Actualidad

Sony sitúa en 5.000 euros el precio en España de su televisor OLED de 11 pulgadas

 
6
FEB 2009
Joan Piella   |  Madrid

El primer televisor OLED del mundo, el XEL-1, ya está entre nosotros. De ello se hicieron eco representantes de Sony España durante una presentación celebrada en Madrid esta semana en la que desgranaron sus asombrosas prestaciones y confirmaron su no menos sorprendente precio: 5.000 euros, más del doble de lo que cuesta en Estados Unidos. La versión europea del dispositivo incorpora -por cierto- dos altavoces más.

Desde que se anunciósu comercialización en Japón a finales de 2007, el XEL-1 de Sony ha llenado páginas y páginas de diversos medios especializados de todo el mundo. Y no es para menos: se trata del primer televisor con tecnología OLED en ser comercializado.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Tras su estreno nipón y su posterior aterrizaje en Estados Unidos en enero de 2008, este verano se confirmaba que llegaría a Europa. Ahora, tras meses de espera, ya lo hemos podido ver y tocar en España, concretamente durante la presentación para la prensa que este miércoles organizó Sony en Madrid.

Entre otros datos, los representantes de la firma confirmaron que el precio de lanzamiento del producto en este país asciende hasta los 5.000 euros, una cifra que no deja indiferente si tenemos en cuenta que el mismo XEL-1 está disponible por 2.500 dólares (unos 2.000 euros al cambio) en Estados Unidos.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)
Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Descoloca asimismo la diferencia de precio del mismo televisor en el Reino Unido, que se sitúa en unas 3.500 libras (unos 4.000 euros), y en Alemania, donde los usuarios deberán pagar hasta 5.700 euros para llevarse el OLED de Sony a casa.

¿Qué hay de nuevo?
Como novedad exclusiva -por ahora- de la versión europea del XEL-1, nos encontramos, según explicó el ingeniero de Sony José Luis Munar, con dos "tweeters" ocultos en la pantalla que potencian su capacidad sonora.

Foto: Joan Piella (Quesabesde)
José Luis Munar, ingeniero de Sony, pormenorizó todos los aspectos técnicos del primer televisor OLED de Sony.

La segunda novedad consiste en los bioplásticos respetuosos con el medio ambiente que se han utilizado para crear la parte posterior del soporte del televisor y su control remoto. Sony no explicó si el uso de estos materiales responde al cumplimiento de las normativas medioambientales de la Unión Europea.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Se ha hablado largo y tendido sobre las especificaciones técnicas del XEL-1. Se trata, en pocas palabras, de un televisor de 11 pulgadas con una resolución de 960 x 540 píxeles y un sintonizador para la televisión digital terrestre preparado para la alta definición (H.264), pese a que la pantalla que incorpora no es HD.

Futuro contrastado
El elemento más destacable del XEL-1 es, por supuesto, la tecnología OLED, que brinda una reproducción de colores y un contraste pocas veces vistos en otros televisores LCD o de plasma de gama alta. Ver el XEL-1 en funcionamiento es una maravilla, aunque sea en una diminuta pantalla de 11 pulgadas y de tan sólo 3 milímetros de grosor.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

Su tiempo de respuesta es instantáneo, de modo que no existen los súbitos saltos de imagen ni el temido efecto fantasma presente en los LCD de gama baja (e incluso en algunos de supuesta gama alta). Por supuesto, el temido efecto de pantalla quemada de los plasmas tampoco afecta a este televisor OLED.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

El contraste dinámico del XEL-1 se sitúa en 1.000.000:1, y probablemente por vez primera y después de verlo en pleno funcionamiento, no nos cuesta confiar en la validez de las cifras dadas en este sentido.

No apto para todos los públicos
El XEL-1 no es un televisor para el gran público, nos comentaba Albert Gracia, responsable de la división Flat TV y Home Video de Sony. De ahí que la firma nipona probablemente no tuviera mucha prisa por sacarlo antes de las pasadas Navidades.

No hay que olvidar tampoco que su diagonal se limita a las 11 pulgadas, y que no es sustituto todavía de un buen proyector o un plasma de 50 pulgadas para disfrutar de una buena sesión de cine en casa.

Sony XEL-1
Sony XEL-1
Foto: Joan Piella (Quesabesde)

De ello son conscientes en Sony, y el XEL-1, más que un dispositivo que pueda dar grandes beneficios, es un primer paso hacia la propagación de la tecnología OLED.

El OLED ha llegado, y esperemos que sea para quedarse, pero le llevará tiempo recuperar el terreno ganado por el LCD y el plasma. Aun así, visto el rendimiento que ofrece, debería ser el sustituto de las dos tecnologías principales del momento, que ya ahora huelen a caducas.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar