Actualidad

Sony y Microsoft se caen del ranking de los diez mayores fabricantes de smartphones

 

El ascenso de las firmas chinas y un mercado poco receptivo a sus productos desahucian a ambas firmas de las listas de ventas, según un reconocido analista

Microsoft Lumia 430 Dual SIM
Microsoft Lumia 430 Dual SIM
La apuesta de Microsoft por dispositivos baratos como el Lumia 430 no ha terminado de cuajar.
26
MAY 2015

El ascenso de las firmas chinas no solo pone en peligro la hegemonía de colosos como Samsung, sino que ha desarbolado las naves de compañías con una participación históricamente importante en una industria que no conoce el respeto a los mayores. Es así como Sony y Microsoft se han descolgado en el primer trimestre de 2015 de la lista de los diez mayores fabricantes de smartphones de acuerdo con el analista Tomi Ahonen.

Ahonen, que antiguamente trabajó para la finlandesa Nokia y dirige ahora su propia consultora de mercado, señala al actual triunvirato formado por Samsung Apple y Lenovo como líderes por volumen de ventas a nivel global y cuota de mercado. Les siguen Huawei, LG y una Xiaomi que sube como la espuma, mientras que ZTE, Coolpad, TCL (Alcatel OneTouch) y Vivo cierran la lista.

Sony y Microsoft (antiguamente representada por Nokia de forma putativa) fueron en su día parte de las mayores firmas de la industria telefónica. Ya no es el caso. Con una cuota de usuarios del 2%, Windows Phone se conforma con una tercera posición casi marginal frente a Android (75%) y iOS (20%).

Sony Xperia M4 Aqua
Sony Xperia M4 Aqua
Sony apuesta con sus terminales por características inusuales como la resistencia al agua.

Las ventas actuales no parecen capaces de invertir esta situación, por más que Microsoft se haya embarcado en una carrera hacia el fondo para luchar contra Android One y sus teléfonos inteligentes de bajo coste para mercados emergentes.

El caso de Sony tampoco resulta sorprendente. Prácticamente aniquilada en Estados Unidos por una política comercial pobremente dirigida y con una presencia en China poco destacada, el fabricante japonés está a merced del consumidor nipón (cuyo ritmo de actualizaciones está marcado por los contratos de las operadoras) y un mercado europeo donde mantiene una buena reputación, pero que ya no es tan receptivo a sus productos.

Queda por ver si su nuevo énfasis en los teléfonos de gama alta y la simplificación de su oferta redunda en unos resultados positivos. Ahonen, por su parte, considera al menos una posibilidad que Sony pueda regresar al ranking de los diez primeros fabricantes en algún momento.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar