Actualidad

Sony estudia rebajar el precio de la PS3 para estimular su expansión en el mercado

 
1
FEB 2007

Aunque aún no ha tomado ninguna decisión en firme, Sony podría recortar el precio de la PlayStation 3 para potenciar sus ventas. Esta posibilidad, de la que ayer habló el vicepresidente de la compañía, se enmarcaría en el paquete de medidas que Sony está estudiando para encauzar el accidentado lanzamiento del formato Blu-ray.

Retrasos, recortes de unidades, costes de lanzamiento inesperados (sobre todo de transporte), gran éxito de la competencia (en particular de la Nintendo Wii)... El aterrizaje de la PlayStation 3 en el mercado está resultando complicado, y para invertir la situación, Sony prevé ejecutar una serie de medidas, entre las que podría considerarse una rebaja de su precio.

Así lo ha confirmado Takao Yuhara, vicepresidente de la compañía, en unas declaraciones a Associated Press. Sin ir más lejos, Yuhara asegura que el "el precio puede ser parte de la estrategia para expandir el mercado cuando sea el momento adecuado".

Sony PlayStation 3
Sony PlayStation 3

Para el gigante japonés, la PS3 es más que un producto destinado a competir en el mercado de las videoconsolas, puesto que también es uno de los baluartes de su apuesta más fuerte: el formato de alta definición Blu-ray, del que el dispositivo integra un lector.

Aterrizaje forzoso
El lanzamiento de la PS3 no está resultando nada fácil para Sony, que ha tenido que afrontar muchas dificultades desde que la videoconsola fuera estrenada en Japón y Estados Unidos el pasado mes de noviembre.

El contratiempo más mediático fue el obligado retraso del lanzamiento de la consola en todos los territorios PAL -en particular en Europa- hasta la primavera de 2007. Según la compañía, dicho retraso se debió a problemas de fabricación en torno a, precisamente, el lector Blu-ray.

La semana pasada, Sony fijaba como fecha definitiva para el desembarco del formato en todos los mercados del territorio PAL el 23 de marzo.

Sin embargo, la inauguración en Japón vino acompañada de un recorte de unidades (compensado, eso sí, con una rebaja en el precio exclusiva para el país asiático).

Asimismo, el lanzamiento en Estados Unidos supuso para la firma ciertos gastos extraordinarios derivados del transporte. Y es que para no afrontar más retrasos, el envío de las unidades se produjo por vía aérea.

La distribución mundial de la PS3 alcanzaba, a fecha 31 de diciembre de 2006, un total de 1,84 millones de unidades. Cifras que quedan lejos del objetivo inicialmente fijado de 6 millones de unidades comercializadas antes del 21 de marzo de 2007.

Competencia feroz
Otra de las claves es la competencia, que ha sido feroz. Destaca particularmente la Wii de Nintendo, de la que ya han sido distribuidas más de 3 millones de consolas y cuyo precio es muy inferior al de la PS3.

Cuando la videoconsola de Sony llegue a Europa costará 600 euros y es poco probable que se produzca en el corto plazo un descenso del precio.

Además, en opinión de muchos analistas, Sony podría estar perdiendo dinero con cada consola vendida a la espera de rentabilizar la inversión con la comercialización de videojuegos y el éxito del formato Blu-ray.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar