• Fujifilm FinePix F300EXR: toma de contacto y muestras
  • BlackRapid RS-4: análisis
Prueba de producto
TRIDINEXIONALIDAD

Sony NEX-5: panorámicas en 3D

 
5
AGO 2010

Fue una de la promesas de Sony cuando puso sobre la mesa su nuevo sistema de cámaras de ópticas intercambiable sin espejo: tanto la NEX-5 como la NEX-3 serían capaces de realizar panorámicas en tres dimensiones. Una reciente actualización de firmware ha activado esta peculiar función, así que ha llegado el momento de ponernos delante de uno de los primeros televisores Bravia compatibles con esta tecnología que llega al país, calarnos las correspondientes gafas 3D y ver qué aspecto tiene ese nuevo "barrido panorámico" 3D de la NEX-5.

La fotografía 3D o estereoscópica siempre se ha asociado con el uso de dos cámaras (o de una cámara con dos ópticas). La idea es de sobra conocida: capturar de forma simultánea la diferente visión de cada uno de nuestros ojos para poder reproducir después la sensación de profundidad y tridimensionalidad que percibimos.

El empuje mediático de esta tecnología tanto en el cine como en las nuevas generaciones de televisores ha conseguido que tampoco la fotografía permanezca ajena a esta moda.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Fujifilm fue la primera en lanzarse al ruedo con la curiosa FinePix Real 3D W1. Samsung también insinuó sus planes en esta misma senda, y seguro que a lo largo de este año otros fabricantes muestran también sus cartas en lo que respecta a fotografía y vídeo 3D.

Sony, sin embargo, ha optado por una vía un tanto diferente. En lugar de lanzar un modelo específicamente desarrollado para este tipo de fotografía, ha optado por aprovechar el barrido panorámico de las NEX-5 y NEX-3 para ofrecer esta función.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La Sony NEX-5 conectada al televisor 3D Sony Bravia KDL-40HX800, con el que se ha realizado esta prueba.

Algo que, por otra parte, tampoco resulta novedoso dentro de la estrategia de la compañía. También la PlayStation 3 se subirá al carro de la tecnología 3D con una simple actualización de firmware.

3D con una sola óptica
Tal y como había prometido la compañía en el momento de lanzar las primeras NEX, el pasado 1 de julio puso a disposición de los usuarios de estas cámaras la actualización de firmware .02, que se ocupaba precisamente de activar esta función de "barrido panorámico 3D".

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero, ¿cómo es posible realizar imágenes tridimensionales con una sola óptica? El truco está en que el modo 3D de las NEX está basado en una imagen panorámica, fruto de la fusión de numerosas fotografías tomadas mientras el usuario desplaza la cámara en horizontal.

Tal y como puede verse en el gráfico mostrado por la compañía durante la presentación oficial de las NEX el pasado mes de julio, el procesador de la cámara se ocupa de generar dos panorámicas sutilmente diferentes que se corresponderían con lo que nuestros ojos derecho e izquierdo van percibiendo mientras hacemos ese barrido. Sencillo pero ingenioso.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Gráfico explicativo de Sony sobre el funcionamiento de los barridos panorámicos en las Sony NEX-5 y NEX-3.

El problema es que la propia esencia de este heterodoxo 3D hace que su uso quede limitado a este tipo de imágenes panorámicas en las que el movimiento del fotógrafo aporta lo que le falta a una cámara de una sola óptica.

Para que las NEX pudieran realizar imágenes convencionales 3D (es decir, instantáneas no panorámicas) o vídeo tridimensional, necesitarían dos ópticas y dos sensores. Sin embargo, ahora que conocemos la nueva Panasonic HDC-SDT750 y sobre todo el proyecto de esta firma para desarrollar una especie de objetivo 3D con dos ópticas y que sea compatible con las Lumix G, todo hace pensar que el futuro de la fotografía 3D bien podría ir por este camino basado en un solo captor y una óptica doble.

Manos a la obra
Pero centrándonos en las actuales posibilidades de las NEX-5 y NEX-3 como cámaras 3D, lo cierto es que la función no tiene muchos misterios ni -visto desde un punto de vista más pesimista- tampoco da mucho juego.

El funcionamiento es tan sencillo como el del barrido panorámico normal. Se selecciona la modalidad 3D en el dial principal, se elige la dirección del movimiento -a diferencia de los barridos 2D aquí sólo puede ser horizontal-, se presiona el disparador y nos vamos desplazando hacia izquierda o derecha acompañados por el estruendo del obturador.

El menú es muy parco en opciones, y excepto la dirección del movimiento sólo podemos elegir el tamaño de la imagen, y con ello, la cobertura de nuestra panorámica.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el modo 16:9 obtenermos una fotografía de 1920 x 1080 píxeles tras realizar un pequeñísimo barrido. Aunque el movimiento sigue siendo imprescindible, este modo sería lo más parecido a esa instantánea 3D no panorámica que antes echábamos de menos.

Los otros dos modos permiten obtener imágenes de 4912 x 1080 ó 7152 x 1080 puntos. Como puede verse, a diferencia del "barrido panorámico" visto hasta ahora en las NEX que permite realizar imágenes en alta resolución, en este caso la anchura del archivo queda limitada a 1080 píxeles.

Claro que, teniendo en cuenta que estas panorámicas 3D están pensadas para verse única y exclusivamente en una televisión Full HD con esta misma resolución, tiene bastante lógica.

Barridos panorámicos en 3D realizados con una Sony NEX-5. Pulsa en la imagen para verla en tamaño completo. También puedes descargarte los archivos 3D originales en formato MPO de las dos imágenes
La reducción en el tamaño permite que la fusión de las imágenes sea más exacta que en las panorámicas convencionales de alta resolución. Sin embargo, según hemos podido comprobar hay que ensayar un poco hasta dar con la velocidad adecuada para poder completar el barrido sin que la cámara se detenga a medio camino.

Algo que, sobre todo si elegimos la modalidad con mayor cobertura, ocurre muy a menudo. Paciencia y práctica en el giro de cintura para completar los más de 200 grados de movimiento es el único sistema que parece funcionar.

Podemos revisar los resultados en la propia pantalla de la cámara, pero lógicamente lo que veremos será una imagen 2D normal y corriente. Por eso la cámara guarda dos archivos de cada toma: una foto normal en JPEG y otra 3D en formato MPO, el mismo empleado por Fujifilm en su FinePix Real 3D W1.

Para poder disfrutar del efecto de tridimensionalidad es imprescindible conectar la cámara a través del puerto HDMI con un televisor compatible con esta tecnología.

Las gafas a mano
La segunda parte de esta aventura pasa, como decíamos, por disponer de un televisor 3D. Aunque en este caso lo hemos probado con un Sony Bravia KDL-40HX800, nada hace pensar que la misma operación no sea válida con cualquier modelo 3D de otra firma.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Conectada la cámara a la tele, será necesario activar la visualización 3D en ambos dispositivos. En el caso de la NEX, descubriremos que un menú que hasta ahora permanecía inaccesible ahora ya está operativo.

Es importante no olvidar este paso si no queremos pasar unos minutos delante de la tele con las gafas puestas y probando posturas para intentar ver la tridemensionalidad allí donde no la hay. El televisor, por cierto, no es capaz de leer estas imágenes MPO por sí solo: es imprescindible hacerlo a través de la cámara conectada.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y poco más hay que hacer. La sensación de profunidad será, lógicamente, más pronunciada en imágenes con varios planos suficientemente separados. Evitar escenas en movimiento para no encontrarnos con sujetos partidos o que la acción diluya el efecto de profundidad será una buena idea.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de visualización es muy simple: podemos ver toda la panorámica de un solo vistazo o pulsando el botón "ok" de la cámara. En este último caso, podremos desplazarnos por la imagen ampliada, que -ahora sí- ocupa toda la pantalla.

Trasteando con los MPO
¿Y qué ocurre si nos hemos comprado una NEX-3 o NEX-5, el presupuesto no llega para un televisor 3D pero igualmente queremos jugar con las posibilidades que ofrece nuestra flamante cámara?

Algo se puede hacer, aunque lógicamente dista mucho de la experiencia de ver las imágenes en el televisor. Como ya hicimos al probar la citada FinePix Real 3D W1, la clave está en extraer las dos imágenes que conforman el arhivo 3D con formato MPO.


Haz clic en la imagen para simular el efecto esteroscópico durante unos segundos. También puedes descargar la animación GIF a tamaño completo creada automáticamente con StereoPhotoMaker.



Haz clic en la imagen para simular el efecto esteroscópico durante unos segundos. También puedes descargar la animación GIF a tamaño completo creada automáticamente con StereoPhotoMaker.

Algo que, tras una rápida investigación, hemos descubierto que puede hacerse con el programa gratuito StereoPhotoMaker, compatible sólo con Windows y que es capaz de trabajar sin ningún problema con las imágenes 3D capturadas con estas cámaras de Sony.

En nuestro caso, hemos extraído la imagen derecha e izquierda del archivo para luego crear una sencilla animación Flash que simula -más o menos- la sensación de profundidad. De todos modos, el programa también permite generar directamente a partir de la imagen MPO un GIF animado con ese mismo efecto.

Sony Bravia KDL-40HX800
Sony Bravia KDL-40HX800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-40HX800
Sony Bravia KDL-40HX800
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También esos JPEG correpondientes a la visión derecha e izquierda pueden servir para que los más manitas creen un anaglifo que pueda verse con gafas de color, o para probar el clásico ejercicio de situar las dos imágenes una junto a la otra e intentar cruzar la mirada.

Ni que decir tiene que el formato panorámico de las capturas 3D que oofrecen las NEX no facilita en absoluto ninguna de estas operaciones ni la creación de esta falsa sensación de 3D.

Tridimensionalidad de serie
Si acceder a las funciones 3D de esta NEX implicara tener que comprar un modelo concreto de cámara específicamente dedicado a ello, pagar un plus por la función o tener que adquirir algún accesorio, sería complicado recomendarlo.

Sony NEX-5
Sony NEX-5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que, como hemos visto, las opciones son limitadas y es muy posible que, tras la primera docena de panorámicas 3D y perdido el entusiasmo del primer impacto, esta herramienta quede relegada a un plano muy secundario y a un uso muy puntual.

Pero resulta que los barridos panorámicos 3D vienen de serie con las cámaras. No hay que pagar más -ni hay forma de pagar menos renunciando a ellos, claro-, así que el margen de crítica es muy limitado.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Comprarse un televisor que ronda los 2.000 euros sólo para ver el curioso efecto de estas panorámicas es una recomendación peligrosa si no queremos perder amigos. Pero si tenemos a mano todos los ingredientes necesarios, seguro que a la vuelta de vacaciones este truco nos sirve para amenizar con un toque original el clásico pase de diapositivas familiar.

Habrá que hacer turnos para las gafas, eso sí.

Etiquetas
Productos relacionados (3)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar