Actualidad

La promesa de Sony de capturar a 60 fps toma cuerpo en un nuevo sensor de 6 MP

 
19
FEB 2007

Ni la resolución (6 millones de puntos), ni el tamaño (1/1,8 de pulgada) convierten en noticia al captor que Sony acaba de poner en liza. Con una velocidad de disparo de 60 fotogramas por segundo en la máxima resolución, el nuevo sensor materializa los esbozos que Sony hiciera públicos hace ya casi un año sobre estos CMOS de alta velocidad.

"La línea divisoria entre imágenes estáticas y en movimiento se disolverá." Con estas proféticas palabras anunciaban los ingenieros de Sony en abril del pasado año el desarrollo de una nueva generación de sensores CMOS.

Lo que entonces era teoría, hoy es una realidad que la compañía nipona ha plasmado en un CMOS de 6 megapíxeles cuya velocidad de captura alcanza los 60 fotogramas por segundo.

Aunque en su momento se especuló con la posibilidad de que los nuevos sensores se orientaran hacia el joven segmento réflex digital de Sony, las 1/1,8 pulgadas del CMOS IMX017CQE hacen descartar por ahora esta posibilidad para girar la vista hacia las cámaras compactas.

Hasta 300 fps
Con 6 millones de fotodiodos de 2,5 micrones de lado, según explica Sony, la clave del nuevo CMOS radica en integrar un conversor analógico-digital separado para cada columna. De este modo, es posible alcanzar la citada velocidad de 60 imágenes por segundo, trabajando con 6 megapíxeles a 10 bits.

De todos modos, el sensor también ofrece un modo de captura a 12 bits, aunque en este caso la velocidad queda reducida a 15 fotogramas por segundo. En el otro extremo, el disparo puede llegar a alcanzar los 300 fotogramas por segundo, mediante un método alternativo de lectura que implica reducir la resolución de captura.

Foto: Sony Corporation
Secuencias como ésta del estallido de un globo de agua demuestran las posibilidades que ofrece el nuevo sensor de Sony.

Tal y como se puede apreciar en los ejemplos expuestos por Sony, los resultados de esta última opción permiten apreciar detalles que escapan a la vista humana. Imágenes que, en todo caso, recuerdan más a los experimentos científicos vinculados a la fotografía de alta velocidad que a una cámara compacta convencional.

Vídeo y foto
Pese a la extensa descripción técnica del nuevo dispositivo, no se aporta ningún detalle sobre la producción, comercialización o aplicación en una cámara.

De todos modos, sí se recuerda una de las principales aplicaciones de esta elevada velocidad de disparo a máxima resolución: la posibilidad de realizar capturas fotográficas mientras se graba una secuencia de vídeo.

No obstante, no se hace ninguna referencia concreta a otras dos de las funciones vinculadas a esta tecnología que sí se mencionaron en su día: la estabilización y la mejora de los resultados a altas sensibilidades mediante la suma de varios fotogramas.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar