• Canon G1 X Mark II: primeras impresiones
  • Nikon D5300: análisis
Prueba de producto
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Sony A6000: primeras impresiones

9
12
FEB 2014
Texto y fotos: Iker Morán   |  Barcelona

“Hay vida más allá de las A7” podría ser un buen lema ahora mismo para Sony. Con toda la atención puesta en sus modelos de formato completo, las cámaras con montura E y sensor APS-C también reclaman su dosis de protagonismo. La nueva A6000 puede ser una buena forma de conseguirlo. Una cámara que pone al día las prestaciones de la ya veterana NEX-7, pero que modera su precio hasta unos tentadores 650 euros. Recién anunciada, ya ha pasado por nuestras manos.

¿Alguien tiene un mapa para situarse en el nuevo catálogo de Sony? Podría parecer un chiste, pero el nuevo sistema de denominaciones de la compañía (adiós a las NEX, ahora todas son Alpha) obliga a tener una brújula a mano para situar los nuevos modelos. Aunque a las firmas no les gusta hablar de relevos, a esta A6000 le toca asumir el papel desempeñado hasta ahora por la NEX-7 como cabeza de cartel en la gama de modelos APS-C sin espejo.

Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

No obstante, los parecidos con la NEX-6 son evidentes. Y también los guiños a la A7 en los acabados del cuerpo y el diseño de los menús de pantalla. Además, el precio de 650 euros –sin óptica- queda muy lejos de los más de 1.000 euros que costaba la NEX-7 y obliga a pensar que a la NEX-6 no le queda mucho recorrido en el mercado.

Un pequeño laberinto al final del cual nos encontramos con esta A6000, con la que ya hemos podido pasar un rato para descubrir sus características y asomarnos –de momento no ha habido tiempo para más- a sus nuevas prestaciones.

Herencia NEX

Aunque ya no se llamen NEX, está claro que Sony ha apostado por mantener la filosofía de esta gama en los nuevos modelos, tal y como ya ocurría con la A5000. Algo muy lógico teniendo en cuenta el éxito comercial de anteriores generaciones y la buena reputación conseguida.

Así, la A6000 recuerda mucho a la NEX-6. Al menos a primera vista, porque entre las manos estamos ante una cámara mejor rematada y algo más contundente. Los acabados, la empuñadura –similar a la usada por las A7 y A7R- y en general las sensaciones parecen querer recordar que estamos ante el nuevo buque insignia de esta gama de captor APS-C.

Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Los parecidos con la NEX-6 son evidentes, y también los guiños a la A7 en los acabados del cuerpo y los menús de pantalla

Aunque desaparece la doble rueda de la NEX-7, en su lugar tenemos un dial de modos –que siempre se agradece- y una rueda. Ambas situadas juntas, como ya ocurría en su predecesora. Echaremos de menos esa segunda rueda de control al trabajar en manual, cierto, pero en todo caso podemos recurrir al pulsador circular trasero.

Las opciones de configuración personal también son amplias, con dos botones de función (“C1” y “C2”) y otros cinco mandos cuyas funciones pueden ajustarse. Además, se mantiene el botón “Fn”, que permite acceder a un menú rápido en pantalla. Tanto la nomenclatura usada como la posición del pequeño botón de vídeo recuerdan mucho a la estructura de las A7.

Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La nueva A6000 junto a la NEX-6 (arriba en la imagen superior, a la derecha en la inferior).

Pero sin duda una de las mejores noticias es confirmar que los menús de las NEX han desaparecido en esta A6000. Así, en lugar de aquellos colores y gráficos ahora se opta por el mismo esquema y la misma estética que en las –de nuevo- A7 y A7R, y por tanto que en la saga de compactas Cyber-shot DSC-RX. Algo que llevábamos tiempo reclamando para las NEX más serias y que por fin ha llegado.

Velocidad

La velocidad es otro de los puntos fuertes de esta A6000. Al menos sobre el papel, porque el modelo al que hemos tenido acceso dista de ser una unidad final para pruebas. En cualquier caso, los 11 fotogramas por segundo y las mejoras en el sistema de enfoque suenan bien. Hay que tener en cuenta que, a diferencia de lo que suele ocurrir, esta velocidad máxima de disparo en este caso sí es compatible con el enfoque continuo.

La A6000 apuesta por un sistema híbrido que combina el enfoque por contraste con el enfoque por diferencia de fase, con 179 puntos en este último caso. Las cifras son bastante espectaculares, con un tiempo de reacción de 0,006 segundos. Las primeras impresiones también son buenas, aunque tocará esperar –insistimos- para ver los resultados sobre el terreno.

La A6000 apuesta por un sistema híbrido de enfoque: por contraste y por diferencia de fase con 179 puntos

De lo que sí podemos hablar bien es del visor electrónico. Aunque su resolución de 1,4 millones de puntos sabe a poco, basta acercar el ojo (aquí no hay el enorme ocular de la NEX-7, por cierto) para comprobar que se ha avanzado mucho desde aquel modelo.

Y es que, como apuntábamos en una reciente comparativa, el visor OLED de la NEX fue en su momento un hito, pero se había ido quedando atrás con el paso del tiempo.

El APS también existe

En su momento la NEX-7 fue la estrella de Sony. Era verano de 2011, las cámaras sin espejo iban cogiendo fuerza y ésta era una de las primeras en combinar un tamaño bastante compacto con un visor electrónico integrado.

Dos años y medio después el mercado ha cambiado mucho. Ahora las A7 y A7R son las estrellas de la fiesta y esta A6000 está condenada a jugar un papel mucho más secundario. La buena noticia es que tal vez por eso su precio se ha moderado mucho. Tanto, que costará unos 650 euros –sólo el cuerpo- cuando la NEX-7 todavía luce en algunos escaparates un precio de más de 1.000 euros. No hace falta ser adivinos para suponer que las que queden en los almacenes tendrán que liquidarse por menos.

Sony A6000
Sony A6000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Estamos ante una digna sucesora de la NEX-7, aunque las A7 y A7R son las estrellas y esta A6000 está condenada a jugar un papel secundario

Y es que más allá de los cambios en el nombre o de las nuevas protagonistas del catálogo de Sony, unos minutos con la A6000 entre las manos son suficientes para saber que estamos ante una digna sucesora. La resolución es la misma, pero la experiencia nos dice que en dos años los sensores y procesadores han avanzado lo suficiente como para esperar mejores resultados de esta cámara.

Las mejoras en la velocidad, las promesas de un enfoque mucho más rápido, el Wi-Fi, los menús en condiciones… todo parece ir en la dirección correcta en esta nueva Sony con montura E.

Eso sí, el zoom de 16-50 milímetros que se propone como kit de lanzamiento nos parece un compañero un tanto limitado para este cuerpo. El Zeiss 16-70 mm f4 le sienta mucho mejor, sin duda, aunque en este caso la óptica nos va a salir más cara que la cámara. Momento de pedirle una vez más a Sony un zoom bueno, bonito y barato para sus cámaras con captor APS-C.

Productos relacionados (3)
9
Comentarios
Cargando comentarios