Actualidad

Las nuevas SLR de Sony aterrizan en Barcelona acompañadas de las Cyber-shot DSC-WX1 y TX1

 
17
SEP 2009
Iker Morán   |  Barcelona

"Novedades con sustancia." Así definieron los responsables de Sony España la remozada gama de cámaras compactas, réflex y videocámaras que, tras su presentación internacional en la reciente edición de IFA en Berlín, ayer mismo se dejaron ver por Barcelona. La tecnología Exmor-R de las nuevas Cyber-shot DSC-WX1 y TX1 ha compartido protagonismo con las recién aterrizadas A850, A550 y A500 y con el peculiar accesorio Party-shot, que promete convertirse en nuestro fotógrafo particular.

Cargada con todas las novedades que componen su gama para este otoño e invierno se presentó ayer Sony en el Camp Nou de Barcelona. Nada menos que tres Alpha (A850, A550 y A500) y dos Cyber-shot (DSC-WX1 y TX1) saltaron al terreno de juego tras su estreno en esta última edición de la feria IFA.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Las nuevas Sony A550 (izquierda) y A500.

Pese al trío de novedades réflex, los portavoces de Sony quisieron poner el acento en la tecnología CMOS Exmor-R implementada en algunas videocámaras Handycam y en las citadas WX1 y TX1.

Sony Cyber-shot DSC-WX1
Sony Cyber-shot DSC-WX1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un sistema que, tecnicismos al margen, da la vuelta a la estructura tradicional del captor para conseguir -según apuntaron desde Sony- doblar la sensibilidad de la cámara y mejorar su respuesta en condiciones de poca luz.

Aunque sin datos concretos sobre la posible llegada de esta tecnología a otros segmentos o incluso a sensores de mayor tamaño, desde la multinacional nipona sí se da por hecho que habrá nuevos modelos basados en captores retroiluminados Exmor-R.

"La mejor compacta en los últimos años"
Pese a que el divertido Party-shot, una base capaz de mover y controlar todos los parámetros de la cámara, fue el centro de muchas miradas, la WX1 se presentó como estrella de la jornada y buque insignia de la firma de cara a los próximos meses.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La Cyber-shot DSC-TX1 sobre la base móvil Party-shot.

Además del citado CMOS y el angular de 24 milímetros con el sello Sony G, desde Sony se destacan funciones como la creación de panorámicas de hasta 256 grados o el denominado modo "crepúsculo manual", que une seis imágenes para reducir el ruido y mejorar la calidad.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Un representante de Sony destaca las teóricas bondades del sensor de imagen Exmor-R.

Definida por la propia firma como "la mejor compacta en los últimos años", la WX1 tendrá un precio de 350 euros. Algo más habrá que pagarse por la TX1 (380 euros) que traslada muchas de las prestaciones de este modelo a la gama más estilizada y fina. El Party-shot, por su parte, costará 150 euros.

Amplísima oferta réflex
No se queda atrás tampoco la gama réflex. Un terreno en el que, tal y como reconocieron los portavoces de Sony, todavía queda mucho trabajo por hacer pese a que las Alpha ya han alcanzado una cuota de mercado de dos dígitos.

Sony A850
Sony A850
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Conocidas ya las características de las nuevas A850, A550 y A500, el precio de venta de estas dos últimas (950 y 800 euros, respectivamente) y sobre todo la confirmación de que la A700 ha salido ya del catálogo fueron los datos más destacados.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a esta jubilación -para la que, por ahora, no parece vislumbrarse un recambio en el horizonte más cercano-, desde la compañía se presume de disponer ahora mismo del catálogo réflex mejor nutrido del mercado, con nada menos que siete modelos en activo.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar