• Samsung NX200: toma de contacto y muestras
  • Sony Tablet S: primeras impresiones
Prueba de producto
UN TABLET PLEGABLE

Sony Tablet P: primeras impresiones

 
7
SEP 2011
Álvaro Méndez / Lucas Laó   |  Berlín / Barcelona

Los más ortodoxos lo mirarán con algo de recelo, pero por lo menos es un concepto diferente al de la inmensa mayoría de tablets. No en vano, su diseño plegable con dos pantallas de 5,5 pulgadas le ha servido al Tablet P para llevarse gran parte del protagonismo en el estand de Sony en IFA. Tras echarle el guante durante unos minutos en la feria berlinesa, eso sí, lo cierto es que los pros y los contras de este atrevido formato florecen casi por igual y resulta difícil vaticinar qué tal le irá en lo que a ventas se refiere.

Por diseño, concepto e incluso denominación, es inevitable fijarse en el Sony Tablet P y no acordarse de aquel netbook caro y de estilo sofisticado que se hacía llamar Vaio P. Una comparación no muy halagüeña debido al poco éxito de dicho dispositivo en el mercado, como argumentábamos después de que la compañía japonesa desvelase sus tablets el pasado mes de abril.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Desde entonces, y además de renunciar a su denominación original (S2), Sony también ha aclarado un par de puntos que no deben pasar desapercibidos para imaginarse la filosofía con la que se ha planteado este curioso dispositivo. Por un lado, cuenta con el almacenamiento integrado mínimamente imprescindible (4 GB) y se puede ampliar mediante tarjetas microSD, viniendo una de 2 GB ya preinstalada.

Por otra parte, y si bien el usuario no está obligado a hacerse con una tarjeta SIM para navegar por Internet con él, el Tablet P dispone tanto de conexión Wi-Fi como de 3G. Así pues, aunque los datos del mercado de los tablets dicen que se venden mucho más las versiones "Wi-Fi only", Sony parece dispuesta a correr el riesgo con un tablet pensado para estar siempre conectado y nutrirse de los contenidos de sus servicios en la nube.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este sentido, no conviene olvidar que el Tablet P tiene acceso a servicios de "streaming" de música y vídeo (Music Unlimited y Video Unlimited), a la tienda de e-books Sony Reader y a los mismos videojuegos que el smartphone Sony Ericsson Xperia Play, con el que comparte la certificación PlayStation (de ahí la presencia en su parte trasera de los iconos que suelen lucir los botones de acción de la popular familia de videoconsolas).

Un tablet casi de bolsillo

Puede que Sony se haya complicado un poco la vida con el diseño de su Tablet P. Pero las cosas como son: cuando está cerrado, el dispositivo es mucho más cómodo de transportar que cualquier otro tablet. De hecho, y aunque no estará disponible hasta dentro de un par de meses, algunas tiendas ya lo promocionan como un equipo perfecto para llevar en el bolso.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, esta vez Sony no se ha empeñado en mostrarlo sobresaliendo claramente del bolsillo trasero de un pantalón como sí hizo con el citado Vaio P. Y eso ya es un avance por parte de la firma nipona en lo tocante al respeto hacia la inteligencia de los potenciales compradores de este Tablet P, que a pesar de su buena portabilidad no deja de ser un dispositivo más grande que una PSP de las antiguas y notoriamente más pesado (372 gramos).

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Las dimensiones del Sony Tablet P en posición cerrada son de 180 x 79 x 28 milímetros y se convierten en 180 x 158 x 14 milímetros cuando separamos completamente las pantallas.

Aunque el plástico es el material predominante, la carcasa está estupendamente bien construida y el equipo se sostiene cómodamente entre las manos. Y las bisagras que unen las dos pantallas cumplen con el complicado equilibrio de permitir juntarlas y separarlas de forma suave sin que la posición elegida en cada momento ceda sobre la marcha, incluso sometiendo al equipo a movimientos algo bruscos.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Además de la cámara de resolución VGA situada en el frontal, el Sony Tablet P dispone de un captor trasero de 5 megapíxeles capaz de grabar vídeo a 720p (aunque sin flash integrado).

Aunque el acabado curvado puede resultar visualmente bastante seductor, eso sí, quizás Sony podría haber contenido algo más el grosor. De todas formas, los mayores "peros" del dispositivo los aportan su formato con dos pantallas táctiles al más puro estilo Nintendo DS, ya que a veces no se lleva excesivamente bien con Android.

Android partido por dos

De entrada, y si bien conviene destacar que el contenido de las pantallas se sincroniza a la perfección en todo momento, la ligera separación física entre ambas rompe un poco la harmonía visual de la interfaz gráfica de Android Honeycomb, incluida en el equipo en su última versión 3.2.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto se hace notar sobre todo en aplicaciones donde el "scroll" vertical es una herramienta de uso muy asiduo, como el mismo navegador web. Teniendo en cuenta estos inconvenientes es hasta comprensible que la interfaz no se reoriente al girar el dispositivo, aunque sí que hay programas que trabajan en vertical como el lector de e-books, que aprovecha el peculiar diseño del Tablet P para mostrar una página en cada pantalla como si de un libro se tratase.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
A pesar de los inconvenientes señalados en el navegador web, en esta aplicación se propone la interesante solución de mostrar el teclado QWERTY virtual en la pantalla inferior para mecanografiar, como si el Sony Tablet P fuese un miniportátil.

Las principales perjudicadas, en cualquier caso, son las aplicaciones que descarguemos de Android Market. Los videojuegos de manejo táctil y pensados en panorámico, como "Angry Birds" o "Fruit Ninja", prescinden por completo de la pantalla inferior, ya que cada uno de los dos paneles del Sony Tablet P tiene una resolución de 1024 x 480 píxeles y al combinarse entre sí crean una improvisada ventana de formato prácticamente cuadrado.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cosa se armoniza cuando entran en juego las aplicaciones creadas por la propia Sony para aprovechar las pantallas duales de este tablet. Sucede por ejemplo con el reproductor de vídeo, que muestra arriba el contenido y debajo los controles (la pega de esto es que el espacio de la reproducción es inferior al del resto de tablets del mercado).

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Usando cualquiera de las dos cámaras, en cambio, la pantalla inferior sirve para encuadrar mientras que en la superior se previsualizan las últimas fotos tomadas.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El rendimiento gráfico de los videojuegos se sustenta sobre un chip Nvidia Tegra T20 con procesador de doble núcleo a 1 GHz.

Y por supuesto esta dualidad también se cumple en los videojuegos, de forma que podemos controlar clásicos del género como "Crash Bandicoot" con botones táctiles del carácterístico estilo PlayStation.

Sobredosis de distinción
Aunque puedan parecer sinónimos, no es lo mismo ser distinto que raro. Y en el caso de este Tablet P, el afán de Sony por distinguirlo del resto de tablets del mercado ha sido tal que ha acabado convirtiéndolo en una auténtica rareza. Tanto para lo malo ("que se comporta de un modo inhabitual", dice la RAE en su primera acepción de este vocablo) como para lo bueno ("extraordinario, poco común o frecuente", reza la segunda).

Es por ello que este dispositivo puede despertar sin duda el interés de cierto tipo de usuarios, aunque nos tememos que no necesariamente de un público mayoritario. En otras palabras: quien se lo compre no lo hará porque esté interesado en hacerse con un tablet y baraje varias opciones, sino porque quiere este tablet en concreto desde el principio.

Sony Tablet P
Sony Tablet P
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De todas formas, tampoco es que a Sony le vaya a importar mucho si este dispositivo logra unas ventas discretas (los amantes de lo sofisticado podrán hacerse con él desde el próximo mes de noviembre por 600 euros), ya que su apuesta por un tablet más convencional la representa el Tablet S, que también ha dejado verse en IFA.

Fuentes y más información
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar