Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Crónica

La fotógrafa enamorada de la realidad

2

Asistimos en Londres a la entrega de premios de los Sony World Photography Awards, con Mary Ellen Mark y William Klein como invitados de lujo

5
MAY 2014
Iker Morán | Londres

Pero, ¿los Sony World Photography Awards no se habían anunciado ya hace semanas? Seguro que más de uno estaba convencido de ello. Un despiste más que justificado teniendo en cuenta el goteo de noticias sobre finalistas y ganadores -por países o categoría- que la organización había ido dosificando durante el último mes. Pero no, en realidad fue el jueves pasado cuando se desveló la lista oficial de premiados en Londres. Así que hasta allá nos fuimos con nuestra mejor pajarita y todo, of course.

Una ceremonia con centenares de invitados, prensa de todo el mundo, muchas copas y cubiertos sobre la mesa. En definitiva, todo lo bueno y lo malo de una entrega de premios. Detalles al margen –ese tinto hay que mejorarlo-, de lo que se trataba era de festejar la fotografía.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El año pasado ya usamos el mismo discurso, pero desgraciadamente sigue siendo válido: si algo hace falta entre tanta mala noticia para la industria y la profesión es un poco de alegría. Así que un par de brindis por ello nunca vienen mal.

Con 14 categorías, estos premios anuales suponen un buen recorrido por lo mejor que se ha hecho en los últimos doce meses en casi todas las áreas. Lo mejor con todas las comillas que siempre hay que ponerle a cualquier premio, porque seguro que ahí fuera hay un montón de trabajos excelentes que se quedan sin ningún reconocimiento. Malos tiempos para el sector, buenos para la fotografía. Otro tópico al que es fácil recurrir.

sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Mary Ellen Mark durante la ceremonia de entrega de los Sony World Photography Awards y firmando libros (unas horas antes).

La norteamericana Sara Naomi Lewkowicz fue -por usar el lenguaje habitual de los premios- la triunfadora de la noche al hacerse con el premio en la categoría de actualidad y el máximo reconocimiento: el denominado L’Iris d’Or. Una decisión más que aplaudida y a la que cabe poner pocos reparos. Su reportaje sobre la violencia doméstica en Estados Unidos ya obtuvo un World Press Photo en la última convocatoria, y sin duda tiene todavía mucho recorrido por delante. Imágenes entre lo duro y lo cotidiano que retratan este drama desde dentro.

La realidad. De eso se trata, comentaba por la mañana Mary Ellen Mark, invitada de honor de la ceremonia durante la rueda de prensa. Aunque su nombre igual pilla a alguno despistado, sus fotos son fáciles de reconocer. Figuran en cualquier recorrido fotográfico por el siglo XX y su nombre –menos mediático tal vez que otros- aparece siempre al hablar de grandes retratistas.

sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
El reportaje de Sara Naomi Lewkowicz sobre la violencia de género (arriba) y la foto premiada del español Rafael Gutiérrez Garitano.

“La realidad me sigue enamorando”, apuntaba Mark ante la prensa. Ella sigue disparando con película, responde cuando alguien le hace la consabida pregunta. Y pone cara de que ni siquiera se ha planteado lo contrario. Ni piensa hacerlo. Firma libros y posa frente a la pared en una improvisada y urgente sesión de retrato que, por momentos, parece un fusilamiento. La retratista retratada ante el pelotón de cámaras digitales, pensamos al apretar el disparador. Ésta tiene que ir en blanco y negro, decidimos sobre la marcha.

A William Klein se le ve más cómodo ante las cámaras esa misma noche a la salida de la gala mientras posa sonriente con alguno de los invitados que no quiere irse de allí sin una foto con otro de los grandes. A sus 86 años sigue en forma. Tanto como para atreverse -a estas alturas- con su primer trabajo en digital: un libro con coloridas imágenes de Brooklyn realizado en colaboración con Sony, principal patrocinador de estos premios.

sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Contar algo es la clave de una imagen, reivindicaba Mary Ellen Mark. Alguien recordaba entonces que su obra se mueve ya más en círculos artísticos que en medios de comunicación. ¿Ya no hay espacio para contar? Igual por eso la foto de Rafael Gutiérrez Garitano –ganador español en la categoría por países- está hecha durante un viaje organizado por su cuenta por el Sáhara. Trabaja en un diario, pero este tipo de proyectos y reportajes se quedan para las escapadas personales, nos cuenta durante la cena.

¿Serán los medios o será que nosotros mismos a ratos nos cansamos de esa realidad que nos golpea? Tal vez por eso se lleva tantos aplausos el trabajo de Sophie Gamand, primer premio en la categoría de retratos. Sus divertidas instantáneas de perros son, con diferencia, las que más entusiasmo despiertan durante la velada. Cuando dejemos de reír tal vez deberíamos preguntar qué ha ocurrido para que nos parezca normal que un reportaje así –sin duda complejo y con mucho mérito- gane un premio de retrato.

sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Una de las fotos del aplaudido trabajo de retratos caninos de Sophie Gamand.

A lo mejor es un efecto secundario de esa sobredosis de fotos de animales divertidos que recopilan los BuzzFeed del mundo. Sin siquiera citar el autor, debería añadir alguien ahora. A lo mejor por eso, por Instagram y sus filtros, la foto que gana en la categoría abierta –elegida entre 65.000 presentadas- es una instantánea hecha en el momento y el lugar perfectos, pero estropeada a base de filtros y retoque. La realidad es a veces oscura, pero no tienes las esquinas ensombrecidas. Pero que tire la primera piedra el que esté libre de viñeteo.

Horas antes de la gala tenemos la suerte de poder recorrer casi en solitario la exposición con las imágenes ganadoras y los finalistas que se abrirá al día siguiente. Allí están las fotos de Viviana Peretti –su trabajo sobre drag queens en Bogotá es de lo mejor de esta edición-, los reportajes de deporte de John Quintero y Yongsheng Zheng –que nos convencen más que el ganador- o los anodinos paisajes que a Roei Greenberg le han valido un primer premio.

sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
sony world photography awards
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además, también ocupan un lugar destacado un breve recorrido por la obra de Mary Ellen Mark y las instantáneas de Klein por Brooklyn, así que quienes anden por Londres hasta el 18 de mayo deberían acercarse por el Somerset House.

En la entrada les recibirá una copia de gran formato en blanco y negro que juega con el movimiento, la repetición y lo abstracto. Es parte del trabajo de Hao Li, segundo ganador en la categoría conceptual. Nos gusta. Tal vez deberíamos empezar a preocuparnos.

2
Comentarios
Cargando comentarios