• Pentax K-5: análisis
  • Fujifilm FinePix X100: prueba de campo
MáS ZOOM, MáS TODO

Sony HX100V: primeras impresiones y muestras  

25
FEB 2011
Iker Morán   |  Zaragoza / Barcelona

Aprovechando la convención que durante estos días Sony ha celebrado en Zaragoza, la Cyber-shot DSC-HX100V se ha dejado ver por primera vez en el país tras su presentación oficial. Armada con un nuevo CMOS Exmor-R de 16 megapíxeles y un potente zoom de 30 aumentos, QUESABESDE.COM ha podido pasar unos minutos con el modelo mejor dotado del catálogo Cyber-shot e incluso tomar unas primeras y rápidas imágenes de muestra con este modelo, que costará unos 500 euros.

Zoom interminable, controles manuales, vídeo Full HD, funciones 3D, barrido panorámico... tiene todo lo que un usuario avanzado buscará en una compacta de gama alta. "Menos formato RAW", apuntamos a los portavoces de Sony ejerciendo de abogados del diablo ante esa contundente lista de prestaciones.

Pero dejando a un lado esta salvedad -para algunos imperdonable, para la mayoría insignificante- lo cierto es que la nueva Cyber-shot DSC-HX100V se perfila como uno de los modelos más interesantes de la temporada dentro de esa gama de compactas superlativas que juegan a ser réflex en miniatura.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Con un precio oficial de unos 500 euros, si bien es cierto que ya hay cámaras réflex y sin espejo con precios similares, hay que reconocer que este segmento sigue teniendo un notable tirón comercial.

27-810 milímetros
Con un despliegue de argumentos heredados de la HX1, resulta difícil decantarse por uno solo. ¿Cuál es el punto fuerte de esta HX100V? ¿El zoom de 30x? ¿La grabación de vídeo? ¿El GPS integrado...?

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque no ha habido tiempo para acercarse con mucho detenimiento a todas estas funciones, su zoom estabilizado de 30 aumentos ópticos es, lógicamente, la primera parada obligada. Como suele ocurrir, el aumento del alcance del zoom (la citada HX1 tenía un objetivo de 20x) ha repercutido mucho más en las focales largas que en la cobertura angular, que de hecho sólo se reduce de 28 a 27 milímetros.

Muestras: zoom
Las capturas se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX100V
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
27 mm
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
810 mm
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
zoom digital (4x)
Fiel al diseño de esta serie, a las líneas ya conocidas -incluido un monitor basculante que aumenta su resolución hasta más de 920.000 píxeles- se le une ahora un interesante anillo de control en el frontal de la óptica.

Mediante un interruptor situado en el lateral de la cámara podemos elegir la función de este anillo: controlar el enfoque manual o mover las focales del zoom. Desgraciadamente, la lista se acaba ahí porque no sería una locura utilizarlo -como en algunas compactas más pequeñas- para ajustar el ISO o cualquier otro valor.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pero centrándonos en las opciones reales, lo cierto es que este anillo supone un interesante avance en lo que respecta a la ergonomía de la cámara, tanto a la hora de tomar fotos como, sobre todo, en la grabación de vídeo.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Aunque no es tan rápido y práctico como un anillo mecánico, esta forma alternativa de manejo del zoom motorizado aporta un plus de estabilidad y suavidad en el cambio de focales respecto al mando tradicional, que por cierto sigue en su sitio.

Controles para todos
Si bien este anillo ha sido uno de los detalles que más nos han cautivado de la cámara -y seguramente será uno de sus argumentos diferenciadores-, la HX100V hace suya la excelente ergonomía habitual de este tipo de modelos.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Ligera pero con un buen agarre gracias a su pronunciada empuñadura, en su dial hay espacio para el clásico elenco de modos manuales y para un buen surtido de automatismos y funciones específicas para crear imágenes panorámicas e incluso instantáneas 3D.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pese a no haber cambios muy radicales respecto a lo visto en la distribución de los botones de la HX1, sí hay detalles interesantes. De entrada, en la parte posterior aparece un nuevo botón dedicado a la grabación de vídeos. Igualmente, el botón encargado de controlar la velocidad de disparo en ráfaga ahora diversifica sus funciones convertido en un mando configurable por el usuario.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sigue en su lugar -afortunadamente- la rueda trasera con pulsador incorporado, que se ocupa de ajustar los valores de la exposición manual y la sensibilidad de la toma.

16 megapíxeles, nada menos
Con el permiso de la grabación de vídeo (1920 x 1080 puntos) y ese prometedor flujo de datos de 28 Mbps que en teoría tendría que hacer de esta cámara un (otro) dispositivo híbrido a caballo entre la captura de imagen fija y de secuencias en movimiento, hay más cifras relevantes en la HX100V.

Por ejemplo, los 16 megapíxeles de su CMOS retroiluminado, que además también se atreve con ráfagas de 10 fotogramas por segundo. Pese a que se trata de un dato al que no habrá más remedio que ir acostumbrándose, no podemos olvidar que el modelo anterior se conformaba con 9 megapíxeles.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

¿Cómo repercute ese aumento de la resolución en la calidad de las imágenes? Habrá que probar la cámara en profundidad y en diferentes condiciones para poder dar respuesta a esta cuestión.

En todo caso, los más impacientes pueden ir echando un vistazo a estas primeras muestras y saciar su curiosidad sobre el comportamiento -en unas condiciones de luz no demasiado buenas, por cierto- de este CMOS Exmor-R junto a la citada óptica de 30 aumentos.

Muestras: 16 MP
Las capturas se han realizado con una Sony Cyber-shot DSC-HX100V
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
las capturas se han realizado con una sony cyber-shot dsc-hx100v
Tras un rápido vistazo, parece claro que el ruido y, sobre todo, el exceso de procesamiento de las imágenes vuelven a ser la piedra con la que tropieza esta nueva generación de captores.
Un segmento en eterna moda
Definitivamente las cámaras de zoom largo se resisten a pasar de moda. Por mucho que sus hermanas mayores -las réflex más asequibles - les hagan la competencia, su potencial como modelos todo-en-uno es innegable.

Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Sony Cyber-shot DSC-HX100V
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Precisamente por eso, la nueva Cyber-shot DSC-HX100V no está sola. De hecho, en lo que va de año este segmento ha registrado interesantes movimientos con la llegada de la Fujifilm FinePix HS20EXR y la Nikon Coolpix P500. Sólo falta sumar la algo más veterana Canon PowerShot SX30 IS para que ya tengamos el póquer perfecto de cámaras para organizar una interesante comparativa primaveral.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar