COMPARTIR
  • Sony NEX-5N: análisis
  • Vanguard Alta Pro 263AGH: análisis
UN ANDROIDE MUY FINO

Sony Ericsson Xperia Arc S: análisis

1
26
ENE 2012

Lleva un procesador más veloz que su antepasado directo, pero la fórmula de este Sony Ericsson Xperia Arc S sigue siendo la misma que la del Xperia Arc. Volvemos a encontrarnos por tanto con un dispositivo Android bastante delgado y ligero (pese a su pantalla de 4,2 pulgadas) que remata su equipamiento con una decente cámara de 8 megapíxeles con sensor retroiluminado Exmor R. Su memoria interna se queda algo corta a la hora de instalar aplicaciones y su compatibilidad con distintos formatos de vídeo es muy limitada, pero al menos viene acompañado de un cable adaptador para aprovechar su salida micro-HDMI.

No entraba en los planes de QUESABESDE.COM probar un Xperia Arc S. Teniendo en cuenta que el Xperia Arc ya fue profundamente analizado por este medio en una comparativa y que apenas hay diferencias entre ambos modelos, casi que no merecía la pena. Pero a la postre ha resultado ser el último smartphone lanzado bajo el logotipo de la ya extinta Sony Ericsson, de ahí que hayamos aprovechado para realizar nuestra particular despedida a la "joint-venture" sueco-nipona.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En la práctica, eso sí, tampoco es que importe mucho si el logo de Sony viene o no acompañado de un segundo apellido. Y es que gran parte de la filosofía del recientemente presentado Sony Xperia S ya está presente en el modelo que nos ocupa en este análisis.

Delgadez con estilo propio

Como es cada vez más habitual en más y más smartphones, el Xperia Arc S apuesta por un grosor reducido casi a su mínima expresión, con unas dimensiones completas de 125 x 63 x 8,7 milímetros. La profundidad de la carcasa, eso sí, crece ligeramente en los bordes de ésta, pues la parte trasera del terminal está sutilmente curvada hacia dentro (es decir, es cóncava).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony Ericsson (que ya es lo mismo que decir Sony, insistimos) aporta así un poco de estilo propio al diseño del equipo. Lo mismo sucede con el perímetro plateado con efecto espejo o el aspecto del frontal, rematado con tres botones finos y alargados en la parte inferior (perfectos para quienes no quieran activar por error los clásicos iconos táctiles) y un acabado en el que casi no llegan a percibirse los bordes de la pantalla cuando está apagada.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Retirar las tarjetas SIM o microSD requiere quitar previamente la batería del terminal.

La curvatura trasera también contribuye un poco a mejorar el agarre del dispositivo, bastante cómodo de sostener con una sola mano gracias a su peso de sólo 117 gramos. Esto compensa en parte la contrapartida que traen siempre consigo los smartphones con pantalla de gran tamaño: son algo difíciles de llevar en el bolsillo del pantalón. El Xperia Arc S, a pesar de sus medidas, no es una excepción a esta regla.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El equipo cuenta con 420 MB de almacenamiento interno (aunque sólo vienen libres de serie unos 300 MB) y una tarjeta microSD de 8 GB (con 7,39 GB de espacio real).

Paradójicamente, eso sí, esta descompensada relación entre peso y tamaño puede provocar esa sensación que ya hemos destacado en algún que otro smartphone delgado: parece que sea como de juguete. Los materiales plásticos también contribuyen a ello, pero uno se acaba acostumbrando rápidamente.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por ahora, todo los pros y contras que hemos citado también estaban presentes en el Xperia Arc. La única diferencia entre ambos terminales a nivel de diseño está en que el Xperia Arc S cuenta con tres acabados más (además del plateado y el azul) en colores blanco, rosa y negro (como el de la unidad que hemos probado, cuya tapa trasera está teñida con un sutil degradado similar al que se conseguiría con un espray pulverizador).

Accesorios con autoarranque o funciones añadidas

Repasando el perímetro del Xperia Arc S encontramos sus conectores, algunos de los cuales pueden emplear una curiosa función para que se arranquen automáticamente aplicaciones en el teléfono al detectar el accesorio. Sucede con los que están en la parte superior de ambos laterales: la salida de audio de 3,5 milímetros (a la izquierda) y el puerto micro-USB (a la derecha).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dichos arranques se pueden establecer a través de una aplicación llamada Gestor LiveWare, que de hecho también se inicia de forma automática la primera vez que conectamos un accesorio compatible con el sistema (no basta con enchufar cualquier pareja de auriculares, sino que tienen que estar firmados por el fabricante del terminal).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Los auriculares integran un único botón para pausar o reanudar la reproducción multimedia (de música, vídeos y radio FM, pero no así en el caso de aplicaciones como la de YouTube).

De esta forma, podemos decidir que al conectar los auriculares de tipo "in-ear" que acompañan al producto se cargue instantáneamente el reproductor de música o el sintonizador de radio FM, por ejemplo. Y lo mismo para el cargador, aunque en este último caso el arranque automático no se produce hasta que está enchufado a la pared (además de al teléfono a través de un cable USB, que también funciona de forma independiente para conectar el Xperia Arc S al ordenador).

No sucede lo mismo con la salida micro-HDMI, situada en la parte superior del terminal y tapada por una pequeña pestaña. Pero -y esto conviene destacarlo de forma positiva- la caja del producto incluye un cable HDMI convenientemente adaptado, algo para nada habitual en este segmento de mercado. El mismo Xperia Arc, sin ir más lejos, no se acompañaba de cable alguno en sus versiones libres (aunque algunas operadoras sí que lo incluían a posteriori).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Seguramente esta excepción a la regla se deba a una función incluida de serie en la cámara de teléfonos como este Xperia Arc S: los barridos panorámicos. Es decir, componer una imagen más ancha de lo habitual a partir de varias tomas captadas girando sobre un mismo eje. Dicha imagen puede hacerse incluso en 3D, tal y como ya constató este medio hace dos años con una cámara Sony NEX-5.

Al ser necesario conectar el móvil con un televisor HD para poder visualizar estas panorámicas, la excusa ha valido para incluir el cable en la caja del producto. Para acceder con una sola pulsación en pantalla a la función de barrido panorámico en 3D, por cierto, hay un icono de acceso directo llamado "Cámara 3D" que se puede colocar cómodamente en el escritorio principal (aunque también basta con abrir la cámara y cambiar el modo de escena).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

No ha habido la misma suerte con la función USB On-the-Go, también presente de serie en este Xperia Arc S. Para aprovecharla es necesario un cable adaptador que permita conectar "pendrives" y explorarlos directamente en la pantalla del teléfono, pero en este caso el usuario tendría que comprar dicho accesorio aparte.

El tamaño es lo importante

Cuando le echamos el guante al Xperia Arc ya dijimos que Sony no tenía muchas justificaciones para usar el término Reality Display al referirse a su pantalla. La calidad de la imagen es similar a la de cualquier otro smartphone de última generación, e incluso algo inferior a otros modelos en lo que a los ángulos de visión se refiere. La historia, lógicamente, se repite en este Xperia Arc S.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco hemos apreciado grandes diferencias al reproducir varios vídeos con y sin el motor gráfico Mobile Bravia (que puede activarse y desactivarse desde el menú de ajustes del teléfono). Al final, lo más importante de la pantalla está en que sus 4,2 pulgadas de diagonal (con 480 x 854 píxeles de resolución) ofrecen un amplio espacio con innegables ventajas tanto en la visualización como a la hora de aplicar los dedos sobre su superficie.

En este último aspecto, también cabe destacar la excelente sensibilidad táctil del panel. Estos factores traen consigo un teclado QWERTY virtual muy manejable, entre otras ventajas. Además, y en comparación con lo que pudimos comprobar en el Xperia Arc, ha habido mejoras en la estabilidad de la interfaz gráfica propia de Sony Ericsson sobre Android 2.3 (la versión del modelo probado, para ser exactos, es la 2.3.4).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya no se producen tantos retrasos al interpretar las órdenes del dedo (excepto cuando el terminal está recién encendido, pues hay que darle un par de minutos para que termine de espabilar) ni hay apenas cuelgues al cargar aplicaciones. Claro que en esto tiene mucho que ver la nueva versión del firmware, de la que también puede disfrutar el Xperia Arc mediante actualización.

No hay que buscar por tanto la razón de las mejoras en el chip Qualcomm Snapdragon MSM8255T con procesador a 1,4 GHz del Xperia Arc S, que es básicamente el mismo que lleva el Xperia Arc (se mantienen los 512 MB de RAM y la unidad gráfica Adreno 205) pero con una velocidad de reloj mejorada. De hecho, ya en su día la propia Sony Ericsson aclaró que este pequeño cambio sólo mejoraba aspectos en concreto como la agilidad de la navegación web.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y lo cierto es que sí, las páginas web pueden ser recorridas con muy buenas velocidades de "scroll", con la colaboración de un zoom multigestual que reajusta la anchura de los párrafos para hacer más cómoda la lectura al acercar el punto de vista. Además, el Xperia Arc S mejora la conexión HSDPA de su predecesor al abonarse al estándar HSPA+, por lo que la carga de las páginas es también algo más rápida al navegar con buena cobertura 3G.

Buenos detalles de personalización, pero poco espacio para aplicaciones

Unos 300 MB. Ése es todo el espacio que queda libre en la memoria interna del Xperia Arc S para instalar aplicaciones. Suficientes para quienes no le saquen mucho partido a las descargas de Android Market, pero algo justos para los usuarios más exigentes. Y por desgracia, instalar programas en la tarjeta microSD de 8 GB de la que se acompaña el terminal -algo que puede hacerse desde su administrador de aplicaciones- no es siempre una posibilidad.

A no ser que uno recurra -no sin buenas dosis de paciencia y aprendizaje- al SDK de Android o instale una ROM cocinada por la comunidad de desarrolladores, muchas aplicaciones deben quedar sí o sí en la memoria interna. Y otras sí que se pueden mover a la tarjeta microSD pero por el camino pierden sus "widgets" de escritorio. Por todo esto, lo mejor hubiese sido tener más espacio dentro del teléfono, pero no es el caso.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al menos, la interfaz personalizada de Sony Ericsson cuenta con varios detalles bastante útiles y que lo diferencian de otros smarpthones basados en Android. Empezando por la ya clásica herramienta Timescape, que permite ver en el escritorio principal y en forma de cascada actualizaciones de redes sociales como Facebook, Twitter y Foursquare.

Y siguiendo por las ventajas de integración de la plataforma "Facebook inside Xperia". Gracias a ella, por ejemplo, las fotos y los vídeos subidos por el usuario a la red social por excelencia se integran en distintas carpetas en la misma galería multimedia del teléfono. Algo que ya habíamos visto en los terminales basados en Windows Phone.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En el lote de peculiaridades de la interfaz hay otra que también está presente en una plataforma como iOS: las carpetas. Es decir, iconos que esconden en su interior varios iconos de acceso directo, a los cuales se accede con una pulsación del dedo. Se pueden colocar en cualquier rincón de los cinco escritorios principales, incluyendo el faldón inferior que permanece visible en todos ellos.

No faltan a la cita los servicios propios tan extendidos ya en toda la gama de dispositivos móviles de Sony, como Music Unlimited y Video Unlimited para el streaming de contenido multimedia. Como ya hemos comentado en ocasiones anteriores, eso sí, el valor añadido que traen consigo es aún poco significativo.

Bien la cámara, mal la compatibilidad del vídeo

Además de lo anteriormente descrito sobre los barridos panorámicos, la cámara de 8 megapíxeles del Xperia Arc S -que dispone de autofoco y flash de tipo LED pero no viene secundada por un captor frontal, eso sí- es hoy por hoy una de las más decentes con las que uno se puede encontrar en el segmento de los smartphones. Eso sí, sin llegar al nivel de la del Nokia N8, que juega en una liga superior.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Su sensor retroiluminado Exmor R y su luminosidad de f2.8 no llegan a proporcionar tomas realmente aceptables en condiciones penumbrosas, pero en la mayoría de casos la nitidez es correcta y los colores están bien saturados. Por ejemplo, donde otros móviles tienden a perder mucho contraste en fotos en las que el cielo entra dentro del encuadre, el Xperia Arc S es capaz de representarlo con un azul mucho más resultón a la vista (si el día acompaña, claro).

Muestras: 8 MP
Las capturas se han realizado con un Sony Ericsson Xperia Arc S.
las capturas se han realizado con un sony ericsson xperia arc s.
las capturas se han realizado con un sony ericsson xperia arc s.
las capturas se han realizado con un sony ericsson xperia arc s.

Los vídeos grabados también ofrecen una calidad correcta -para lo que se puede esperar en un teléfono móvil, se entiende- y es posible trabajar con 1280 x 720 píxeles y 30 fotogramas por segundo. Por otro lado, y gracias el procesador a 1,4 GHz, la cámara de este Xperia Arc S es en teoría un 25% más rápida que la de su antecesor. A falta de disponer de una unidad del Xperia Arc para comparar sobre el terreno esta faceta en ambos terminales, podemos al menos atestiguar que el tiempo de espera entre foto y foto es de apenas un par de segundos.

Hay, eso sí, algunos inconvenientes que ya tenía el Xperia Arc y que no se han corregido en este modelo. El objetivo de la cámara, sin ir más lejos, está tan pegado al borde de la carcasa que uno debe tener cuidado para no colocar algún dedo delante al tomar una foto o grabar un vídeo. Y el segundo nivel de presión del botón de disparo (hay un primer nivel para enfocar) podría ser algo más suave, pues el teléfono puede tambalearse y mandar las tomas al garete.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Estos problemas pasan a un segundo plano al tener en cuenta la mayor flaqueza multimedia del equipo: su limitada compatibilidad con formatos, códecs y contenedores de vídeo. Ni siquiera recurriendo al software de escritorio oficial (Media Go, incluido en Sony Ericsson PC Companion) hemos logrado convertir varios clips DivX y MKV para que el teléfono fuese capaz de reproducirlos.

Una buena forma de despedirse

En conjunto, y si bien no cuenta con características que sí que están previstas en los primeros smartphones firmados por Sony (como el doble núcleo, sin ir más lejos), este Xperia Arc S supone un bonito broche final al copatrocinio entre la firma nipona y Ericsson. Reúne una pantalla grande y manejable, un diseño atractivo y muy fino y una cámara con calidad aceptable para este segmento de mercado.

Además, y aunque no llegue a ser el modelo con mejor autonomía del mercado, no está mal lo que da de sí su batería de 1.500 mAh. Su duración roza las 24 horas de autonomía con el brillo de pantalla al máximo, el GPS y el Wi-Fi siempre activos y cuentas de correo electrónico, Facebook y Twitter en constante sincronización.

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Dicha marca aproximada se obtiene por supuesto sin renunciar a un volumen medio de conversaciones telefónicas. La calidad de la recepción de éstas es lo suficientemente buena y además el terminal lleva un micrófono de cancelación de ruido en la parte trasera, que siempre viene bien para que nuestro interlocutor nos escuche con algo más de nitidez.

La paradoja es que uno de sus mayores competidores, de cara a quien esté interesado en un terminal de estas características, es precisamente el Sony Ericsson Xperia Arc. Apenas les separan unas pocas diferencias de hardware, y las funciones y mejoras introducidas en el software del Xperia Arc S ya están disponibles para su predecesor a través de una actualización de firmware.

De hecho, ni siquiera se diferencian en un aspecto bastante importante de cara al futuro: el acceso a Ice Cream Sandwich, sobrenombre de Android 4.0. Ya en noviembre Sony Ericsson prometió actualizar toda su gama Xperia a la próxima versión del sistema operativo de Google, incluyendo estos dos ejemplares (aunque aún no se sabe exactamente cuándo ni cómo se dará el salto).

Sony Ericsson Xperia Arc S
Sony Ericsson Xperia Arc S
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Teniendo en cuenta todos estos factores, hubiese venido mucho más a cuento un Xperia Arc S con más memoria interna para aplicaciones o que al menos fuese compatible con vídeos DivX. Sobre todo porque no tiene todavía la misma presencia que el Xperia Arc en los catálogos de las operadoras: sólo Vodafone y Orange lo financian mientras se escriben estas líneas (algunas tiendas, dicho sea de paso, lo ofrecen en versión libre por menos de 400 euros).

Si uno duda entre ambos y los tiene a su alcance con precios o condiciones tarifarias similares, eso sí, lo más recomendable es irse a por el Xperia Arc S. Aunque sólo sea por el cable HDMI que viene en su caja o porque, con un poco de suerte, tendrá más colores entre los que elegir para el acabado de su carcasa.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

1
Comentarios
Cargando comentarios