Actualidad

Las pobres ventas de teléfonos móviles arrastran a Sony a pérdidas multimillonarias

10

El fabricante japonés prevé una pérdida de 2.150 millones de dólares tras revisar las proyecciones de sus móviles y tablets

Sony Xperia M2
Sony Xperia M2
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
El Xperia M2, de características intermedias y precio asequible, ha de hacer frente a una competencia despiadada.
17
SEP 2014

El plan de reestructuración de Sony emprendido por su consejero delegado, Kaz Hirai, se ha encontrado con un nuevo obstáculo. La compañía ha revisado sus objetivos para el ejercicio del presente año fiscal, que contempla una pérdida de 2.150 millones de dólares al cierre del balance en marzo de 2015. Casi cinco veces más de lo previsto inicialmente.

Estas pérdidas suponen un embarazoso revés para Hirai y el nuevo responsable de finanzas de la compañía, Kenichiro Yoshida, que se comprometió al asumir su puesto a ofrecer proyecciones más fiables y ajustadas a la realidad, evitando unas revisiones a la baja muy comunes y que tenían insatisfechos a los accionistas de la compañía.

Gran parte de estas pérdidas son atribuidas al pobre rendimiento de la división Mobile Communications, encargada del desarrollo y la venta de dispositivos móviles como tablets y teléfonos inteligentes. Sony había previsto que este importante departamento obtendría beneficios a lo largo de este año fiscal, pero en lugar de eso ha generado unas pérdidas de 1.760 millones de dólares.

Cabe señalar que hace varios meses Sony se desprendió de su división informática Vaio a fin de poner freno a las pérdidas que le venía ocasionando. La compañía también ha iniciado su repliegue del mercado de los lectores de libros electrónicos.

Menos teléfonos baratos y más buques insignia

Las causas que han empujado a Sony hacia este nuevo barranco son múltiples. Por un parte, los mismos fabricantes chinos que están erosionando la cuota de mercado de Samsung también están haciendo mella en las ventas de Sony, particularmente en la gama baja y media.

Por otra parte, la firma japonesa ha tenido problemas a la hora de establecer acuerdos con las principales operadoras de China y Estados Unidos para que vendan sus teléfonos, reduciendo su penetración en el mercado.

Sony, en su informe, reconoce que su estrategia de lanzar teléfonos de precio ajustado con márgenes de beneficios más reducidos no ha dado los resultados que esperaba, por lo que ha decidido reorientar su estrategia comercial. Esto implica un menor énfasis en los segmentos bajo e intermedio y más atención a los modelos considerados tope de gama como el Xperia Z3, más rentables y con un mayor potencial de representación.

Etiquetas
10
Comentarios
Cargando comentarios