• Sony Tablet S: análisis
  • Canon PowerShot G1 X: primeras impresiones
Prueba de producto
UNA GRAN CáMARA A PRECIO DE ORO

Sony HDR-CX700: análisis

2
5
ENE 2012

Una estupenda calidad de imagen, un sinfín de prestaciones, un angular de 26 milímetros y un diseño sólido, compacto y elegante. Ésta es la imponente carta de presentación de la HDR-CX700, la más completa del actual catálogo de videocámaras para aficionados de Sony. Un modelo muy solvente cuyo mayor hándicap es sin duda su elevado precio: más de 1.400 euros en la tienda oficial de la compañía. Semejante cifra nos obliga a mirar con lupa algunos puntos flacos de la cámara, como la ausencia de un modo manual completo o ciertos errores de diseño.

Sony la presentó hace un año, pero no fue hasta bien entrada la primavera que la HDR-CX700 aterrizó al mercado español. En QUESABESDE.COM logramos finalmente hacernos con esta completísima cámara ya en octubre, momento en el que Sony España recibió las primeras unidades para la prensa. Pese a este cúmulo de demoras, y aun dando por hecho que en menos de una semana la compañía le dará el relevo en el salón CES de Las Vegas, ha llegado el momento de desgranar sus características y analizar a fondo su rendimiento.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que si los pronósticos se cumplen, la sucesora de la CX700 (¿se llamará el nuevo modelo CX800?) llegará tarde al mercado español y no presentará muchas diferencias con su antecesora. Quizás el elevado precio vuelva a encontrarse entre sus características. Una cualidad que condiciona los ojos con que nos miramos este modelo, que sin duda atesora una larga lista de bondades y excelencias.

Pequeña, sólida y bien construida

Además de ser una de las cámaras con más prestaciones de su categoría, la CX700 puede presumir también de contar con un cuerpo realmente compacto y ligero. Para reducir las dimensiones del conjunto, Sony ha decidido prescindir de una de las señas de identidad de su catálogo de la pasada temporada: el monitor de 3,5 pulgadas de diagonal.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
La CX700 se suministra con un parasol.

Así, la CX700 se conforma con una pantalla de 3 pulgadas, un tamaño más que suficiente en la mayoría de situaciones, si bien se echa un poco de menos esa media pulgada a la hora de manejar la cámara con su omnipresente control táctil.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al margen de este detalle, el monitor de la CX700 disfruta de una estupenda calidad de imagen, así como de una buena visibilidad en general. La cámara cuenta además con un visor electrónico que, como suele ser habitual en este tipo de productos, resulta excesivamente pequeño. Nos hemos encontrado además con que el dial de ajuste dióptrico es demasiado suave y está tan a mano que resulta muy habitual manipularlo por accidente.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En todo caso, la ergonomía de la cámara es muy buena en líneas generales y su construcción parece realmente sólida y resistente. Lamentablemente, tenemos que destacar algunas decisiones de diseño que empobrecen el resultado final.

La más flagrante es la que se refiere a las conexiones para micrófonos externos y auriculares, posicionadas absurdamente en el lado por donde sujetamos la cámara. De esta manera, es imposible sujetarla por la correa y utilizar a la vez dichos conectores, una situación realmente exasperante e incómoda.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra peculiaridad es la incorporación de un pequeño cable USB que permite conectar la cámara al ordenador tanto para cargar la batería como para descargar los contenidos de la cámara.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esta interesante solución nos ahorra tener que cargar con un cable y nos puede salvar de más de un aprieto. El único problema es que el cable se oculta en la correa de sujeción de la cámara, y para ello Sony ha tenido que reforzarla con plástico duro, provocando cierta pérdida de confort cuando usamos la CX700 de forma prolongada.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para terminar, debemos detenernos un momento en el dial de control. Aunque se agradece contar con este tipo de mandos, el de la CX700 peca de ser demasiado pequeño y muy poco preciso. Además, es bastante incómodo de usar cuando tenemos el parasol colocado en la óptica.

Un angular de verdad

Hace unos cuantos años parecía imposible que una videocámara para aficionados llegase a contar con un buen objetivo angular. Daba la sensación que los fabricantes estaban más empeñados en alcanzar zooms estratosféricos que en ampliar el campo de visión.

La CX700 viene armada con un potente angular de 26,3 milímetros, una cifra que sin duda amplía las opciones creativas y una prestación que supone por sí sola un punto a favor frente a sus competidoras más directas.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La óptica, que luce además un zoom de 10 aumentos y una abertura máxima de f1.8, tiene un buen rendimiento en líneas generales, y únicamente en las focales más extremas del teleobjetivo hemos detectado alguna que otra aberración cromática molesta.

Por fin progresivo

Con un par de años de retraso respecto a Panasonic, Sony decidió por fin en 2011 incorporar un modo de grabación a 50 fotogramas progresivos en su nueva gama de videocámaras avanzadas. Así, la CX700 puede grabar vídeo Full HD a 50 y 25 fotogramas progresivos y también a los clásicos 50 cuadros entrelazados.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Asimismo, Sony se atreve a explorar los límites del formato AVCHD y ofrece ahora la posibilidad de alcanzar flujos de datos de hasta 24 Mbps durante la grabación.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para almacenar estos pesados vídeos HD la CX700 cuenta con una memoria flash interna de 96 GB, una de las más generosas del mercado, que es capaz de albergar en torno a siete horas de vídeo en la máxima calidad. La cámara cuenta además con una ranura mixta para tarjetas SD Card y MemoryStick.

Excelente (que no sublime) calidad

El tándem que forman el objetivo Sony G con f1.8 y el solvente sensor CMOS Exmor R retroiluminado de 1/2,8 de pulgada es una garantía de que la calidad de imagen de la Sony CX700 cumplirá la mayoría de las expectativas, tanto con buena luz como cuando ésta empieza a escasear.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la cámara es capaz de capturar secuencias de vídeo de gran nitidez y realiza un estupendo trabajo con las texturas y las zonas de detalle fino. Demuestra también un buen comportamiento a la hora de reproducir los colores de forma bastante fidedigna, aunque quizás lo hace de manera algo más apagada que una de sus competidoras, la Panasonic HDC-SD900, que con su triple captor destaca especialmente en lo que a saturación de color se refiere.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En interiores y con poca luz la CX700 aguanta el brillo de la imagen con mucha solvencia, aun a costa de perder cierta nitidez en la imagen y de producir algo de ruido electrónico. Todo ello muy en la línea de las cámaras con las que compite, como las de la serie 900 de Panasonic o las Canon HF G10 y XA10.

Muestras: vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con una Sony HDR-CX700. Las imágenes han sido editadas y sometidas a un proceso optimizado de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición haciendo clic en el rótulo "HD".

Es al usar el modo de grabación a 50 fotogramas progresivos por segundo cuando obtenemos los mejores resultados con la CX700. Al aumento de las líneas de resolución de la imagen debemos añadir un movimiento mucho más suave y fluido que contribuye a una mejora general.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A esto hay que sumar también el excelente rendimiento del estabilizador óptico SteadyShot, que se muestra muy solvente a la hora de compensar el movimiento de las tomas con la cámara en mano, incluso al caminar o desplazarnos en coche.

Si la luz es realmente escasa o incluso prácticamente nula, la CX700 cuenta además con el clásico modo de grabación infrarroja NightShot, con el que podremos emular los resultados de la película "The Blair Witch Project".

¿Dónde está el modo manual?

No es ninguna novedad que Sony no apuesta tradicionalmente por los controles manuales en su catálogo de vídeo para aficionados, y lamentablemente la CX700 no es una excepción. Algo que no deja de resultar chocante en este caso, puesto que los usuarios dispuestos a pagar más de 1.000 euros por una videocámara suelen tener en cuenta este tipo de prestaciones.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La CX700 permite ajustar la velocidad de obturación, el diafragma o la compensación de la exposición de forma independiente, pero no dispone de ningún modo que permita manipular estos parámetros simultáneamente. En todo momento nos vemos obligados a dejar alguna decisión en manos de la cámara, algo que sin duda no agradará a los camarógrafos más exigentes y perfeccionistas.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De la misma manera, no disponemos en esta cámara de ningún control sobre la ganancia o la sensibilidad, ni tampoco podemos ajustar manualmente el nivel del audio entrante.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Afortunadamente, la cámara se muestra muy eficiente y ágil a la hora de ajustar la exposición y el enfoque automáticamente, y si no somos unos sibaritas de los controles manuales, probablemente nos conformaremos con las opciones disponibles.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sí disponemos sin embargo de un par de modalidades para ajustar el foco manualmente, bien sea a través del dial de control o pulsando directamente en el monitor sobre la zona que queremos enfocar. La CX700 cuenta además con la inestimable ayuda del "peak", una función que colorea los bordes de los objetos que están enfocados.

Fotos, GPS y autonomía

Como no podía ser de otra manera, la CX700 también puede hacer fotografías, pero como de costumbre éstas no son ninguna maravilla. La cámara es capaz de obtener instantáneas de hasta 12,3 megapíxeles en formato 16:9, aunque este tamaño se alcanza mediante interpolación, puesto que el sensor de imagen tan sólo alcanza los 6 millones de puntos.

Muestras: fotografía
Imágenes obtenidas con una Sony HDR-CX700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).
imágenes obtenidas con una sony hdr-cx700 en la máxima resolución disponible (por interpolación).

El GPS es otra de las características más publicitadas de la cámara. Este módulo permite geoposicionar las secuencias de vídeo y fotografías, incrustando en éstas unas coordenadas que nos indican sobre un mapa el lugar donde han sido obtenidas. Una opción que puede activarse o desactivarse a gusto del usuario (y para gusto de la batería).

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una batería, por cierto, de la cual nos ha sorprendido gratamente su rendimiento. En las pruebas realizadas la autonomía de la cámara ha conseguido aguantar sin problemas hasta las dos horas de uso intensivo, por encima de lo que suelen ofrecer este tipo de dispositivos.

Difícil competencia

Tal y como apuntábamos, el principal argumento en contra de esta cámara es su precio, un detalle sustancial que provoca que algunas de sus carencias cobren más relevancia de la que tendrían. Y es que la ausencia de un modo de control manual completo sitúa a esta cámara por detrás de sus principales competidoras, la Panasonic HDC-SD900 y la Canon HF G10, ambas más económicas.

Sony HDR-CX700
Sony HDR-CX700
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La HDR-CX700 no defraudará a aquellos camarógrafos entre cuyas prioridades no estén los controles manuales y para quienes sí sean primordiales la calidad de imagen y la construcción de la cámara. Además, el estupendo objetivo angular de 26,3 milímetros permite a esta Sony sacar pecho frente a otras opciones de su segmento.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (1)
2
Comentarios
Cargando comentarios