COMPARTIR
  • Sony Cyber-shot DSC-R1: toma de contacto y muestras
  • Olympus SP-700: toma de contacto
Prueba de producto
LA PRIMERA CYBER-SHOT CON PANTALLA TáCTIL DE 3 PULGADAS

Sony Cyber-shot DSC-N1: toma de contacto y muestras

 
11
OCT 2005

No sólo de resolución se alimenta el mercado. Los detalles cada vez tienen un valor más determinante, y Sony ha decidido poner su granito de arena en la nueva batalla en boga entre las marcas: la del tamaño de la pantalla. La nueva Cyber-shot DSC-N1, así es, luce un monitor de 3 pulgadas y tecnología táctil que la ha convertido en uno de los juguetes fotográficos más admirados del ya clausurado Sonimagfoto 2005.

La presencia de la Cyber-shot DSC-N1 en el stand de Sony en la octava edición de la feria Sonimagfoto ha sido una excelente muestra de agilidad y reflejos por parte de la marca. Presentada oficialmente dos días antes de que el salón barcelonés abriera sus puertas, la compacta de 8 millones de píxeles se ha convertido en una de las más recientes novedades que se dejaron ver por Barcelona hasta el pasado domingo.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La cámara que se exhibió en la feria y con la que QUESABESDE.COM pudo realizar esta primera toma de contacto es un modelo no definitivo, por lo que cabe esperar algún cambio o mejora tanto en el funcionamiento como en la calidad final de las imágenes capturadas.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Según el personal de Sony en Sonimagfoto, el modelo definitivo llegará al mercado el próximo mes de noviembre, con un precio de lanzamiento que rondará los 550 euros.

Unas poco prodigadas 3 pulgadas
Estilizada y con un cuidado diseño -la marca sabe que es en este terreno donde se la juega- la cámara luce unas dimensiones reducidas, aunque no puede inscribirse en la categoría de las ultracompactas. Con un grosor considerable, la N1 luce un cuerpo metálico que, al menos a primera vista, parece muy resistente.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El reparto de encantos es poco equitativo entre las dos partes de la cámara, con una aplastante ventaja de la zona posterior. Una parte trasera que está ocupada casi en su totalidad por la inmensa pantalla de 3 pulgadas.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En realidad, no se trata de la primera pantalla de tan generosas dimensiones incorporada en una cámara fotográfica digital: la pionera en este terreno es, desde principios de enero, la EasyShare-One de Kodak.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Tampoco tiene la exclusiva en el funcionamiento táctil, pero sí es cierto que, de cumplirse las fechas de lanzamiento anunciadas, sí será la primera con estas características que llegue a los escaparates del país.

Manejo táctil
Sony ha decidido aprovechar al máximo esta característica táctil de la pantalla TFT, de forma que la inmensa mayoría de los controles y funciones de la cámara pasan por aquí. Un sistema realmente innovador, práctico e intuitivo -una vez que el usuario se acostumbra-, cuya única pega podría recaer en el cuidado y la atención que merece semejante pantalla.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Un detalle que cabe subrayar es su excelente visibilidad, incluso en las condiciones lumínicas más complicadas. El modelo probado mostró un comportamiento excelente a pleno sol de mediodía; el secreto, la tecnología retrorreflectante empleada.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Además del botón de encendido y del interruptor para seleccionar entre las modalidades de vídeo, fotografía o revisión de imágenes, el zoom -de 3 aumentos ópticos- es la única función que no depende del LCD de la cámara.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En su lugar, el zoom cuenta con un mando propio en la parte trasera. Aunque éste se encuentra perfectamente situado, luce unas dimensiones excesivamente pequeñas que pueden llegar a dificultar el cambio de distancia focal.

Por lo demás, tanto el desplazamiento del zoom como el funcionamiento del autofoco o el tiempo de encendido y de reacción una vez apretado el disparador no merecen ningún reproche.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

En uno de los laterales del cuerpo se encuentra el compartimento que alberga tanto la batería como la tarjeta de memoria, una MemoryStick Duo.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

La N1, por cierto, cuenta con una memoria interna capaz de almacenar hasta 600 imágenes en baja resolución. Es la llamada función Pocket Album, destinada a aprovechar el tamaño de la pantalla y mostrar las fotos como si de un álbum virtual se tratara.

Control manual
Tras esa apariencia de futurista dispositivo multifunción, no hay que olvidar que tras la N1 se encuentra una auténtica cámara digital. Como tal, dispone de las clásicas opciones entre las que -sorprendentemente- también se encuentra la posibilidad de controlar manualmente la exposición.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Resulta curiosa la presencia de esta opción en una cámara dirigida a un tipo de usuario poco proclive a este tipo de manualidades. Y no nos deja de sorprender, por otro lado, el hecho de que también estos parámetros -diafragma y velocidad- se controlen mediante la pantalla táctil.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Si se selecciona el modo manual o programado, el fotógrafo puede controlar ciertas opciones que, de otra forma, se ajustan automáticamente. Entre ellas se encuentran el balance de blancos o la sensibilidad, aunque algo más escondidas de lo deseable.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

También puede seleccionarse con un toque de dedo en la pantalla el punto de enfoque. Aunque tal vez sea cuestión de acostumbrar al usuario a este tipo de mecanismo, por el momento no parece demasiado eficaz.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, hay que insistir en la idea de que no son éstos los criterios prioritarios para el usuario al que va dirigida la N1.

Respecto a la calidad de las imágenes tomadas como muestras con este modelo de preproducción, la N1 depara pocas sorpresas.

  Muestras: 8 MP   © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con un modelo de preproducción de la Sony Cyber-shot DSC-N1:

Sus 8 millones de píxeles ofrecen una buena calidad y detalle en las fotografías, si bien es cierto que -como ocurre en tantos otros casos- el aumento de la sensibilidad conlleva una presencia de ruido directamente proporcional.

  Muestras: sensibilidad   © QUESABESDE.COM

Las capturas se han realizado con un modelo de preproducción de la Sony Cyber-shot DSC-N1:


200 ISO

400 ISO

800 ISO

La N1 se mueve en unos valores de sensibilidad situados entre 64 y 800 ISO. Hasta 200 ISO no hay ningún problema, e incluso a 400 ISO la cámara se desenvuelve con soltura en aquellas capturas realizadas en interiores. A partir de este parámetro, como es habitual, el ruido hace acto de presencia, aunque hay que reconocer que en las primeras muestras observadas se mantiene dentro de unos límites razonables.

Funciones adicionales
Ya hemos visto cómo la N1 juega a ser una cámara con unas funciones muy peculiares y que van más allá de lo meramente fotográfico. Así, además de la posibilidad de emplearla como un álbum, la cámara también permite almacenar archivos de audio.

Respecto a la edición de las imágenes en la propia cámara, las funciones táctiles simplifican en gran medida operaciones como la rotación o el recorte de la fotografía. En este sentido, los responsables de la marca nos recuerdan que con 8 megapíxeles es posible realizar una selección de una zona concreta de la imagen manteniendo un tamaño de imagen considerable.

Sony Cyber-shot DSC-N1
Sony Cyber-shot DSC-N1
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Entre estas posibilidades, la función "pintar" es una de las que, posiblemente, más divertirá a los usuarios. Ayudados por un pequeño puntero -incluido de serie con la cámara-, es posible dibujar y pintar sobre la imagen mostrada en la pantalla, así como seleccionar distintos colores, herramientas...

Un auténtico despliegue de posibilidades que, si bien se alejan de las funciones fotográficas más convencionales, pueden constituir un curioso valor añadido o una nota de color en un segmento del mercado en el que cada vez resulta más complicado distinguirse de la competencia.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar