• Nikon 24 mm f1.4 G ED AF-S: prueba de campo
  • Olympus M.Zuiko 9-18 mm f4-5.6 ED: prueba de campo
Prueba de producto
LA VIDA EN 360 GRADOS

Sony Bloggie MHS-PM5: prueba de campo

 
19
ABR 2010

Su nombre lo dice todo. La Bloggie MHS-PM5, presentada a principios de año en el salón CES de Las Vegas, viene dispuesta a seducir a quienes gustan de compartir vídeos a través de Internet. Capaz de grabar secuencias en alta definición con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles, sus principales argumentos son -sin embargo- su objetivo basculante y un curioso accesorio para grabar secuencias con un ángulo de visión de 360 grados.

Para destacar en el sobresaturado mercado tecnológico es casi indispensable ofrecer algo diferente. Eso es precisamente lo que ha conseguido Sony con su Bloggie MHS-PM5, que llega con un particular adaptador para grabar secuencias de vídeo con un ángulo de 360 grados.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Accesorios al margen, la PM5 es otra cámara para entusiastas de la web 2.0 que ha demostrado ser -como veremos a continuación- bastante solvente en cuanto a calidad de imagen y muy original en lo tocante al diseño.

Objetivo móvil
Al igual que otras cámaras de filosofía y gama similares, como la Creative Vado HD o la Kodak Zi8, la PM5 presenta un cuerpo de formato vertical muy sencillo, salpicado por unos pocos botones. El plástico predomina en la carcasa de esta cámara, que a pesar de ello transmite entre las manos una agradable sensación de robustez.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal y como cabía esperar, tanto sus dimensiones como su peso la hacen ideal para llevarla siempre en el bolsillo, lista para funcionar en todo momento. Basta con girar su objetivo basculante para la que la cámara se ponga en marcha con una agilidad notable.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y ésta es precisamente una de las aportaciones más interesantes de la PM5: su peculiar óptica basculante, que gracias a una capacidad de giro de 270 grados nos permite adoptar posturas de grabación muy variadas y originales.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Podemos, por ejemplo, dejar la cámara plana sobre una mesa y empezar a grabar disimuladamente o girar totalmente el objetivo y dedicarnos a la vanidosa actividad de grabarnos a nosotros mismos, práctica habitual entre los usuarios de redes sociales a los que va dirigida esta cámara.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Además, esta capacidad de giro nos permite replegar el objetivo hasta que queda totalmente protegido, algo que no ocurre con muchas de las videocámaras de este segmento, cuya lente permanece constantemente expuesta a la suciedad.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La PM5, por cierto, carece de zoom óptico y sistema de autofoco, déficits previsibles en modelos económicamente más asequibles, pero no tanto en una cámara por la que Sony pide 200 euros.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y una vez más y como suele ser habitual en este segmento, la PM5 cuenta con un conector USB directo. En otras palabras: no necesitamos cables adicionales para conectar el dispositivo al ordenador. Lamentablemente, éste sobresale muy poco del cuerpo de la cámara y es totalmente rígido, por lo que en ocasiones resulta realmente incómodo de utilizar.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En un lateral de la cámara, oculta por una tapa algo endeble, se encuentra una única ranura para tarjetas de memoria SDHC y MemoryStick Pro Duo. Teniendo en cuenta que las SD Card y SDHC son, a día de hoy, las tarjetas más extendidas en el mercado, es de agradecer que Sony ofrezca la oportunidad de usarlas -por fin- en sus videocámaras.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sin embargo, resulta bastante incomprensible que la PM5 no disponga de conexión HDMI, una característica de la que sí hacen gala otros modelos mucho más baratos y sencillos.
Visión total
Como adelantábamos, lo más sorprendente que ofrece Sony en esta Bloggie es un originalísimo adaptador que se vende junto a la cámara (aunque también es posible comprarla sin él) y que permite grabar vídeos con un ángulo de visión de 360 grados. Sí, lo han leído bien: 360 grados.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Este cabezal convierte la óptica de la PM5 es una especie de ojo de pez que da como resultado un peculiar vídeo de formato circular que recoge todo cuanto sucede alrededor de la cámara. Posteriormente, ya frente al ordenador, un software suministrado por Sony nos permite estirar el vídeo esférico para obtener una imagen ultrapanorámica.

Arriba, una captura de uno de los vídeos grabados con el adaptador de 360 grados tal y como sale de la cámara. Abajo, detalle del software suministrado por Sony para "estirar" estos vídeos.

Ésta es, sin duda, una prestación sumamente atractiva, aunque como no podía ser de otra manera, también tiene sus inconvenientes. Y es que el adaptador no es precisamente una pieza de ingeniería óptica, y su construcción en plástico genera todo tipo de reflejos y distorsiones que comprometen la nitidez final del vídeo.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Al margen de la calidad que brinda, se trata de un accesorio curioso y divertido, por lo que no está de más aplaudir la iniciativa de Sony por poner algo diferente sobre la mesa.

Los vídeos se han capturado con una Sony Bloggie MHS-PM5 y el adaptador óptico para conseguir un ángulo de visión de 360 grados
Mejor a 720p

Aunque la PM5 no es -como hemos visto- una videocámara para quienes anden en busca de la mejor calidad de imagen, es capaz de capturar vídeos bastante decentes siempre y cuando las condiciones lumínicas acompañen. Con buena luz, la nitidez y el nivel de detalle son los esperados en una cámara de estas características y la reproducción del color es bastante sólida.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Si optamos por grabar en lo que comúnmente se denomina Full HD (es decir, secuencias con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080), en escenas con movimiento el vídeo avanza a trompicones, como si la PM5 no fuera capaz de gestionar con fluidez semejante volumen de información. También en este modo, cuando la luz escasea, los objetos que se desplazan tienden a dejar molestas estelas en la imagen.

Los vídeos se han capturado con una Sony Bloggie MHS-PM5, con un tamaño de cuadro de 1280 x 720 y 50 fotogramas por segundo
Es por ello que recomendamos usar el modo de grabación a 1280 x 720 píxeles y con 60 fotogramas por segundo, con el que obtendremos secuencias más fluidas y con una mayor definición.



Montaje realizado con varias secuencias de vídeo grabadas con la Sony Bloggie MHS-PM5.

La PM5 ofrece un tercer modo de grabación con este mismo tamaño de cuadro, pero con una cadencia de 30 fotogramas por segundo. Curiosamente, es éste el único modo que nos permite activar el estabilizador electrónico de la cámara, que lamentablemente no es demasiado eficaz y resulta prescindible en la mayoría de los casos.

Muestras: fotografías
Las fotografías se han realizado con una Sony Bloggie MHS-PM5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
las fotografías se han realizado con una sony bloggie mhs-pm5 en la máxima resolución
Como no podía ser de otra manera, la PM5 también permite tomar fotografías de hasta 2 megapíxeles de resolución que, al igual que ocurre con la grabación de vídeo, no destacan precisamente por su calidad.
Buscando la diferencia
Dándole a la MHS-PM5 el sobrenombre de Bloggie, Sony deja claro cuál es el potencial usuario de esta videocámara: todo aquel que ande buscando un dispositivo sencillo, portátil y económico que le permita compartir sus vídeos a través de Internet. Para este cometido, la cámara cumple a la perfección.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ahora bien, existen en el mercado otros muchos modelos que podrían encajar en esta descripción, y con un precio mucho más competitivo que el de la PM5.

Sony Bloggie MHS-PM5
Sony Bloggie MHS-PM5
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es aquí donde el usuario debe valorar si está dispuesto a pagar un poco más por estos curiosos extras que ofrece la PM5: un objetivo basculante realmente versátil y un originalísimo adaptador para capturar la vida en 360 grados.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar