• Nikon D3100: análisis
  • Nvidia Tegra Zone: análisis
Prueba de producto
UNA VIAJERA CON LOS BAúLES CARGADOS

Sony HX9V: análisis

 
23
MAR 2011

Puesto que estamos ante una de las estrellas de la temporada en el segmento de las llamadas compactas viajeras, nos permitiremos la metáfora temática: frente a aquellos que consiguen viajar con una mochila como único equipaje, la nueva Sony Cyber-shot DSC-HX9V es de las que prefieren llenar unos cuantos baúles con sus interminables prestaciones. Y es que tiene de todo: vídeo Full HD, GPS, un potente zoom de 16x, ráfagas veloces, un diseño bien rematado? Pese a este impresionante despliegue, y como sucede con todos los modelos de este tipo, echamos de menos en sus alforjas un poco de espacio para un control manual más completo, un mejor rendimiento con sensibilidades altas y un procesamiento menos agresivo de las capturas.

Relevo de la Cyber-shot DSC-HX5V y un paso por encima de la recientísima HX7V, la Cyber-shot DSC-HX9V es la nueva reina de Sony en la popular categoría de las llamadas compactas viajeras. La fórmula (un potente zoom en un cuerpo de reducidas dimensiones) es de sobra conocida, pero en los últimos años ha ido evolucionando con ingredientes como el GPS, los controles manuales y el vídeo HD.

En este sentido, la HX9V llega sin ningún complejo: tiene absolutamente todo lo que a estas alturas cabe pedirle a una compacta de este segmento. Incluso seguro que a más de un usuario le sobran la mitad de sus prestaciones.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tanto es así que casi hay que hacer un esfuerzo para no perder de vista que más allá del 3D, las panorámicas o las decenas de interesantes funciones, la clave sigue estando en su zoom de 16 aumentos (equivalente a 24-384 milímetros) y en ese nuevo CMOS retroiluminado de nada menos que 16 millones de píxeles.

Buena apariencia
Si de lo que se trata es de convencer a primera vista, la HX9V llega con la lección aprendida. Aunque el molde es similar al empleado en modelos anteriores, ahora salta a la vista que se apuesta por unas líneas más cuidadas y elegantes.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En realidad es cuestión de detalles, como el flash escondido en la esquina superior izquierda del cuerpo (que se eleva automáticamente pero se baja a mano, aplicando un poco de fuerza) o la empuñadura con una superficie rugosa que mejora el agarre. Pero esos retoques, unidos a una construcción que se muestra firme entre las manos y un peso y tamaño equilibrados -para este segmento, se entiende-, obligan a darle una nota muy alta en este apartado.

Se echa en falta una rueda de control que sirva de apoyo al dial trasero y algún que otro acceso directo más, aunque el botón "custom" de la zona superior -que podemos configurar para ajustar la sensibilidad, por ejemplo- resulta de gran ayuda.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El botón de encendido está tan integrado en la estructura del cuerpo que a veces hay que recurrir a la uña para poner en marcha la cámara. Un proceso que, al menos en el modelo probado, se demoraba unos dos excesivos segundos hasta que la óptica estaba en posición operativa y la pantalla mostraba la imagen.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algo parecido ocurre con el botón de grabación de vídeo: su reducido tamaño y su escaso grosor complican su pulsación a la hora de iniciar una secuencia o -peor aún- detenerla. En este último caso, los diversos intentos para pulsarlo pueden traducirse en trepidaciones en la secuencia.

Los menús, por su parte, mantienen la mejorable -en nuestra modesta opinión- estética clásica de las compactas de Sony, con las opciones más habituales desplegándose en el lateral izquierdo de la pantalla y el resto de ajustes algo más escondidos en un submenú.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de los modos totalmente automáticos, la cámara dispone de un botón de ayuda que activa una especie de guía resumida de la cámara. Una buena idea teniendo en cuenta la escasa afición de los usuarios a estudiarse el manual antes de salir a hacer fotos.

16 aumentos, 24 milímetros
Si hace nada ver un zoom de 10 aumentos en una cámara compacta de pequeñas dimensiones era todo un logro, está claro que la cifra ya se ha quedado vieja. Así, esta HX9V estira su rango focal hasta nada menos que 16 aumentos.

Aunque como es habitual en este tipo de ópticas la luminosidad no es ninguna maravilla (f3.5-5.9), la buena noticia es que Sony no ha tirado por el camino fácil. Así, además de alargar la focal más larga hasta 384 milímetros, también se araña algo de angular para ofrecer una interesante cobertura de 24 milímetros.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Construida en dos segmentos, lo cierto es que las dimensiones de la óptica son considerables una vez que se ha desplegado al máximo. Su rendimiento es bastante decente si no pasamos por alto las limitaciones inherentes a este tipo de objetivos que pretenden abarcarlo todo.

zoom
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
24 mm
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
384 mm
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
zoom digital
Las aberraciones cromáticas, por ejemplo, están muy bien controladas en todo el recorrido del zoom, e incluso a 24 milímetros la distorsión geométrica está en los límites de lo tolerable para una cámara de este tipo. Evidentemente, si nos ponemos exigentes y aplicamos la lupa, comprobaremos cómo el rendimiento en las esquinas de la imagen cae bastante en las focales más cortas y extendidas.

Buena nota y menos "peros" para el enfoque automático, que funciona con rapidez y precisión en la mayoría de condiciones. En todo caso, más que la falta de iluminación -la luz de ayuda al enfoque hace un buen trabajo-, los únicos problemas los encontraremos en escenas o superficies con muy poco contraste. Por otro lado, la distancia mínima de enfoque de 5 centímetros tampoco es de las mejores de su clase.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además de los modos habituales de enfoque (tres automáticos, uno semimanual y otro manual), la cámara también ofrece un modo de seguimiento que, una vez fijado el sujeto cuya trayectoria tiene que seguir, realiza muy bien su trabajo.

Muchos megapíxeles retroiluminados
Al igual que la Cyber-shot DSC-HX100V, esta HX9V estrena un sensor retroiluminado Exmor-R de 16 megapíxeles de resolución y con un tamaño de 1/2,3 de pulgada. Una combinación de cifras que no invita a albergar grandes esperanzas en cuanto al rendimiento con sensibilidades medias y altas, tal y como ya demostró la citada HX100V en las primeras muestras que publicamos.
16 MP
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
Tal y como se puede apreciar en las numerosas fotografías publicadas, esta Cyber-shot se rige por ese patrón ya de sobra conocido en la mayoría de compactas: óptimos resultados y excelente rendimiento en cuanto a saturación y contraste de color cuando la luz es buena, y problemas a partir de 400 ISO.
sensibilidad
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V. Haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
100 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
200 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
400 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
800 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v. haz clic en la imagen para ver un recorte a tamaño real
3.200 ISO
No es tanto una cuestión de ruido como de deterioro del nivel de detalle de la imagen. Ello se debe a un sistema de procesamiento que -como es habitual en las compactas de Sony- resultará excesivamente agresivo para el gusto de los usuarios más exigentes. Incluso trabajando con las sensibilidades más bajas.

Eso no evita, claro está, que para la inmensa mayoría de fotógrafos que se acerquen a esta cámara las imágenes resultantes cumplan con sus expectativas en un amplio porcentaje de situaciones.

sensibilidad alta
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
400 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
800 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
1.600 ISO
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
3.200 ISO
La pantalla de 3 pulgadas y 921.600 puntos de resolución, por cierto, contribuye con su elevado contraste y saturación a que las imágenes luzcan perfectas. En muchas ocasiones, bastante mejor de lo que luego están en realidad.

Aunque como ya hemos podido comprobar en otras ocasiones este tipo de sensores retroiluminados no aportan gran cosa en lo que respecta al control del ruido, lo que resulta indiscutible es que la llegada de los CMOS a las compactas ha incrementando notablemente la capacidad de disparo en ráfaga.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Así, la HX9V es capaz de disparar hasta 10 fotos consecutivas con una cadencia de 2 o 10 por segundo. Una vez consumida la memoria del buffer, la cámara necesita unos 10 segundos para grabar todas estas imágenes en la tarjeta de memoria.

Durante las ráfagas, además, la sensibilidad queda limitada a 800 ISO (suponemos que para no alargar el procesamiento y la reducción de ruido aplicada) y no se puede utilizar el flash.

Muchos automatismos, pocos ajustes manuales
Entre las numerosas opciones que lucen en el dial de modos, la identificada con la clásica "M" de "manual" es una de las que primero llaman nuestra atención. No obstante, y tal y como ya ocurría con su predecesora, esta HX9V vuelve a ofrecer un control manual muy limitado, con sólo dos valores de diafragma seleccionables.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aclarado este punto, lo cierto es que hay opciones y ajustes para aburrirse. Resulta interesante, por ejemplo, el modo MR, que nos permite predefinir la mayoría de opciones de la cámara y recuperarlas luego de forma muy rápida seleccionando esta opción.

Además de un modo programado (con el que podemos controlar la mayoría de parámetros excepto la abertura y la velocidad de exposición) y un modo totalmente automático, este modelo va un poco más allá con un ajuste que no sólo detecta el tipo de escena y escoge los mejores valores, sino que también dispara una ráfaga para unir varias imágenes y mejorar el resultado.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Algunas opciones ya presentes en modelos anteriores y basadas en esta misma idea de unir varios disparos (como "crepúsculo manual", para tomas a pulso con poca luz, y el modo HDR) pasan ahora al menú de escenas.

Foto: Quesabesde
Fotogarfías realizadas con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V utilizando la exposición automática (izquierda) y el modo HDR (derecha). Haz clic en la imagen para ver la comparación a mayor tamaño.

Por último, en el dial principal también figura una modalidad denominada "desenfoque de fondo" que, como su propio nombre indica, facilita a los usuarios la tarea de conseguir fondos más o menos nítidos sin tener que complicarse la vida con la apertura de diafragma.

Panorámicas y 3D
Mención aparte merece el modo dedicado a las panorámicas, que ofrece diferentes opciones: las dos ya conocidas con un ángulo de cobertura más o menos extenso de hasta 270 grados, y un nuevo modo HR de alta resolución que eleva el tamaño hasta 10.480 x 4.096 puntos.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque en los tres casos el barrido panorámico funciona igual (basta con desplazar la cámara y luego la fusión se realiza de forma automática), esta versión HR obliga a colocar la HX9V en vertical. También es la que más problemas nos ha dado a la hora de conseguir terminar el barrido y fusionar las imágenes correctamente, sobre todo si hay elementos en movimiento.

panorámicas
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
"estándar"
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
"wide"
las fotografías se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx9v
"HR"
Por otro lado, la HX9V también se adentra en el terreno del 3D con funciones heredadas de las Sony NEX. No obstante, además del barrido panorámico en tres dimensiones y la nueva función para realizar instantáneas también con este efecto (ambas pensadas para conectar la cámara a un televisor 3D), se incluye otra singular propuesta.
3D
Las fotografías se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V. Haz clic en la imagen para descargar el archivo 3D en formato MPO
Aunque su realización es similar a las panorámicas, aquí el resultado es una instantánea 3D que, eso sí, puede verse en la pantalla de la cámara. ¿Cómo? En teoría, con un sistema que va reproduciendo diferentes ángulos de toma mientras nosotros inclinamos la cámara hacia uno y otro lado. Con un poco de insistencia e imaginación puede que lleguemos a intuir algo de profundidad en las imágenes.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El GPS integrado, por su parte, muestra el típico comportamiento visto en otros modelos: necesita unos 3 minutos para captar señal, aunque una vez conseguida no la pierde fácilmente ni en interiores ni al apagar la cámara durante unos minutos. Si no estamos en un espacio abierto, eso sí, será muy complicado llegar a tener recepción de satélite para conseguir esta geolocalización (que por cierto viene acompañada de una brújula digital).

Un vídeo que sorprende
Aunque el vídeo HD podría parecer sólo un dato más en la larga lista de prestaciones de la cámara, en realidad esta Cyber-shot y su hermana mayor, la ya citada HX100V, son ahora mismo las primeras cámaras fotográficas capaces de grabar secuencias de vídeo con una resolución vertical de 1080 píxeles y 50 fotogramas progresivos por segundo. Una prestación que, precisamente, llegó por primera vez a las videocámaras de consumo de Sony este mes de enero.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La posibilidad de grabar en este formato permite obtener secuencias con un movimiento mucho más fluido y con una mayor sensación de nitidez y detalle. Además, la cámara permite alcanzar un flujo de datos máximo de 28 Mbps, muy por encima de modelos con más pretensiones como la Sony NEX-5, que se conforma con 17 Mbps.

Todo esto contribuye a que la HX9V sea capaz de obtener unos clips con una calidad de imagen realmente excelente, pareja a la que podríamos obtener con las videocámaras de gama media alta de la compañía.

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Sony Cyber-shot DSC-HX9V, editadas y sometidas a un proceso optimización de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Como punto negativo, la cámara presenta bastantes defectos derivados del empleo de un obturador de tipo "rolling shutter" y adolece de cierta lentitud a la hora de adecuarse a los cambios de luz y de exposición durante la grabación de imagen. Como cabe esperar de esta gama, no disponemos de controles manuales y las únicas opciones en este sentido se limitan a un modo totalmente automático o diferentes escenas.

El zoom, eso sí, permanece activo durante la grabación de vídeo y además adecua su velocidad a la hora de cambiar las focales para conseguir transiciones más suaves. Buena nota también para el estabilizador de imagen, que en el modo activo ha conseguido atenuar bastante bien las sacudidas al grabar a pulso mientras caminamos.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También es importante señalar que los vídeos obtenidos al máximo de calidad resultan realmente difíciles de manejar y necesitaremos un ordenador muy potente para poder visualizarlos o editarlos.

No falta (casi) nada
Exceptuando la grabación de vídeo, que nos ha sorprendido muy gratamente, la Cyber-shot DSC-HX9V cumple uno por uno los puntos de un guión muy predecible. Y eso es una buena noticia para un segmento que ya se ha asentado en el escaparate y que no necesita dar grandes sorpresas para llamar la atención.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En este sentido, la HX9V sigue la senda de esta relativamente joven gama de Sony, mejorando algunas de sus prestaciones y completando un conjunto realmente muy atractivo: el zoom de 16 aumentos, el excelente vídeo Full HD, el GPS y la larga lista de modos de disparo ya son argumentos más que suficientes para posar la vista en ella.

Aunque nos hubieran gustado unos controles manuales completos -tampoco es mucho pedir para una cámara de esta categoría-, es cierto que muchos usuarios no los echarán de menos. Algo parecido ocurre al mirar con lupa el rendimiento del nuevo captor de 16 megapíxeles, que resultará más que suficiente para la inmensa mayoría de los interesados, si bien los más exigentes seguirán mirando con recelo un procesamiento de imagen que se extralimita en sus funciones.

Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Sony Cyber-shot DSC-HX9V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con opciones y ajustes suficientes como para pasarse unos cuantos meses descubriendo los intríngulis de la cámara -la otra opción es dejarlo todo en automático-, la HX9V es una cámara con la que disfrutarán mucho quienes tengan claro que no está pensada para los puristas de la calidad que revisan cada toma con lupa.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar