Actualidad

Sigue el goteo de datos sobre la SLR de Sony, que confirma el estabilizador AS

 
18
MAY 2006

Sony va poco a poco desvelando más detalles de su primera réflex digital, cuya llegada podría no estar demasiado lejos si atendemos a la intensidad informativa de los últimos días. En este caso, la marca ha confirmado que todas las Alfa llegarán provistas del sistema de estabilización Anti-Shake (AS), que Konica Minolta ya empleaba en sus réflex.

Si hace unos días una entrevista publicada por Sony servía para desvelar alguna pista sobre las ópticas que acompañarán a su futura réflex, la misma estrategia se ha empleado ahora para ampliar -con cuentagotas- más detalles sobre las cámaras Alfa (α). En este caso, la confirmación del estabilizador de imagen Anti-Shake es la novedad más destacada.

Eso es por lo menos lo que asegura Tatsuro Izumi, director general del departamento de Desarrollo de la nueva división que Sony ha creado para el proyecto de cámaras réflex digitales y que antes trabajaba para Konica Minolta.

En una amplia entrevista publicada por la propia compañía y en la que comparte protagonismo con Yoichi Tsusue, responsable de Diseño de Producto de esta misma división, Izumi no deja lugar a las especulaciones cuando le preguntan si el mecanismo antivibraciones Anti-Shake empleado por Konica Minolta se verá en las Alfa: "Nuestros planes de desarrollo para todos los productos de esta línea contemplan equiparlos con nuestra tecnología antivibraciones."

A diferencia del empleado por otras marcas -situado en las ópticas intercambiables- el sistema Anti-Shake de Konica Minolta se localiza en el propio cuerpo de la cámara. Está basado, más concretamente, en la colocación del sensor sobre un dispositivo móvil que compensa la trepidación en las capturas.

Parece, por tanto, que según van pasando los días crecen las similitudes entre los extintos modelos de Dynax y las futuras réflex de Sony. Así, los entrevistados recuerdan que en su día se barajó la posibilidad de desarrollar el sistema SLR en torno a un cuerpo similar al de la Cyber-shot DSC-R1, pero que finalmente se decantaron por la senda de Konica Minolta.

Novedades y futuro
Sin aportar fechas ni datos concretos, los directivos de Sony sí apuntan que la nueva cámara implementará una versión mejorada del citado estabilizador, nuevas funciones de exposición automática y un sistema de ahorro de energía que permita prolongar la autonomía de las baterías Stamina.

Además de destacar la ventaja que supone que sea la propia marca quien se encargue de la producción de los componentes de la cámara (Tsusue asegura que "hay dispositivos de imagen que Sony ha fabricado para otras compañías, y ahora podemos usarlos en nuestros propios productos"), también hay tiempo para hablar del futuro de la fotografía digital.

En este sentido, Tsusue recupera las ideas que Sony ya esbozó hace unas semanas al hablar de la posibilidad de extraer fotografías de alta resolución a partir de una grabación de imágenes continuas. Izumi, por su parte, se decanta por el crecimiento de la sensibilidad de los captores hasta el punto de que los flashes dejen de ser necesarios.

Una buena dosis de rumores
Detalles confirmados y rumores se van entremezclando según se acerca el verano, estación elegida por Sony para presentar oficialmente su primera réflex. La revista francesa Chasseur d´Images no ha querido esperar, y ya ha trazado su propia quiniela sobre los próximos movimientos de la multinacional.

Según ha publicado este medio, la primera de las SLR de Sony verá la luz durante el próximo junio y estará a la venta a finales de ese mismo mes. Además de pronosticar que este cuerpo ocupará el lugar dejado por la Konica Minolta Dynax 5D -incluso publican la imagen no confirmada que ha circulado por Internet durante estos últimos días- y apostar por un sensor de 6 megapíxeles, la revista va más allá al hablar de una segunda réflex que se presentaría en otoño, coincidiendo con la feria germana de Photokina.

En este caso, se trataría de un modelo más profesional, dotado de un sensor de 10 millones de píxeles de la factoría Sony. El mismo -aseguran- que el empleado por la Nikon D200 y por la futura réflex de Pentax, a la que ya denominan K10, nombre que aún no se ha confirmado oficialmente.

Por si fuera poco, el medio galo también aporta una dosis de información incendiaria al hablar de las ópticas. ¿Estará ahora dispuesta Carl Zeiss -especula Chasseur d'Images- a colocar su firma rebautizando los objetivos construidos por Tamron como hace con las cámaras de foto y vídeo de Sony y Panasonic? Poco probable, comentan.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar