COMPARTIR
  • Apple iPhone 5: análisis fotográfico
  • Apple iPhone 5 y Samsung Galaxy S III: comparativa
Prueba de producto
LA TERCERA EN DISCORDIA

Sony A99: la función de vídeo, a examen

 
30
OCT 2012

Sensor de formato completo, visor electrónico de calidad, enfoque automático suave y preciso durante la grabación de vídeo y estabilización en el cuerpo. Ésta es la carta de presentación de la A99, la cámara con la que Sony pretende competir en una carrera que empezó hace ya cuatro años con el lanzamiento de la Canon EOS 5D Mark II. Combinando un CMOS full-frame con la tecnología SLT de espejo translúcido, la A99 busca un hueco entre los amantes del vídeo más exigentes con prestaciones únicas en este segmento (si bien acompañadas, eso sí, por algunas carencias importantes).

El segmento de cámaras fotográficas con sensor de formato completo y altas prestaciones para la grabación de vídeo ha estado copado estos últimos años por varios modelos de Canon y Nikon. Presentada a mediados de septiembre, la Sony A99 es la primera cámara que rompe este duopolio, y lo hace cuatro años después de la aparición de la EOS 5D Mark II, la SLR que inauguró este nicho de mercado tan específico.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que más allá de sus bondades fotográficas, es evidente que la A99 pretende llamar la atención de aquellos aficionados y profesionales del vídeo enamorados de esa estética tan especial que sólo se consigue echando mano de captores de gran tamaño.

Sus principales argumentos para conseguirlo son los que se derivan de su peculiar sistema SLT. Y es que a diferencia de los modelos de la competencia, esta Alpha cuenta con un espejo translúcido fijo que deja pasar parte de la luz hacia el sensor, reflejando otra parte hacia un sistema de enfoque por detección de fase.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así, la A99 es la primera cámara de esta clase que puede presumir de un autofoco preciso durante la grabación de vídeo. Es la primera también con estabilizador de imagen en el cuerpo, y la primera en contar con un potente visor electrónico sin necesidad de echar mano de caros accesorios.

Lamentablemente poco más puede ofrecer respecto las alternativas que plantean Canon y Nikon, con mucha más penetración en el mercado y una mayor variedad de modelos y precios.

Contundente, completa y estabilizada

Uno de los puntos fuertes de la A99 es sin duda su diseño. Y no sólo porque su cuerpo ofrece una estupenda ergonomía, una sujeción firme y unas líneas contundentes, sino porque cuenta con todo lo necesario para grabar vídeo con comodidad.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Desprovista de un espejo réflex que rebote la imagen hacia un visor óptico, la A99 viene armada con un potente visor electrónico que, evidentemente, es funcional durante la grabación de vídeo. Con una cobertura del 100% y una estupenda calidad de imagen, no sólo resulta útil como alternativa al monitor LCD, sino que su uso permite sujetar la cámara de forma mucha más estable.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Otro detalle a tener muy en cuenta es el monitor LCD articulado de 3 pulgadas y 1,2 millones de puntos de resolución. Una rareza entre las videocámaras de formato completo, que hasta ahora siempre han apostado por una pantalla fija. Las múltiples posiciones en las que podemos colocar este panel resultan tremendamente cómodas para la captura del vídeo, tanto si se sujeta la cámara con las manos como si la acoplamos a un trípode.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En cuanto al manejo, la A99 cuenta con un botón específico para la grabación de vídeo, las clásicas ruedas de control en la empuñadura y varios mandos configurables. Dispone asimismo de una posición en el dial que adapta el encuadre al formato 16:9.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como peculiaridad, ofrece además un dial situado en la parte inferior izquierda del frontal que permite realizar ciertos ajustes de forma silenciosa y continua, una característica claramente orientada a la captura de vídeo.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por desgracia no es demasiado práctico manejar este control mientras sostenemos la cámara a pulso. Y es que para acceder al mismo es necesario usar la mano con la que normalmente sujetamos el objetivo, perdiendo así un importante punto de apoyo y la posibilidad de controlar los anillos del zoom y el enfoque. En este sentido nos parece una mejor solución el control táctil trasero que ofrece la Canon EOS 5D Mark III.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El sistema de estabilización integrado en el cuerpo es otra de las peculiaridades de la A99 que no posee ninguna de sus rivales. Un estabilizador que además ha demostrado ser realmente efectivo, convirtiendo a esta cámara en la mejor de su clase para grabar a pulso.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco se olvida esta A99 del apartado de sonido al incorporar sendas conexiones mini-jack para un micrófono externo y unos auriculares. Además, por unos 800 euros podemos hacernos con el XLR-K1M, un interesante accesorio compuesto por un micro de cañón y dos entradas de audio XLR que se conecta a la zapata de la A99.

La cámara, por cierto, ofrece dos ranuras para tarjetas SD Card y MemoryStick.

Enfoque continuo y resaltado

Gracias a la naturaleza del sistema SLT, la A99 consigue algo que ninguna otra cámara de formato completo ofrecía hasta el momento: un enfoque ágil y preciso durante la grabación de vídeo. Y es que en combinación con el objetivo SAL 28-75 mm f2.8 SAM de la propia Sony, esta Alpha es capaz de realizar transiciones de foco suaves y silenciosas realmente interesantes.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Una prestación que, sin embargo, esconde dos importantes contratiempos: el autofoco sólo está disponible en modo continuo (se mantiene por tanto activo durante toda la captura) y solamente está disponible cuando usamos el modo P. De este modo, si cambiamos a cualquiera de los modos manuales, el enfoque automático queda desactivado.

Vídeo:

En esta secuencia capturada con una Sony A99 y un objetivo SAL 28-75 mm f2.8 SAM se puede apreciar el rendimiento del enfoque automático continuo durante la grabación de vídeo. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

En cualquier caso, los videógrafos más exigentes valorarán mucho más la inclusión -por fin- de un sistema de ayuda al enfoque del tipo "peaking focus" que aparece entre los menús de pantalla con la etiqueta "nivel de resalte". Este mecanismo que resalta con colores los bordes de la zona enfocada de la imagen es sin duda el más efectivo y útil modo de ayuda al enfoque. Y la A99 puede presumir de ser la única cámara de este segmento de formato completo que lo incorpora.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Eso sí, carece de cualquier otra ayuda en este sentido, incluso del clásico sistema de ampliación de la imagen que tan práctico resulta a la hora de ajustes de foco aún con más precisión.

A 24, 25 y 50 fotogramas por segundo

El apartado en el que menos sobresale esta A99 es probablemente el más importante de todos: la calidad de imagen. No es que no ofrezca un buen rendimiento en este sentido, sino que simplemente no destaca sobre las opciones de la competencia.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que a pesar de los años que han transcurrido desde la llegada de la EOS 5D Mark II, la calidad del vídeo en este tipo de cámaras no ha evolucionado demasiado. Así, volvemos a encontrarnos en esta Sony con los clásicos defectos derivados del uso de un sensor con muchos más megapíxeles de los que realmente son necesarios para la captura de vídeo. El temido "aliasing" en las líneas rectas de la imagen y la presencia del patrón muaré en las zonas de detalle fino son fácilmente perceptibles en las capturas realizadas.

Vídeo

Varias secuencias de vídeo grabadas con la Sony A99, editadas y sometidas a un proceso de compresión. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

Al margen de esto la A99 presenta un estupendo nivel de detalle, una gran reproducción de color y el rendimiento con poca luminosidad que cabe esperar de un captor full-frame. También nos ha sorprendido gratamente el amplio rango dinámico del que hace gala la cámara, sutilmente mayor que lo visto hasta ahora en este segmento.

Foto: Quesabesde
Foto: Quesabesde
Recortes realizados a partir de fotogramas de vídeo capturados con una Sony A99 con distintos ajustes de sensibilidad. Haz clic en el cuadro inferior para ver la imagen a su tamaño real.

La A99 cuenta con un modo de grabación a 24 fotogramas por segundo, aunque hay que investigar un poco para dar con él. Y es que para que aparezca como alternativa en el menú de cadencias disponibles, es necesario configurar la cámara para el sistema NTSC. De la misma manera para volver a disponer de las cadencias de 25 y 50 cuadros habrá que volver necesariamente al sistema PAL. La A99 también permite grabar vídeos Full HD a 50 cuadros progresivos.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

También se echa mucho de menos un modo de captura ALL-I o "intraframe" con un flujo de datos elevado similar al que ofrecen, por ejemplo, la EOS 5D Mark III o las más recientes EOS 6D y Panasonic Lumix DMC-GH3, esta última perteneciente al sistema Micro Cuatro Tercios. Así, la A99 se conforma con un flujo máximo de 28 Mbps, adecuado para la mayoría de circunstancias pero algo escaso a la hora de hacer retoques en posproducción.

Muestras
Los vídeos se han grabado con una Sony A99 a 1920 x 1080 píxeles y 25 fps, en formato AVCHD y con extensión MTS. Pulsa en la imagen para descargártelos al ordenador y visualizarlos con el programa adecuado. QUESABESDE.COM recomienda para ello el software gratuito:

En todo caso siempre podemos capturar el vídeo a través de la conexión HDMI con un grabador externo, puesto que la A99 cuenta con una salida "limpia" de vídeo sin comprimir, con un muestreo de 4:2:2 y 8 bits de profundidad de color.

Cierta desventaja

Así, en cuanto a la grabación de vídeo la A99 se queda un poco a medio camino entre lo que es y lo que podría haber sido. Y es que aspectos tan interesantes como el estabilizador en el cuerpo, el visor electrónico y la función "peaking focus" conviven con una calidad de imagen que no aporta nada respecto a la competencia y con la ausencia de un "bitrate" algo más elevado para aplicaciones más profesionales.

En su contra juega también el hecho de llegar la última al segmento del vídeo en formato completo, en el que Nikon y muy especialmente Canon tienen ya una larga trayectoria y mucho arraigo entre los aficionados al vídeo.

Sony A99
Sony A99
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco ayuda mucho a esta Alpha un precio de salida que Sony ha fijado en 2.800 euros, un desembolso muy importante para una cámara que tendrá que competir con las recientes Nikon D600 y Canon EOS 6D, equipadas también con un sensor de formato completo y cuyo precio se sitúa en torno a los 2.000 euros.

Pese a todo, que a nadie le quepa la menor duda de que esta Sony es una cámara más que válida para grabar vídeos de calidad y con garantías. Su rendimiento y sus prestaciones rozan en algunos aspectos el notable alto.

Fe de erratas: en el análisis publicado originalmente se señalaba erróneamente que la A99 no dispone del modo de grabación a 24p.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar