Actualidad

La saga Bravia y la PS3, cara y cruz en los resultados financieros de Sony

 
17
MAY 2007

El balance del último año fiscal de Sony, hecho público ayer, muestra una enorme disparidad entre los distintos segmentos de negocio de la firma. El excelente rendimiento en la electrónica de consumo -liderada por la familia Bravia- contrasta con los 1.476 millones de euros que tiñen de rojo las cuentas de la sección de videojuegos. A pesar de todo, Sony ha cerrado el año con un 2,2% de beneficio neto.

Sony ha conseguido escapar de los números rojos al cierre de su año fiscal de 2006 a pesar de los problemas generados por el accidentado lanzamiento de la PlayStation 3 y el conocido conflicto de las baterías defectuosas. El éxito de las secciones de electrónica de consumo y cine -la primera en particular- ha desembocado en un moderado beneficio neto de 2.700 millones de yenes (algo más de 17 millones de euros).

El gigante nipón se ha mostrado optimista con respecto a su futuro y ha anunciado que sus previsiones para 2008 pasan por alcanzar un beneficio neto de 320.000 millones de yenes (más de 2.000 millones de euros).

Rendimiento de la saga Bravia
La popular familia de productos Bravia, en particular los televisores LCD, ha alejado de los números rojos a Sony con un gran rendimiento en el mercado.

También otras gamas de producto, como las cámaras fotográficas Cyber-shot o los ordenadores Vaio, han facilitado con su saldo positivo los buenos resultados de la firma.

Y es que las ventas totales en el segmento de la electrónica de consumo crecieron un 16,9%, hasta alcanzar un beneficio por operaciones de 159.700 millones de yenes (unos 1.000 millones de euros).

Desde la perspectiva de la producción fílmica, grandes éxitos como "Casino Royale" o "El código Da Vinci" también han conseguido generar 42.700 millones de yenes (más de 270 millones de euros).

PlayStation 3
La sección de videoconsolas es la cruz de la moneda, con la PS3 como protagonista de unas importantes pérdidas operacionales de 232.300 millones de yenes (1.476 millones de euros).

Aunque las ventas totales de la sección de videojuegos han aumentado en un 6,1%, todos los problemas que han acompañado al accidentado bautismo de la PS3 han pasado factura.

El sonado retraso del lanzamiento en los territorios PAL, los inesperados gastos de distribución, la incertidumbre de la guerra de formatos, el elevado coste de producción o la feroz competencia de la Xbox de Microsoft y la Wii de Nintendo (ambas mucho más económicas que la PS3) se cuentan entre las causas de este rendimiento negativo.

Sony ya ha distribuido 5,5 millones de PS3 en todo el mundo, de las que ya se han vendido 3,6 millones.

La firma también es optimista con la videoconsola, y espera que su plena expansión comience a despuntar en el presente ejercicio fiscal. Más títulos de software y una reducción en el precio de fabricación ayudarán a revertir las pérdidas, aunque abandonar el color rojo en 2007 se antoja una meta complicada.

0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar