• Sony FE 90 mm f2.8 G OSS Macro: análisis
  • Panasonic Lumix GX8: primeras muestras
Prueba de producto
Sony Action Cam FDR-X1000V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony Action Cam FDR-X1000V: análisis

12
14
JUL 2015
Texto y fotos: Álvaro Méndez

Si hay una firma con posibilidades de arrebatarle un trozo del mercado de las cámaras de acción a GoPro, esa es sin duda Sony. Y lo es sobre todo por la coherencia que ha demostrado a la hora de confeccionar su catálogo, apostando fuerte por un diseño y una filosofía propias y fabricando dispositivos lo suficientemente solventes y completos como para competir de frente e incluso superar en algunos aspectos al eterno rival a batir.

Sony Action Cam FDR-X1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La Sony FDR-X1000V, con grabación 4K y un sinfín de prestaciones, es el nuevo buque insignia de la saga Action Cam de Sony y la respuesta de la compañía al lanzamiento de la potente GoPro HERO4 Black Edition, a la que planta cara en muchos aspectos.

Diseño continuista

Uno de los grandes aciertos de Sony al plantear su saga de cámaras de acción fue apostar firmemente por un diseño que, a diferencia de lo que han hecho otras marcas, buscaba imitar a las GoPro. La FDR-X1000V no es una excepción, y a grandes rasgos presenta el mismo tipo de cuerpo y el mismo manejo que sus predecesoras.

A diferencia de las GoPro HERO, la X1000V presume de ser resistente a salpicaduras y bajas temperaturas sin necesidad de usar una carcasa externa, aunque de todos modos se incluye una con la cámara. Un detalle que no es menor, ya que sin la carcasa la cámara pesa menos y se comporta mejor a la hora de registrar tanto el vídeo como el sonido de la toma, por lo que poder prescindir de ella sin preocuparse por que la X1000V reciba alguna salpicadura es una buena noticia.

sony action cam fdr-x1000sony action cam fdr-x1000sony action cam fdr-x1000sony action cam fdr-x1000sony action cam fdr-x1000sony action cam fdr-x1000
Fiel a la saga

La FDR-X1000V reedita el diseño y la construcción visto a lo largo de toda la saga de cámaras de acción de Sony

sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)
sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ya con la carcasa, la X1000 puede resistir caídas de hasta 1,5 metros y sumergirse hasta 10 metros de profundidad, muy por debajo de los 40 metros que garantiza la funda estándar de GoPro y un detalle a tener muy en cuenta por los aficionados al submarinismo.

Son de sobra conocidos los problemas de las carcasas que suministra de serie Sony con sus cámaras, pues la parte curva que protege el objetivo genera ciertos reflejos indeseados y provoca también que las grabaciones submarinas queden en ocasiones desenfocadas. La firma corrige esto en su carcasa opcional para buceo, capaz de aguantar inmersiones de 40 metros y con un frontal plano.

sony action cam fdr-x1000v
Sony Action Cam FDR-X1000V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

A diferencia de las GoPro, la X1000V presume de ser resistente a las salpicaduras y las bajas temperaturas sin necesidad de carcasa externa

Una vez más, todo el control de la cámara se concentra en tres botones: el de grabación, situado en la parte superior, y otros dos ubicados en el lateral y que permiten configurar el dispositivo. Los mandos están secundados por un pequeño monitor monocromo en el que Sony embute de manera algo confusa los menús de control de la X1000V.

Y es que llegar a algunos apartados de estos menús puede ser realmente lento y frustrante, por lo que es más que recomendable llevar la cámara configurada de casa o conectarla mediante Wi-Fi a un smartphone o tablet para manejarla desde la aplicación Sony PlayMemories.

Merece la pena destacar un aspecto de esta Sony que para muchos puede llegar a ser un factor decisivo de compra: algo tan sencillo como la incorporación en la base de una rosca estándar para trípodes, una característica que GoPro parece ser reticente a incorporar a sus productos.

Acción y aventuras en 4K

Armada con un sensor retroiluminado de 1/2,3 de pulgada y 8,8 megapíxeles de resolución, uno de los principales reclamos de la FDR-X1000V es su capacidad para grabar vídeo 4K (3840 x 2160 píxeles) a 30, 25 y 24 fotogramas por segundo y con una tasa de bits máxima de 100 Mbps. Unas cifras que, sobre el papel, igualan lo que ofrecen cámaras de segmentos superiores como la Panasonic Lumix DMC-GH4.

La X1000V es capaz de grabar vídeo 4K a 30, 25 y 24 fotogramas por segundo con una excelente calidad de imagen, cargada de detalle y con una gran nitidez

sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esto se traduce en una excelente calidad de imagen, cargada de detalle y con una nitidez espectacular. Además, gracias a la alta tasa de bits antes mencionada, la cámara consigue gestionar con brillantez el movimiento en la escena.

Sin lugar a dudas, la FDR-X1000V planta cara –e incluso supera- a la GoPro HERO4 en este apartado. El único aspecto que puede despertar algunas dudas es esa tendencia de las Action Cam de Sony a generar una imagen con colores bastante fríos, muy alejada de la calidez que ofrecen las GoPro, aunque esto siempre es cuestión de gustos.

Vídeo grabado con una Sony FDR-X1000V en 4K y a 25 fotogramas por segundo.

Es importante recordar que para poder grabar en 4K y a la máxima calidad disponible es necesario contar con una tarjeta microSDXC con certificación UHS-I/U3 de por lo menos 64 GB. Y eso supone realizar un desembolso adicional de unos 60 euros.

La FDR-X1000V también permite grabar vídeo Full HD a 60, 50, 30, 25 y 24 cuadros por segundo y 50 Mbps, y ofrece asimismo dos modos de grabación a cámara lenta: a 1080p y con 120 fotogramas por segundo y a 720p y con 240 fotos por segundo.

Vídeo grabado con una Sony FDR-X1000V en Full HD y a 100 fotogramas por segundo.

También encontramos en esta cámara un guiño a los camarógrafos más avanzados. Y es que la Sony cuenta con un modo de color neutro que aplana el contraste y reduce la saturación para ofrecer más margen de maniobra a la hora de corregir el color de la secuencias en posproducción. Un guiño al modo ProTune de las GoPro que tanto han agradecido los que utilizan esas cámaras en rodajes algo serios.

Muestras: fotografía
Fotografías obtenidas con una Sony Action Cam FDR-X1000V
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
fotografías obtenidas con una sony action cam fdr-x1000v
A tortas con la autonomía

Hay algunas realidades contra las que uno tiene que chocar repetidas veces. Una de ellas es que las cámaras de acción son por naturaleza pequeñas, y como consecuencia de ello la batería que llevan también es pequeña. Al igual que su autonomía, el gran problema sin resolver de este segmento.

La autonomía sigue siendo el gran problema a resolver en este segmento, y la X1000V no es una excepción

sony action cam fdr-x1000
Sony Action Cam FDR-X1000
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y el caso de la FDR-X1000V no iba a ser menos: grabando vídeo 4K y con el GPS, el NFC y el Wi-Fi activados, la duración de la batería es francamente pobre. Si tenemos la prudencia de desactivarlo todo y rebajar la resolución a Full HD, a lo sumo podremos conseguir poco más de una hora de grabación continuada.

Sony no cuenta con ningún accesorio como el Battery BacPac, que permite acoplar una segunda batería en la cámara para aumentar la autonomía.

Sony no se rinde

Probablemente GoPro seguirá comandando con mano de hierro el mercado de las cámaras de acción durante mucho tiempo. Y es que no cabe duda de que, al margen de si sus productos merecen o no ese honor, la compañía californiana sigue contando con la gran ventaja de haber impulsado este segmento, y probablemente también es la que mejor sabe vender sus cámaras. Basta ver algunos de sus vídeos promocionales para constatarlo.

sony action cam fdr-x1000v
Sony Action Cam FDR-X1000V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por prestaciones, construcción, calidad y precio, esta Sony FDR-X1000V planta cara a la GoPro más potente del momento

Pero también es innegable que a nivel de construcción, prestaciones, calidad y precio, las Action Cam de Sony, y muy especialmente esta HDR-X1000V, son claramente la alternativa a tener en cuenta, las únicas cámaras capaces de competir de tú a tú en casi todos los apartados con las GoPro y salir airosas del lance.

Pero como comentábamos, en el mundillo de las cámaras de acción quizás es tan importante venderse bien como hacerlo bien, y en este aspecto GoPro sigue contando con una presencia contra la que es difícil luchar y con un vasto ecosistema de accesorios con el que hoy día nadie puede competir.

Así que, aun teniendo la cámara de Sony argumentos de sobra para convencer a sus potenciales compradores, es francamente difícil decantarse por uno otro modelo. En la práctica, ni siquiera el hecho de que la HDR-FX1000V sea algo más barata (cuesta unos 500 euros con el mando Live View de muñeca o 400 sin este accesorio) que la GoPro HERO4 Black Edition será algo realmente determinante para la mayoría de ellos.

Nota: las secuencias iniciales del vídeo 4K que acompaña a este análisis están grabadas durante la recreación de una invasión pirata que tiene lugar cada año en las fiestas patronales de la localidad barcelonesa de Premià de Mar.

12
Comentarios
Cargando comentarios