• Sony Tablet P: primeras impresiones
  • Samsung Galaxy Tab 7.7: primeras impresiones
Prueba de producto
LA ALTERNATIVA DE SONY AL IPAD

Sony Tablet S: primeras impresiones

 
7
SEP 2011
Álvaro Méndez / Lucas Laó   |  Berlín / Barcelona

No participa de la moda de los tablets ultradelgados, pero el diseño algo grueso de este Sony Tablet S viene acompañado de un característico perfil en el que la principal beneficiada es la ergonomía. Dotado de un puerto de infrarrojos para convertirse en un improvisado mando a distancia universal, este tablet con pantalla de 9,4 pulgadas se presenta con una gama de precios en la línea de la del iPad, con quien pretende competir apostando por Android y los servicios propios de Sony.

Si el Tablet P de Sony nos ha parecido realmente raro, en el caso de este Tablet S podríamos hablar más bien de un equipo sencillamente algo distinto a lo acostumbrado. Y es que, aunque no renuncie a ciertas peculiaridades, su formato con pantalla de 9,4 pulgadas y 1280 x 800 píxeles sigue el estilo habitual en los tablets.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Sony Tablet S junto a su compañero de familia del Tablet P (imagen superior) y una vista de su curioso perfil.

En este caso el diseño no le pone trabas a la interfaz gráfica de Android Honeycomb ni a las aplicaciones de Android Market, sino que opta por un perfil cuyas caprichosas formas proporcionan cómodos agarres laterales e inclinan levemente la pantalla cuando el dispositivo reposa sobre una superficie plana. Algo que ayuda a mejorar la experiencia de manejo del teclado QWERTY virtual, como hemos tenido ocasión de comprobar en el estand de Sony en la berlinesa feria de IFA.

Plegado, que no plegable

Sony está apostando por la curva como signo de distinción de sus tablets, pero en esta ocasión sin partes móviles. Aunque de frente pueda parecer un dispositivo de formato monobloque como cualquier otro, basta girar un poco el Tablet S para percatarse de su peculiar silueta, que recuerda a la de un bloc de notas con una página doblada hacia atrás por su parte posterior.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
En el hueco del lateral derecho del Tablet S se esconden el habitual control de volumen y el botón para encender o apagar tanto la pantalla como el equipo.

Como resultado, el agarre del equipo es bastante cómodo (especialmente en posición apaisada), ya que además la parte trasera tiene un acabado rugoso para mejorar la adherencia.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La contrapartida está en que su grosor se dispara muy por encima de la media de este segmento de mercado (sus dimensiones completas son de 241,2 x 174,3 x 20,6 milímetros), si bien el peso se queda en 598 gramos (625 en el caso de la versión con 3G).

Honeycomb sin grandes alteraciones, pero con añadidos

Más allá del estilo de la pantalla de bloqueo y los iconos de acceso directo, Sony ha respetado prácticamente a rajatabla el aspecto de la interfaz gráfica de Android Honeycomb.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De momento, eso sí, sólo la edición con 3G tiene acceso a prestaciones de la versión 3.2 del sistema operativo de Google como el zoom para aplicaciones, ya que los modelos que sólo disponen de Wi-Fi se quedan en la versión 3.1, como explicó la propia Sony al anunciar los precios y la disponibilidad de sus tablets la semana pasada en Berlín (aunque no deberían tardar demasiado en ponerse al día).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Al Sony Tablet S no le faltan ni el historial de aplicaciones ni otros elementos habituales en la versión de Android especialmente pensada para tablets.

Como ya comentamos en nuestra primera toma de contacto con el Tablet P, su "hermano mayor" también tiene acceso a la plataforma de e-books Sony Reader y a los servicios de "streaming" multimedia de la compañía nipona (Music Unlimited y Video Unlimited), así como a las adaptaciones de videojuegos clásicos de la saga de videoconsolas PlayStation.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los controles clásicos de PlayStation aparecen a ambos lados de la pantalla en videojuegos como "Crash Bandicoot".

Esta vez, eso sí, se opta por las cantidades de almacenamiento acostumbradas en los tablets (16 y 32 GB) y la ampliación de memoria se basa en tarjetas SD Card, y no en su variante microSD.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Sony Tablet P puede grabar vídeo a 720p con su cámara de 5 megapíxeles y sacarle partido a aplicaciones de videollamada con su captor frontal VGA.

Aunque haría falta probarlo con mayor detenimiento para ver si su comportamiento es estable en el día a día, la soltura gráfica del Tablet S es bastante satisfactoria. Algo de esperar en un dispositivo equipado con 1 GB de RAM y un chip Nvidia Tegra T20, procesador de doble núcleo a 1 GHz incluido.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sobre esta base, Sony se ha preocupado por convertir su Tablet S en una alternativa especialmente interesante para relacionarse con otros dispositivos, especialmente los que suelen estar en el salón de casa.

Un tablet muy doméstico

No es una prestación para nada novedosa en el mundo de la electrónica de consumo en general, pero sí en el de los tablets en particular: el Tablet S lleva un puerto de infrarrojos que le permite actuar como mando a distancia universal de televisores, reproductores de sobremesa y otros dispositivos de salón, mostrando para ello en pantalla una serie de botones virtuales.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en el estand de Sony en IFA sólo hemos podido verlo interactuando con dispositivos de la propia compañía (como algún que otro televisor Bravia), ésta sostiene que es compatible con dispositivos de todas las marcas, incluyendo modelos antiguos de la época del tubo de rayos catódicos.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más moderna es la tecnología empleada para convertir el Tablet S en centro de gestión del ocio multimedia del salón, ya que puede mover fotos, vídeos y música entre equipos montados en una red inalámbrica doméstica siguiendo el estándar DLNA. Todo ello a través de una interfaz que a priori parece lo suficientemente intuitiva.

Teniendo en cuenta estas virtudes y que el grosor del dispositivo hace que ocupe más espacio de la cuenta al llevarlo en una cartera o mochila, quizás las versiones que sólo tienen conexión Wi-Fi puedan ser las que más atractivas le resulten al usuario. Con todo, Sony también tiene lista una edición con 16 GB y conectividad 3G que requiere un desembolso de 600 euros.

Sony Tablet S
Sony Tablet S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todas salen a la venta este mismo mes de septiembre, pero sin duda la que más cara pueden plantarle al dominio del iPad son las versiones sólo con Wi-Fi, cuyos precios (480 euros para la de 16 GB y 580 euros en el caso de la de 32 GB) son exactamente los mismos que los de sus equivalentes en el catálogo actual de tablets de Apple.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar