de hasta 32 GB, el representante estrella de Sony en la gama media sigue a pies juntillas unas especificaciones que ya son casi de referencia universal dentro del segmento.

Sin llegar a romper los esquemas, el Xperia M2 ofrece potencia más que suficiente para desenvolverse con total soltura en el día a día

sony android sony xperia m2 smartphones
Foto: Alberto Ballestín (Quesabesde)

Las puntuaciones obtenidas por el Xperia M2 en los benchmarks habituales son comparables a las de cualquier otro producto con el procesador Snapdragon 400. La popular prueba de rendimiento de AnTuTu arroja una nota próxima a los 18.000 puntos, mientras que 3DMark, más orientado a juegos, le da una puntuación de 4.791 puntos. Quadrant, por su parte, mide su capacidad de procesamiento en 8.340 puntos, extrañamente algo por debajo del LG G2 mini o el HTC Desire 610.

A nivel de juegos y reproducción multimedia, el Xperia M2 resulta un teléfono relativamente todoterreno. A pesar de que Sony sigue fiel a su capa de personalización, el rendimiento de Android es bastante fluido, en parte por las mejoras introducidas en la versión KitKat. Los juegos habituales funcionan con total fluidez, y solo los títulos más exigentes pueden hacer necesario reducir el nivel de detalle para disfrutar de la agilidad propia de una videoconsola.

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El mayor problema que se puede encontrar en el Xperia M2 es que la interfaz de Sony está empezando ya a acusar su edad. Aunque bien elaborada y en desarrollo continuo, como demuestran las numerosas notificaciones aparecidas durante el periodo de prueba para avisar de la aparición de actualizaciones, su estética, repleta de reflejos, animaciones y transparencias, choca bastante con las actuales tendencias hacia el diseño plano y minimalista.

Y no solo eso: se siente viejo. Sony lleva ya unos cuantos años sin modificar de forma significativa la estética de su capa de personalización, hasta el punto de que ya ha pasado la barrera de la familiaridad y se adentra en lo directamente añejo. Va siendo hora de aportar una dosis de frescura.

Aunque agradable a la vista y de comportamiento fluido, la interfaz de Sony comienza a aquejar el paso del tiempo y hace que el M2 se sienta extrañamente clásico frente a sus últimos rivales

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con una autonomía de 2.300 mAh, la batería del Xperia M2 puede aguantar razonablemente hasta cerca de dos días con un uso moderado de Internet y las principales redes sociales funcionando de fondo.

Si se activan las funciones de ahorro de energía, que inhibe las características de conectividad y el GPS, es posible estirar su autonomía aún más. No es sin embargo un teléfono apto para viajeros, puesto que la batería se encuentra encapsulada en el chasis y no puede ser sustituida por otra nueva en cualquier momento.

Una cámara para salir del paso

Cada vez que Sony lanza un nuevo teléfono de marcado enfoque fotográfico los datos de su sensor Exmor son sacados a relucir no ya solo en los clásicos comunicados de prensa, sino incluso en carísimos viajes organizados para demostrar a la prensa las capacidades de sus cámaras. Si el fabricante japonés ha guardado silencio en lo relacionado con la cámara del Xperia M2, por tanto, se podría intuir ya de entrada que ésta no es especialmente reseñable. Y no nos equivocaríamos de hacerlo.

Dotado con un sensor de 8 megapíxeles y un flash de tipo LED, la cámara de este teléfono de carácter generalista no resulta sorprendente en nada que no sea el elevado nivel de ruido introducido en las imágenes que captura.

Un comportamiento rápido y las abundantes opciones de configuración habilitadas por Sony se ven empañados por la elevada presencia de ruido en las fotografías tomadas por el Xperia M2

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya sea a 3104 x 1746 o a 3264 x 2448 píxeles de resolución, la cámara del Xperia M2 llama la atención por la cantidad de artefactos presentes en sus fotos, hasta el punto de que algunas imágenes pueden perder una importante cantidad de detalle, por ejemplo en el caso de árboles y edificios con fachadas ornamentadas. A esto cabe añadir unos desenfoques que transmiten una inevitable sensación de artificialidad.

El modo Superior Automático, curiosamente, no parece tener mucho sentido en el Xperia M2. Así como en el Xperia Z2 permite mejorar las fotografías modificando valores como la sensibilidad para obtener imágenes más luminosas y agradables -que la calidad final sea realmente superior puede ser discutible-, en su hermano pequeño no parece hacer otra cosa que fijar la resolución de captura a 3104 x 1746 píxeles de resolución y bloquear las opciones de configuración. La calidad de imagen parece ser en todos los casos la misma.

Muestras: 8 MP
Fotografías realizadas con un Sony Xperia M2
fotografías realizadas con un sony xperia m2
fotografías realizadas con un sony xperia m2
fotografías realizadas con un sony xperia m2
fotografías realizadas con un sony xperia m2
fotografías realizadas con un sony xperia m2
fotografías realizadas con un sony xperia m2

Como es costumbre, Sony ha introducido una gran cantidad de filtros y complementos en el software de cámara, desde tintados retro o el conocido efecto HDR hasta aplicaciones de realidad aumentada para introducir objetos virtuales y pegatinas.

La captura de vídeo es de hasta 1920 x 1080 píxeles de resolución, y quien esté buscando un teléfono para sacar el selfie de su vida, deberá tener en cuenta que el sensor frontal de este Xperia M2 es de tipo VGA.

Eficaz, bonito y asequible

Con un rendimiento exactamente donde le corresponde, un diseño refinado y un precio que supera por poco los 200 euros, el Sony Xperia M2 es uno de los teléfonos de gama media más interesantes y equilibrados del mercado. Lo cual no quiere decir que sea redondo. Sus fallos son patentes, aunque por fortuna no llegan a definirle. Otros teléfonos no pueden decir lo mismo. Lo curioso es la forma en la que Sony logra salvar el tipo.

sony xperia m2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lejos de ser perfecto, el Xperia M2 puede presumir de ser un digno representante de las tres bes: bueno, bonito y barato

A pesar de que su pantalla de resolución qHD ha quedado sobradamente superada por el Moto G, sin duda convertido en el rival a batir, por ángulos de visión y calidad general se impone frente a la mayoría de sus rivales, y aunque su batería no es desmontable ni parece a priori especialmente grande, el Xperia M2 ha demostrado ofrecer una autonomía bastante elevada. La cámara es sin duda su mayor punto flaco, especialmente en un terminal que bebe directamente del muy capaz Xperia Z2.

Habida cuenta de su precio, el Xperia M2 es un teléfono muy competitivo. Los hay más baratos, pero con la salvedad del mencionado Moto G, que peca de un diseño mucho más anodino -y que hace uso de una ROM Android desnuda, un punto éste que cada usuario valorará de un modo distinto-, cuesta encontrar un modelo más agradable dentro de su horquilla de precios. Simplemente, el Xperia M2 convence.

Productos relacionados (1)
3
Comentarios
Cargando comentarios