Actualidad

Sony ve en el futuro de los sensores un CMOS capaz de capturar a 60 fps

 
21
ABR 2006

La hasta ahora insalvable frontera entre imagen fija y continua está, según Sony, en vías de extinción. Un informe de la firma plantea el desarrollo de un sensor CMOS capaz de disparar a 60 fotogramas por segundo y cuyos beneficios permitirían hablar de imágenes de alta velocidad, captura desde vídeo y estabilización de imagen. Fujifilm, por su parte, ha presentado el prototipo de su CMOS Orgánico, con captura RGB real.

"Sony está impulsando el desarrollo de sensores CMOS de alta velocidad para cámaras digitales que puedan proporcionar imágenes continuas de todos los píxeles con una velocidad de 60 fotogramas por segundo." Éstas son las vertiginosas cifras con las que trabaja la división de sensores digitales de Sony y que han trascendido la misma semana en que la compañía ha bautizado oficialmente su futuro sistema réflex digital, englobado bajo la marca α.

La cita pertenece a un informe de Sony aparecido en el último número de su publicación corporativa CX-News. A pesar de que la firma no habla en él de modelos concretos o plazos para el desarrollo de este proyecto, la sombra de las primeras cámaras SLR que Sony planea lanzar a partir de este verano emerge inevitablemente entre los párrafos del estudio.

Y es que de cumplirse las expectativas publicadas, no sólo se multiplicaría por seis la velocidad máxima de captura conseguida hasta ahora por una cámara digital, sino que se abriría un nuevo mundo de posibilidades para este segmento.

Pese al tono distendido y didáctico del amplio informe de Sony, entre sus líneas se esboza un buen número de las pautas que, según la firma, podrían marcar el desarrollo de los próximos tiempos en la fotografía digital.

Seleccionar la mejor imagen
Aunque los datos manejados resulten sorprendentes, la idea sobre la que orbita el proyecto de Sony es uno de los clásicos que desde hace tiempo se manejan en los círculos fotográficos: un sensor con suficiente resolución y velocidad, capaz de capturar vídeo y extraer a partir de éste los fotogramas deseados con una calidad razonable.

Sony se refiere a esta idea en los siguientes términos: "Las imágenes individuales que conforman la captura en movimiento tendrán la calidad de una fotografía fija, y la línea divisoria entre imágenes estáticas y en movimiento se disolverá."

El resultado, asegura la compañía, permitirá seleccionar la mejor imagen dentro de la secuencia de 60 fotogramas de alta resolución capturados en 1 segundo.

También estabilización
Pero las anunciadas ventajas de esta tecnología no se limitan únicamente a la velocidad del disparo. Frente a la tendencia de muchas cámaras de implementar sistemas de estabilización o sensibilidades altas, Sony propone aprovechar este sistema para solventar las limitaciones de una escena de escasa luminosidad.

Así, se habla de incrementar la cantidad de información capturada mediante la suma de diversos fotogramas para crear una única imagen de alta resolución. Según esta teoría, el sistema, denominado "adición multiplano", permitirá conseguir una imagen nítida y sin vibraciones aunque no haya un sistema de estabilización en la cámara o en el objetivo, así como mejorar la ratio de ruido de la señal.

Fujifilm y la captura RGB
Recientemente, Fujifilm también ha hecho públicas sus propias cábalas en lo referente a nuevos sensores digitales. Sus avances, en lugar de encaminarse hacia el incremento de la velocidad, se relacionan con la captura real de los tres canales RGB que conforman una imagen en color.

Sin adentrase en profundas cuestiones técnicas sobre el funcionamiento del nuevo sensor, cuya denominación de CMOS Orgánico se debe al uso de una "película de conversión fotoeléctrica orgánica", su estructura recuerda inevitablemente a los sensores desarrollados por Foveon y empleados en las réflex digitales de Sigma. En lugar de un filtro Bayer, el CMOS dispondría de tres capas, cada una de ellas sensible a uno de los tres canales lumínicos.

Aunque aún parece pronto para hablar de aplicaciones reales -un prototipo de 120 x 160 píxeles ya permite capturar una imagen monocroma-, cabe preguntarse por la compatibilidad de esta nueva tecnología con los sensores SuperCCD que hasta ahora ha defendido Fujifilm.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar