Actualidad

Sony se propone convertir su nuevo Reader Wi-Fi en el Kindle europeo

 
1
SEP 2011

Aún no está lista su tienda de e-books, pero el Sony Reader WI-FI PRS-T1 tendrá un precio ajustado, una gran autonomía y una pantalla muy bien dotada tanto en calidad de visionado como en virtudes táctiles. Sony ha anticipado durante el salón IFA de Berlín en qué consistirá su intento por cosechar en Europa un éxito similar al de Amazon en Estados Unidos, maniobra que comenzará el próximo mes de octubre.

Su pantalla de 6 pulgadas y 600 x 800 píxeles está abonada a las características de predecesores como el Sony Reader Touch PRS-650: tecnología Pearl en lo que se refiere a la tinta electrónica (con 16 niveles de grises) y un perímetro de sensores infrarrojos en la parte táctil, manejable mediante un estilete o con los mismos dedos, gestos multitáctiles incluidos.

Su diseño, que tiene acabados en blanco, negro y rojo e incluye una fila inferior de botones con los iconos clásicos de Android (aunque el sistema operativo de Google no está implementado con todas sus funciones habituales), presume de un grosor de 8,9 milímetros que rivaliza con el de las ediciones más delgadas de la saga Kindle, apuntándose Sony de este modo el tanto de la ligereza por los 168 gramos que pesa el Reader Wi-Fi.

Sony Reader Wi-Fi PRS-T1
Sony Reader Wi-Fi PRS-T1

El fabricante japonés cifra su autonomía en un mes (o tres semanas con la conexión Wi-Fi 802.11 b/g/n activa), basándose en que una sola carga basta para soportar 14.000 pases de página. Posee las herramientas de cualquier e-reader en términos de diccionarios, edición y marcadores, con la curiosidad de que lleva integrada la búsqueda de palabras en Google y la Wikipedia para obtener los resultados en forma de texto.

Por el resto, es compatible con los formatos habituales (EPUB, PDF y TXT incluidos), tiene 2 GB de almacenamiento integrado ampliables mediante tarjetas microSD y cuenta con una salida de 3,5 milímetros para auriculares con los que escuchar canciones en MP3. El precio, bastante competitivo teniendo en cuenta la media europea de este tipo de dispositivos, se sitúa en torno a los 170 euros.

Sobre estas credenciales, Sony prevé abrir este mismo año una tienda europea accesible por Wi-Fi para descargar directamente e-books al dispositivo, en lugar del sistema basado en la descarga desde el PC que emplean en España los predecesores de este Reader Wi-Fi. La Reader Store, eso sí, sólo tiene confirmada de momento su apertura en Alemania, Austria y Gran Bretaña, aunque la firma japonesa ha proyectado un desembarco progresivo por todo el viejo continente.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar