• Panasonic Lumix DMC-GF2: bajo la lupa
  • Canon PowerShot S95, Panasonic Lumix DMC-LX5 y Samsung EX1: comparativa
Prueba de producto
LA VIDEOCáMARA NEX

Sony NEX-VG10: análisis

1
8
NOV 2010

La premisa es sencilla: trasladar al cuerpo de una videocámara convencional las posibilidades creativas que ofrecen las réflex en lo tocante a la grabación de vídeo, y todo ello por menos de 2.000 euros. Éstas son las pinceladas que, a grandes rasgos, definen a la Sony NEX-VG10, la primera videocámara para el mercado no profesional armada con un sensor de gran tamaño y ópticas intercambiables. Con una excelente -y cinematográfica- calidad de imagen como bandera, la NEX-VG10 inaugura un nuevo segmento en el mercado de videocámaras que, probablemente, dará mucho de que hablar esta temporada.

La posibilidad de grabar secuencias de vídeo con cámaras réflex ha supuesto una auténtica revolución en la industria audiovisual. Y es que estos modelos ofrecen por un módico precio sensores de gran tamaño y la posibilidad de usar un amplio parque de objetivos, algo que, hasta ahora, sólo era posible con videocámaras de precios astronómicos.

El inconveniente es que la propia naturaleza de las SLR conlleva una serie de hándicaps a la hora de grabar vídeo. Una ergonomía poco favorable, limitaciones en la duración de los clips o sistemas de captación del sonido de baja calidad son problemas inherentes a estos sistemas. Problemas que los usuarios tratan de enmendar con el uso de caros y complejos accesorios.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony ha decidido poner una solución a todo esto trasladando la montura óptica y el sensor de sus recientes cámaras sin espejo NEX a un envoltorio más adecuado y con todas las comodidades para grabar vídeo. El resultado es la NEX-VG10, que con sus luces y sus sombras se presenta como un modelo realmente interesante que abre un esperanzador camino en el futuro del vídeo digital.

Un aspecto diferente
Aunque la NEX-VG10 pretende pasar por una videocámara convencional, no hay más que echar un rápido vistazo a su peculiar aspecto para constatar que nos encontramos ante un concepto nuevo.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El factor que más condiciona el singular diseño de esta NEX-VG10 es, sin duda, el gran sensor de imagen que alberga en su interior. Y es que por cuestiones puramente físicas, un captor de gran tamaño exige a su vez ópticas de mayores dimensiones.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, nos encontramos con que el objetivo incluido con la NEX-VG10, el ya conocido Sony E 18-200 mm f3.5-6.3 OSS estabilizado para el sistema NEX, ocupa prácticamente el mismo espacio que todo el resto de la cámara, y esto lamentablemente condiciona el equilibrio del conjunto y su ergonomía.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun así, la NEX-VG10 resulta bastante cómoda y estable en la mayoría de situaciones, especialmente si hacemos uso del asa superior, ideal para realizar movimientos suaves de cámara. Por desgracia, este elemento carece de un botón para activar la grabación de vídeo, algo que le resta parte de utilidad.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Hay que tener en cuenta que el uso de ópticas fotográficas conlleva la pérdida de algo que, hasta ahora, era común a la gran mayoría de videocámaras: el zoom motorizado. Si queremos desplazarnos a lo largo de los 11 aumentos que ofrece el objetivo de la NEX-VG10, tendremos que hacerlo accionando manualmente el anillo correspondiente. Esto nos obliga en la mayoría de los casos a mantener las manos siempre cerca del objetivo.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Evidentemente, hacer un desplazamiento fluido del zoom con este método es más difícil, y eso a pesar de que el anillo del objetivo para este fin es mucho más preciso y suave de lo que solemos encontrarnos en este tipo de ópticas.

Enfoques y desenfoques
A día de hoy, la NEX-VG10 se vende junto con el citado zoom de 18-200 milímetros, un objetivo cuyo precio oficial por separado rebasa los 800 euros. A pesar de ello, tan sólo ofrece un zoom de 11 aumentos, es decir, muy por debajo de lo que estamos acostumbrados a ver en el actual escaparate de videocámaras para el gran público, con precios mucho más asequibles y recorridos focales estratosféricos.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto es consecuencia, una vez más, del tamaño del sensor de imagen de la NEX-VG10. Y es que cuanto más grande es el captor de la cámara, más costoso resulta construir teleobjetivos para la misma. Por el contrario, el citado objetivo luce una interesante focal angular equivalente de 27 milímetros, algo impensable en una videocámara convencional de ese rango de precios.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En las pruebas realizadas, la NEX-VG10 y la citada óptica han demostrado formar un gran tándem. Al menos así lo pone de manifiesto el sistema de autofoco de la cámara, realmente rápido y preciso. Además, los cambios y las correcciones entre los distintos planos del enfoque se suceden con mucha suavidad.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De la misma manera, el estabilizador de imagen, situado en el objetivo pero controlado desde la cámara, ha resultado ser muy eficaz, incluso trabajando con las focales más largas.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Uno de los beneficios más importantes derivados del uso de un sensor grande y ópticas fotográficas es la posibilidad de conseguir una profundidad de campo muy pequeña y, por tanto, estéticos y cinematográficos fondos desenfocados. Sin embargo, para sacarle el máximo provecho a este recurso estético es necesario recurrir a ópticas muy luminosas, por lo que el zoom de 18-200 milímetros no es la opción más adecuada. Afortunadamente, existen en el mercado infinidad de adaptadores que nos permitirán montar en la NEX-VG10 un sinfín de objetivos de distintas características y precios.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Un adaptador para cámaras NEX compatible con la montura Alpha (en la imagen superior) y la NEX-VG10 armada con el SAL 135 mm f.2.8.

Y es precisamente aquí, en el control de la profundidad de campo, donde el enfoque manual cobra suma importancia. Lamentablemente, Sony no se ha dado cuenta de ello, y es que ajustar el foco manualmente con la NEX-VG10 no es precisamente fácil. Para empezar, hubiera sido deseable poder alternar entre el enfoque automático y el manual mediante un sencillo selector en la óptica y no a través del menú de opciones.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En segundo lugar -y ésta es la objeción más importante que podemos hacerle a la cámara en este sentido-, se echa muchísimo de menos algún tipo de información en pantalla para el enfoque. A pesar de la gran calidad del monitor LCD integrado, en ocasiones cuesta discernir si la imagen está correctamente enfocada o no. Una ampliación del centro de la imagen o el clásico sistema que colorea sutilmente la zona enfocada hubieran sido soluciones más que suficientes para evitar este problema.

Calidad para la vista y el oído
Es cuando vemos en un buen televisor HD lo que hemos grabado con la NEX-VG10 que realmente nos damos cuenta de lo determinante que puede llegar a ser un sensor de generosas dimensiones como el que alberga esta videocámara: un CMOS de tamaño APS-C con unas medidas de 23,6 x 15,7 milímetros.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para que nos hagamos una idea más clara: el sensor de la NEX-VG10 es aproximadamente 15 veces más grande que el que arman cámaras como la Sony HDR-XR550V o la más profesional HDR-FX1000.

Varias secuencias de vídeo grabadas con la Sony NEX-VG10, editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Este baile de cifras tiene una consecuencia directa sobre la calidad de imagen. Los vídeos obtenidos con la NEX-VG10 gozan de una gran nitidez, un nivel de detalle realmente bueno y un rango dinámico impresionante. Incluso en situaciones en las que el contraste entre luces y sombras es excesivo, esta Sony consigue obtener información en todas las zonas de la imagen. De la misma manera, logra reproducir los colores con fuerza y de manera fidedigna.

Las secuencias se han grabado con una Sony NEX-VG10 y el objetivo E 18-200 mm f3.5-6.3 OSS.Pulsa en la imagen para descargártelas y reproducirlas. QUESABESDE.COM recomienda para ello el software gratuito VLC media player
Cuando la luz escasea, la NEX-VG10 nos permite echar mano de un amplio rango de valores de ganancia de la imagen con ajustes que van desde los 0 hasta los 27 decibelios. También en este sentido hemos obtenido excelentes resultados en grabaciones con poca luz en las que podemos forzar mucho la cámara antes de que aparezca el molesto ruido electrónico.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Detalle de algunos fotogramas obtenidos con la NEX-VG10, con distintos ajustes de ganancia.

Desgraciadamente, no todo son buenas noticias, y en esta NEX-VG10 volvemos a encontrarnos con algunos de los problemas que arrastran los captores CMOS de gran tamaño en la grabación de vídeo. Así, la cámara tiene tendencia a mostrar patrones muaré en algunas zonas de detalle fino, y el efecto "rolling shutter" sigue estando presente cuando realizamos panorámicas o movimientos de cámara muy bruscos.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En todo caso, ninguna de estas cuestiones puede llegar a empañar el excelente rendimiento del equipo en la mayoría de circunstancias.

La cámara, por cierto, graba en formato AVCHD con un flujo de datos de 24 Mbps, el máximo permitido por este estándar y que mejora sensiblemente los 17 Mbps que lucen los modelos más avanzados del catálogo para aficionados de Sony.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Desafortunadamente, tan sólo disponemos de un único modo de grabación con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles y 25 fotogramas progresivos por segundo (fps). Es una lástima que una cámara que podría resultar muy útil para realizar producciones con estética cinematográfica no incluya también un modo a 24 fps. Del mismo modo, sería de agradecer la posibilidad de grabar a 50 fotogramas progresivos para poder obtener secuencias a cámara lenta en posproducción.

Dada la velocidad de datos del vídeo de la NEX-VG10, recordamos que es conveniente usar tarjetas de memoria de alta velocidad. Para ese fin, la cámara cuenta con una ranura para tarjetas SD Card (incluidas las SDHC y SDXC) y MemoryStick (en sus variantes Pro Duo y Pro HG-Duo).

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La captación de sonido es otro de los puntos destacables de esta NEX-VG10, que viene equipada con un peculiar micrófono de cuatro vías capaz de obtener un sonido estéreo francamente bueno. En las pruebas realizadas hemos constatado una interesante respuesta direccional: el micrófono separa claramente los sonidos que se producen delante de la cámara de los que provienen de otros puntos.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Contamos además con un conector mini-jack para micrófonos externos y una salida para auriculares que nos permitirá monitorizar la entrada de audio. Eso sí, nos encontramos en este apartado con una de las grandes ausencias de esta videocámara, y es que la NEX-VG10 no permite controlar manualmente el nivel de entrada de audio, algo que no perdonarán los usuarios más exigentes.

Manejo limitado y otras ausencias
Prácticamente todos los botones destinados a controlar la NEX-VG10 están localizados en el lateral del cuerpo y quedan ocultos siempre que el monitor LCD permanece plegado. Esto nos obliga a grabar continuamente con la pantalla desplegada, incluso cuando estamos haciendo uso del visor electrónico.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El conjunto de botones se reduce principalmente a cuatro accesos directos a distintas funciones -que sirven además para navegar por los menús de pantalla- y a una rueda de control en el centro para movernos rápidamente por los ajustes.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como no podía ser de otra manera, la cámara permite ajustar manualmente la exposición a partir del clásico dial de modos PASM, al que se accede virtualmente a través del menú. Aunque tanto la rueda de control como los botones funcionan correctamente, hemos constatado que es bastante difícil mantener el conjunto estable mientras realizamos los ajustes necesarios.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, los escuetos menús de pantalla dejan al descubierto que la NEX-VG10 peca de algunas ausencias inexcusables. Por ejemplo, se echa mucho de menos el llamado patrón zebra para detectar las zonas sobreexpuestas de la escena, así como un mayor control sobre los parámetros de la imagen.

Corazón fotográfico
La NEX-VG10 está equipada con idénticos sensor y bayoneta que la NEX-5. No exageramos, por tanto, si decimos que estamos ante una videocámara con alma fotográfica. Capaz de capturar instantáneas de hasta 14 megapíxeles, los resultados en este apartado son los mismos que ofrecen las citadas NEX fotográficas, es decir, muy por encima de cualquier videocámara a día de hoy.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así pues, nada mejor para conocer a fondo la calidad fotográfica que puede llegar a ofrecer esta cámara que echar un vistazo al análisis de la NEX-5.

Muestras: 14 MP
Las capturas se han realizado con una Sony NEX-VG10 equipada con un objetivo E 18-200 mm f3.5-6.3 OSS
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
las capturas se han realizado con una sony nex-vg10 equipada con un objetivo e 18-200 mm f3.5-6.3 oss
En este sentido, tan sólo merece la pena comentar un par de particularidades. Así como la ergonomía de la NEX-VG10 resulta adecuada para la grabación de vídeo, no lo es tanto para hacer fotografías. Basta con ver la cámara para adivinar que la toma de imágenes en disposición vertical no es precisamente cómoda.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Sony NEX-VG10, a la izquierda, y la NEX-5, a la derecha, comparten el mismo sensor de imagen y la misma montura óptica. En el centro los objetivos Sony E 16 mm f2.8 y E 18-200 mm f3.5-6.3 OSS.

Por otro lado, sorprende negativamente la ausencia del formato RAW del que sí disponen sus hermanas fotográficas, algo que sin duda se debe a una desafortunada decisión comercial y no a impedimentos de índole técnica.

Concepto nuevo, público nuevo
¿A quién va dirigida la Sony NEX-VG10? Vistas sus prestaciones y analizado su rendimiento, parece bastante evidente que su público objetivo es aquel que valora los innegables beneficios que aportan un sensor grande y una montura para ópticas fotográficas. Es decir, un perfil de usuario avanzado que busca una cámara con la que poder abordar con solvencia todo tipo de experimentos creativos.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por desgracia, es este mismo tipo de usuario el que probablemente más se percatará de las evidentes ausencias y limitaciones que hemos ido desgranando a lo largo de este análisis.

Sony NEX-VG10
Sony NEX-VG10
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sea como sea, que estén muy atentos quienes se hayan dejado seducir por la irrupción de la grabación de vídeo en las cámaras fotográficas de ópticas intercambiables: en esta NEX-VG10 encontrarán por fin una videocámara convencional con una calidad de imagen pareja a la que exhiben modelos como laCanon EOS 7D o la Panasonic Lumix DMC-GH1.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
1
Comentarios
Cargando comentarios