Actualidad

Sony valora desprenderse de sus televisores y teléfonos, según fuentes de la industria

7

La cúpula directiva admite que no hay ninguna división imprescindible y estaría buscando posibles socios o compradores para las antiguas joyas de la corona

Sony Xperia Z3
Sony Xperia Z3
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Xperia Z3 es el actual abanderado de Sony en telefonía móvil.
14
ENE 2015

Trimestre tras trimestre, las cuentas de Sony muestran una realidad tozuda como siempre: el mercado de la electrónica de consumo ha dado la espalda al gigante japonés. Más allá de sus exitosas videoconsolas y ciertos productos donde su renombre todavía se corresponde con unas buenas ventas, Sony se encuentra ante la complicada tesitura de que ya son pocos los consumidores atraídos por sus antiguos productos estrella. Ha llegado el momento de tomar medidas drásticas.

Según fuentes internas consultadas por Reuters, Kaz Hirai, máximo responsable de la multinacional nipona, se ha mostrado finalmente abierto a vender o establecer alianzas con otras compañías a fin de dar salida a las divisiones encargadas de la producción de televisores y teléfonos móviles.

Este cambio de parecer habría tenido lugar después de que Hirai haya reducido por sexta vez su previsión de ingresos, que según los últimos datos facilitados por Sony se saldará con unas pérdidas anuales de 1.615 millones de euros. Gran parte de este descalabro se puede atribuir a la división de telefonía móvil, que ha sorprendido a la compañía con unas ventas inferiores a lo esperado.

De acuerdo con la agencia de noticias, que señala a empleados con conocimiento directo de las posibilidades que se barajan en estos momentos en las más altas esferas de Sony, el atribulado gigante japonés reconoce que "no hay negocio que dure para siempre", y que no hay segmento que Sony no pueda abandonar si así lo exigen las circunstancias.

Entre la espada y la pared

A pesar de que durante largos años los televisores han sido la joya de la corona de Sony, el empuje de los fabricantes surcoreanos ha causado graves daños en la línea de flotación de una compañía que siempre se preció de ser una de las referencias en el desarrollo de aparatos de entretenimiento doméstico. Sony intentó establecer una alianza con Panasonic para desarrollar televisores OLED de gama alta, pero esta apuesta no llegó a buen puerto.

Igualmente, sus otrora extendidos teléfonos móviles han fracasado en el cometido de cosechar las ventas esperadas a pesar de haber sido objeto de importantes inversiones en investigación y desarrollo. La situación es especialmente negativa después de que la gama Xperia desapareciera virtualmente de Estados Unidos, dejando sus ventas internacionales en el complicado mercado europeo.

Como Panasonic, que ha logrado capear su particular crisis tras cancelar sus afamados televisores de plasma y reorientar su negocio hacia sistemas de visualización profesionales, Sony piensa centrarse en los productos de mayor éxito para sacar a flote a la compañía. Junto a las videoconsolas, el diseño y la producción de sensores fotográficos es uno de sus negocios más boyantes, en parte gracias a sus ventas a los fabricantes chinos de teléfonos móviles.

Etiquetas
Fuentes y más información
7
Comentarios
Cargando comentarios