Actualidad

Las leyes medioambientales obligan a Sony a recortar prestaciones en su A700 europea

 
2
OCT 2007

La división estadounidense dio la voz de alarma hace días y ahora Sony España lo ha confirmado: la legislación medioambiental sobre el uso de ciertos metales ha obligado a la multinacional a concebir una A700 para Europa sin el sensor de la empuñadura. La medida, aplicable también a Japón, se traduce en una SLR con prestaciones rebajadas respecto a la versión para Estados Unidos.

Sony comienza a arrojar algo de oficialidad sobre una información que circulaba desde hace días por diversos foros de Internet y sobre la que ya han dado cuenta algunos medios en España.

Mark Weir, responsable de producto réflex de Sony Estados Unidos, fue el primero en reconocer en nombre de la multinacional que la A700 disponible para el mercado europeo no sería la misma que la del otro lado del Atlántico. Preguntados por QUESABESDE.COM, representantes de Sony España acaba de confirmar este dato.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Los sensores situados tanto en la empuñadura del cuerpo como en la opcional desaparecen en la versión europea de la A700.

La empuñadura integrada en el cuerpo de la cámara y el módulo vertical opcional son los afectados por esta variación. Aunque durante la presentación del modelo no se mencionó esta función, la A700 arquetípica dispone de un sensor en la empuñadura que, al contacto con la mano, permite activar y confirmar el autofoco.

Sin embargo, este sensor -que puede apreciarse perfectamente en las imágenes oficiales de la cámara- no será funcional en los modelos que en breve llegarán a los escaparates europeos.

El uso de níquel y de ciertos metales empleados por este mecanismo queda prohibido por la regulación medioambiental europea, explican desde Sony España.

Dos versiones
A diferencia de esta edición con restricciones concebida para Europa, la A700 para el mercado estadounidense sí mantendrá todas sus funciones. De hecho así, se indica en el manual oficial de la cámara para aquel país, que detalla la funcionalidad del sensor.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
A pesar de mantener el relevo de la superficie, la A700 europea no sacará provecho de las ventajas que ofrecen los sensores concebidos para el modelo original.

De este modo, la A700 pensada para el viejo continente dispondrá únicamente del sensor ocular -tal y como ya ocurría con la A100-, prescindiendo del de la empuñadura. Aun así, no se trata de una herramienta nueva, puesto que las veteranas réflex de Konica Minolta ya la incorporaban entre sus prestaciones.

Legislación europea
Aunque no es ésta la primera víctima que se cobran las leyes medioambientales europeas, el caso adquiere especial relevancia por tratarse de un nuevo modelo a punto de salir al mercado.

Pentax fue una de las primeras firmas fotográficas afectadas por la directiva 2002/95/EC sobre la restricción del uso de ciertas sustancias peligrosas en equipos electrónicos. A principios de 2006, la compañía tuvo que anunciar el cese de la producción de hasta seis compactas digitales y modelos como la 645 NII. La Xpan de Hasselblad corría igual suerte.

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar