Actualidad

Sam Mendes y Daniel Craig se resisten a usar teléfonos de Sony en el próximo film de James Bond

1

Filtraciones publicadas por WikiLeaks revelan que el director y el actor protagonista de la próxima película de 007 se niegan a usar un Xperia

Daniel Craig en "Spectre", cuyo estreno está previsto para el próximo 6 de noviembre. Foto: MGM / 20th Century Fox / Columbia Pictures
27
ABR 2015

James Bond solo quiere lo mejor, y lo mejor no es un Xperia. Así de tajante se manifestó el cineasta Sam Mendes a las altas esferas de Sony Pictures cuando se le propuso utilizar uno de los smartphones del conglomerado japonés en la próxima película de 007, "Spectre", de acuerdo con filtraciones publicadas por WikiLeaks.

La organización hacktivista ha obtenido y organizado miles de correos electrónicos internos de Sony filtrados durante el ataque sufrido el año pasado por la división cinematográfica de la compañía. La publicación de estos documentos por parte de WikiLeaks pretende revelar los lazos políticos entre Sony Pictures y el Partido Demócrata estadounidense, así como sus intentos por impulsar iniciativas comerciales como el polémico TTIP.

Algunos de estos mensajes revelaban el diseño conceptual del que podría ser (o haber sido) el próximo estandarte telefónico de la casa, pero ahora, gracias a la base de datos de WikiLeaks, ha sido posible descubrir que ni el director Sam Mendes ni el actor Daniel Craig estaban por la labor de utilizar un teléfono móvil de Sony en "Spectre".

A pesar de que Sony Pictures y Sony Mobile forman esencialmente parte del mismo grupo, ambas divisiones funcionan como compañías independientes. De acuerdo con las filtraciones, Sony Mobile estaba dispuesta a pagar 18 millones de dólares en concepto de publicidad, 5 millones adicionales que serían aportados al presupuesto de producción y otros 5 para Daniel Craig por usar uno de sus teléfonos.

Craig y Mendes rechazaron la oferta puesto que "James Bond solo usa lo mejor, y en sus mentes el teléfono de Sony no es el mejor". Tanto Sony Pictures como Sony Mobile trabajaron para establecer un acuerdo beneficioso para ambas partes, pero no está claro si finalmente lograron su objetivo.

El poder del product placement

Carismático como pocos personajes del celuloide, James Bond es una máquina de imprimir dinero desde sus mismos orígenes. La relación entre las grandes marcas y el agente secreto solo se ha estrechado con el paso de los años, hasta el punto de que sus últimas películas se han convertido en auténticos spots para las marcas dispuestas a pagar por el honor de tomar parte en sus aventuras.

Audi, Omega, Tom Ford y Jaguar son algunas de las grandes firmas que se han beneficiado del product placement en las películas de la serie 007. También Sony, que desde los tiempos de su unión con Ericsson se ha dejado ver a través de sus teléfonos móviles, ordenadores portátiles y cámaras de fotos. Precisamente la firma nipona proporcionó a James Bond su último teléfono móvil, un Xperia T utilizado en "Skyfall", en 2012.

A pesar de la estrecha relación entre Sony Pictures y Sony Mobile, Samsung podría ser la compañía que se habría llevado el gato al agua. De acuerdo con un correo electrónico fechado el 15 de octubre de 2014, el gigante surcoreano habría realizado una oferta que incluiría una inversión de 50 millones de dólares en publicidad cruzada.

Esta no sería la primera vez que Samsung paga para aparecer en un éxito de taquilla, puesto que la compañía recientemente logró colocar varios productos reales y ficticios en "Vengadores: la era de Ultrón".

1
Comentarios
Cargando comentarios