Actualidad

Sony incorpora un estabilizador óptico en la nueva Cyber-shot DSC-T9

 
2
NOV 2005

Doble sistema para prevenir las vibraciones y no dejar perder nunca una captura. Con esa idea llega la Cyber-shot DSC-T9, la última apuesta de Sony en el segmento de las ultracompactas. El estabilizador óptico y las altas sensibilidades se suman al megapíxel añadido (6 en total) para marcar distancias respecto a su predecesora, la T7.

Superado el reto del diseño, Sony parece dispuesta a dar un valor añadido a su gama más estilizada de cámaras ultracompactas. La nueva Cyber-shot DSC-T9 aterriza haciendo gala de un estabilizador de imagen óptico Steady Shot y unas sensibilidades suficientemente altas para que las imágenes no sufran ningún tipo de trepidación, aun cuando la iluminación es tenue.

Sony Cyber-shot DSC-T9
Sony Cyber-shot DSC-T9
Sony Cyber-shot DSC-T9
Sony Cyber-shot DSC-T9

La T9 se suma al selecto club de las cámaras de bolsillo equipadas con sistemas de estabilización óptica, una prestación reservada a ciertos modelos compactos de gama alta. Panasonic, en este sentido, ya se avanzó a Sony con la Lumix DMC-FX9 y sus antecesoras.

Estabilizador y sensibilidad
Según se recoge en una nota de prensa publicada por la compañía, la inclusión del estabilizador óptico Steady Shot permite detectar y corregir las vibraciones que se producen al disparar a velocidades lentas. La finalidad: conseguir imágenes nítidas.

De igual manera, este sistema llega complementado por un rango de sensibilidades que oscila entre 80 y 640 ISO. Sony asegura que la cámara incorpora una nueva prestación denominada Clear RAW NR, que permite reducir notablemente el ruido mediante un algoritmo especial aplicado en el procesamiento de los archivos.

Sony Cyber-shot DSC-T9
Sony Cyber-shot DSC-T9

Estas dos novedades dejan en un segundo plano al sensor de la cámara, pese a que se trata de otra de las novedades del remozado modelo. Así, la nueva T9 equipa un CCD SuperHAD de 6 millones de píxeles efectivos, uno más que la precedente Cyber-shot DSC-T7.

Como es habitual en estos casos, los modos automáticos y las escenas -hasta una decena- son las únicas opciones de control de la exposición disponibles.

Las distancias focales del objetivo firmado por Carl Zeiss no han sufrido cambios, y conservan esos 38-114 milímetros de la T7 que resultan en un zoom de 3 aumentos.

134 gramos
El diseño, cómo no, es otro de los puntos fuertes de la nueva cámara, que presume de unas cifras realmente ajustadas, aunque ligeramente superiores a las del modelo anterior. Su cuerpo de aluminio, concretamente, presume de 134 gramos de peso -sin la batería de infolitio- y 19 milímetros de grosor.

Aunque la pantalla mantiene las 2,5 pulgadas de diagonal, Sony asegura que gracias a la tecnología Clear Photo LCD se consigue una mejora del 65% en la reproducción de los colores y se incrementa el contraste. Se procura evitar de este modo los problemas de visualización en condiciones de mucha luminosidad.

Sony Cyber-shot DSC-T9
Sony Cyber-shot DSC-T9

Sony, además, pone el acento en las capacidades de la cámara como visor de imágenes. No en vano, la T9 incorpora una función de pase de diapositivas en la que, según se afirma, no faltan ni las transiciones con efectos ni la música.

Tanto para estas funciones adicionales como para la grabación de imágenes, la cámara cuenta con una generosa memoria interna de 58 MB. Respecto a las tarjetas de memoria, las MemoryStick Duo y Pro Duo son el soporte elegido.

Según ha informado la compañía, la Cyber-shot DSC-T9 llegará a Europa en enero del próximo año.

Productos relacionados (1)
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar