• HP Photosmart A826: de un vistazo
  • Ricoh GX200: toma de contacto y primeras muestras
Prueba de producto
MODA AZUL

Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500: toma de contacto

 
4
JUL 2008

Saboreada y digerida la victoria en la guerra de los formatos -físicos- de alta definición, Sony no ceja en su empeño de introducir la tecnología del láser azul en los hogares de todo el mundo. Buena muestra de ello es el reproductor Blu-ray BDP-S500. En QUESABESDE.COM lo hemos probado formando pareja con un nuevo LCD de 32 pulgadas y resolución Full HD de la marca nipona, el Bravia KDL-32W4000.

La introducción de una nueva tecnología suele ser un proceso lento. Hegemónicos hoy día, los discos DVD tuvieron que lidiar largamente con el sistema VHS de toda la vida antes de estar presentes en millones de casas. Ya casi nadie se acuerda de lo que era rebobinar una cinta VHS.

¿Sucederá lo mismo con el DVD? ¿Podrá el formato Blu-ray erradicar de la faz de la tierra una tecnología que sigue siendo la preferida por millones de usuarios? Como siempre, el tiempo lo dirá, aunque buenas maneras no le faltan.

Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500
Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La mejor forma de que un nuevo sistema sea del agrado de los usuarios es que esté bien acompañado por buenos dispositivos. En QUESABESDE.COM hemos probado el Sony Bravia KDL-32W4000 junto con el BDP-S500: un LCD de 32 pulgadas con resolución Full HD y un reproductor de discos Blu-ray compatible con el modo 24p, respectivamente.

Pese a que Sony todavía tiene que hacer algo -urgentemente- con los tiempos de carga e inicio de visionado de sus reproductores Blu-ray, la verdad es que la pareja formada por este dispositivo con láser azul y el nuevo LCD ha dado muy buenos resultados.

Una vez más, nos cuestionamos si realmente vale la pena pagar por una resolución de 1920 x 1080 píxeles cuando la vamos a embutir en una diagonal de 32 pulgadas.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La diferencia con respecto a la resolución HD Ready (1366 x 768 píxeles) es casi inapreciable en este tamaño de pantalla, y es muy molesto haber desembolsado una importante cantidad de dinero por algo que realmente no podemos apreciar.

El KDL-32W4000 fue presentado el pasado mes de abril, ya está disponible y su precio oficial se sitúa en torno a los 1.100 euros, si bien podemos encontrarlo por unos 1.000 euros en algunas tiendas on-line. Además de contar con la resolución Full HD, el nuevo LCD de Sony destaca también por incorporar un sintonizador para la TDT en alta definición.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El reproductor de Blu-ray BDP-S500, disponible desde hace varios meses, tenía un precio oficial de 1.000 euros, pero actualmente puede encontrarse por menos de 500 euros en la mayoría de los comercios, tanto virtuales como físicos.

Destaca su diseño y su compatibilidad con el modo 24p, además de su lento funcionamiento. Ver una película con el reproductor de Sony lleva -por desgracia- su tiempo.

Interesante cuadro...
Hay diseños que funcionan y otros que no. Seguro que los fabricantes de productos electrónicos tienen una larga lista de éxitos y fiascos en esta categoría. Sony, además de incluir algunas de las últimas tecnologías de imagen en el KDL-32W4000, ha optado por crear un envoltorio especial.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal como vimos en la serie E4000, Sony ha dotado a su LCD de 32 pulgadas de un diseño que se asemeja más a un marco de fotos digital que a un televisor propiamente dicho. Buena idea, máxime si tenemos intención de colgar el televisor en la pared de nuestro salón.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Puestos a jugar a los parecidos razonables, si hablamos del BDP-S500 diríamos que se parece a... un ladrillo. Uno de ésos que si le caen a uno encima del pie, se lo rompen.

No es que el diseño de este reproductor Blu-ray sea feo (muy al contrario, el negro azulado que luce es de lo más atractivo), pero su grosor y sus dimensiones parecen ir en dirección opuesta al concepto de miniaturización, primordial en el mundo tecnológico.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Bañando en los habituales colores negro y plateado, los botones de control básicos del KDL-32W4000 se hallan en la parte superior y los altavoces están muy bien disimulados en la base plateada del marco de la pantalla.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A primera vista, el BDP-S500 presenta únicamente tres botones: el de encendido, el de bajar y subir la tapa deslizante que cubre la parte frontal del reproductor y el de abrir y cerrar la bandeja de los discos Blu-ray.

Al abrir la tapa frontal, descubrimos algunos botones más: los básicos de control, como los de reproducir, parar, activar la pausa y saltar capítulos. El diseño, pese a ser un dispositivo de dimensiones considerables, tiene cierta elegancia.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El control remoto del KDL-32W4000 sigue la línea de diseño marcada por el televisor. Es simple y elegante, con un buen tamaño para los botones principales y accesos directos para las funciones más susceptibles de ser modificadas (modo de imagen, sonido, formato de pantalla y entrada de vídeo, por citar algunas).

Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por lo que al control remoto del BDP-S500 se refiere, éste una vez más se excede en dimensiones.

Sony BDP-S500, control remoto
Sony BDP-S500, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500, control remoto
Sony BDP-S500, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si bien cuenta con una gran cantidad de botones y la mayoría de ellos son realmente útiles, su extremada longitud hace que tengamos que desplazar la mano por su superficie si queremos llegar a todas sus funciones. Diríamos que su diseño es correcto, pero mejorable.

Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Sony Bravia KDL-32W4000, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500, control remoto
Sony BDP-S500, control remoto
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de menús del reproductor Blu-ray es minimalista hasta el límite de lo posible. Sólo cuenta con tres categorías y unas pocas opciones de configuración.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Todo lo contrario de la interfaz que presenta el KDL-32W4000, que utiliza el popular sistema XMB (Xross Media Bar) de Sony.

Los usuarios de la PlayStation 3 o la PSP reconocerán el XMB del LCD de Sony de inmediato, ya que se trata de una variación del mismo diseño: distintas categorías repartidas horizontalmente, cada una de ellas con opciones que podemos seleccionar verticalmente.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Un último apunte en cuanto al diseño del nuevo televisor de Sony: el logotipo de la parte frontal está iluminado por defecto, pero si nos molesta la luz blanca que emite, podemos desactivarlo y se apagará.

Conectados
En el terreno de las conexiones, tanto el KDL-32W4000 como el BDP-S500 incluyen los puertos más habituales y -cómo no- necesarios para disfrutar de la alta definición.

A los tres puertos HDMI que ofrece el LCD de Sony hay que añadirles las típicas entradas de vídeo por componentes y vídeo compuesto, los euroconectores y la salida de audio digital (óptica).

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Destaca el puerto USB ubicado en uno de los flancos del televisor. No es ninguna novedad que un LCD disponga de un puerto de estas características, pero en el caso del televisor de Sony, éste viene acompañado del modo Picture Frame, que permite visualizar imágenes en la pantalla mediante un consumo de energía reducido.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como de costumbre, algunas de las conexiones están en el flanco izquierdo de la pantalla, aunque la mayoría están ubicadas en la parte posterior del televisor. Es de reseñar también la incorporación de un sintonizador para la TDT en alta definición y un descodificador para el formato de compresión AVCHD, muy popular en el mundo de las videocámaras digitales.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El BDP-S500 comparte la compatibilidad con el formato de compresión AVCHD, pero no cuenta ni con un puerto USB ni con una ranura para tarjetas de memoria, de modo que a través del reproductor de discos Blu-ray no podemos acceder a archivos que tengamos almacenados en dispositivos portátiles.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otra de las características que destaca del BDP-S500 -aunque de manera negativa- es el tiempo de carga de los discos.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Para que el reproductor de Sony dé señales de vida, necesitamos 43 segundos. Hasta llegar al minuto, no conseguimos abrir la bandeja de los discos, y cuando alcanzamos los menús de la película ya han transcurrido 2 minutos enteros. Vemos las primeras imágenes a los 2 minutos y 18 segundos, aproximadamente.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto es, a día de hoy, muchísimo tiempo. En el caso de tener el disco ya inserto en el reproductor a la hora de encenderlo, podemos estar viendo una película al minuto y medio.

Pero si por error apagamos el reproductor con un disco dentro que queríamos extraer, volver a encenderlo para abrir la bandeja es una tortura interminable.

Aliados en imagen
La pareja formada por el KDL-32W4000 y el BDP-S500 presenta una calidad de imagen más que notable. La configuración inicial del LCD de Sony ofrece colores vivos, aunque ligeramente saturados y demasiado cálidos. El modo de imagen por defecto es el Estándar, aceptable pero mejorable.

Un buen contraste, un brillo adecuado y una temperatura de color con varios modos ajustables son algunos de los aspectos más destacados.

Los tres modos de imagen de que dispone el KDL-32W4000 deben utilizarse según la luz que contenga la sala. El modo Cine requiere un espacio oscuro, el modo Vivos es para ambientes con muchísima luz y el modo Estándar está a medio camino entre un ambiente y otro.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aunque este televisor no permite la calibración independiente de los colores, tampoco hace falta llevar a cabo grandes cambios en la configuración inicial para conseguir una buena calidad en las reproducciones de contenido en alta definición. Unos pequeños ajustes en la temperatura de color y la correcta selección del modo de imagen deberían bastar.

Por lo que respecta al BDP-S500, presenta la calidad ya de por sí excelente de los discos Blu-ray.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si activamos el modo 24p del reproductor, ganamos en definición y detalle, aunque cambia la cadencia de fotogramas por segundo y a algunos usuarios esto todavía no les convence. No obstante, se agradece que podamos cambiar en cualquier momento el tipo de salida de vídeo del reproductor.

Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como es habitual, el KDL-32W4000 realiza un sobreescaneo de la imagen con el que perdemos parte del material audiovisual en los flancos de la pantalla. Si activamos la opción "Píxel completo" desde el menú, podemos ver la película tal y como fue ideada originalmente.

La tecnología de los 100 hercios y el modo 24p ayudan también a que la experiencia de ver un film en casa se parezca cada vez más a estar en un cine.

Con esta pareja de dispositivos de Sony, las imágenes en movimiento no parecen sufrir en absoluto. Al contrario, la calidad es excelente, así como el desentrelazado en diferentes situaciones.

Sólo se aprecia un notable parpadeo en imágenes estáticas que contienen textos grandes y coloristas. Los saltos de imagen en los desplazamientos de la cámara son prácticamente inexistentes y los colores se separan casi a la perfección.

El "ruido mosquito" brilla por su ausencia y se mantiene la resolución, aunque la imagen contenga mucho texto, y el efecto "travelling" es mínimo.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La serie Bravia W4000 de Sony está compuesta por cuatro modelos con diagonales de 32, 40, 46 y 52 pulgadas. A diferencia del resto, el modelo de 32 pulgadas no incluye la tecnología de imagen x.v.Colour ni un panel de 10 bits. Aun así, los resultados están por encima de la media.

Incluso en entornos como los de los videojuegos de nueva generación, el KDL-32W4000 responde estoicamente a la ráfaga de imágenes en alta definición que ofrece la Xbox 360. Con la consola de Microsoft, el LCD de Sony ofrece unos colores impactantes, de gran vivacidad y sin rastro alguno de los temidos efectos de "travelling" o "clouding".

Gracias al Bravia Engine 2, Sony ha conseguido dotar a su nueva saga de LCD de un buen motor de imagen, que supera al que probamos en el Toshiba Regza 32XV505DG, por ejemplo. Con todo, el televisor de Sony tiene exactamente el mismo problema que el de Toshiba: constreñir la resolución Full HD en unas modestas 32 pulgadas.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Francamente, la variación de calidad entre las resoluciones Full HD y HD Ready en un televisor de 32 pulgadas es mínima, por no decir inapreciable. Buscar la diferencia entre una imagen con 720 líneas progresivas y otra con 1080p es una tarea harto complicada.

Sólo se distinguen en pequeños detalles y si estamos a dos palmos de la pantalla. En el caso de estar sentados a un par de metros del panel, es casi imposible discernir el salto cualitativo.

¿Vale la pena entonces invertir en un televisor de 32 pulgadas con resolución Full HD? Depende de las circunstancias de cada usuario, el espacio de que dispongamos, el presupuesto que estemos manejando y el uso que queramos darle a nuestra nueva adquisición.

Para unos será un televisor ideal; para otros, una tomadura de pelo y un derroche de dinero.

De lo que no hay duda alguna es de que estamos ante un buen televisor, que después de unas pequeñas calibraciones ofrece una calidad de imagen que ya querrían para sí muchos competidores. Y si además forma pareja con un reproductor de discos Blu-ray como el Sony BDP-S500, la experiencia visual es aún mejor.

Más alto, por favor
El BDP-S500 tiene salida para la mayoría de las tecnologías de audio más actuales, siendo Dolby Digital y DTS los máximos estandartes. Siempre y cuando dispongamos de un buen equipo de audio dedicado, el sonido será excelente. Si tenemos que confiar en el retumbar de los altavoces del KDL-32W4000, eso ya es otro cantar.

Resulta decepcionante que ciertos televisores ofrezcan una calidad excelente en el ámbito de la imagen y otra tan bochornosa en el del audio.

Sony Bravia KDL-32W4000
Sony Bravia KDL-32W4000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony BDP-S500
Sony BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Lo pudimos comprobar con la nueva serie de LCD de Panasonic, y aunque el resultado no es tan desastroso como en el caso del Viera TX-37LZD800F, el televisor de Sony no destaca precisamente por ensordecer con sus tímidos altavoces.

Como es habitual, dispone de varios modos de sonido y permite ajustar los agudos, los graves y el balance, aunque carece de ecualizador, algo que sí tiene el LG 50PG6000, por ejemplo.

¿Vale lo que ofrece?
Pese a ser el hermano pequeño de la serie, el Bravia KDL-32W4000 es un televisor con unas credenciales envidiables. Además de ofrecer una buena calidad de imagen, un excelente modo 24p y un precio y unas dimensiones aceptables, incorpora un sintonizador para la TDT en alta definición y resolución Full HD.

Su mayor hándicap son, sin duda alguna, esas modestas 32 pulgadas. Hace unos años, tener una diagonal de estas dimensiones era un lujo. Hoy en día, parece como si fuera una deshonra no disponer de un televisor con un mínimo de 42 ó 46 pulgadas. Tonterías.

Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500
Sony Bravia KDL-32W4000 y BDP-S500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El usuario que busque algo comedido en tamaño pero con calidad contrastada, encontrará en el LCD de Sony un buen compañero de viaje. Con todo, hay que recordar que el precio de este televisor gira en torno a los 1.000 euros, y que por ese coste hay infinidad de opciones que también merecen consideración.

Con respecto al reproductor de discos Blu-ray BDP-S500, incidimos en lo dicho hasta ahora: un buen dispositivo, de diseño elegante aunque de enorme tamaño, y cuyo defecto más alarmante es el tiempo que tarda -sencillamente intolerable- en ponerse en marcha y reproducir una película.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar