• Panasonic Lumix DMC-GF1: toma de contacto y muestras
  • Canon EOS 7D: toma de contacto
Prueba de producto
PRESTACIONES AL MáXIMO

Sony A550 y A500: primer acercamiento y muestras

 
4
SEP 2009
Iker Morán   |  Berlín

Recién salidas del horno, las nuevas A500 y A550 ya lucen palmito en el stand de Sony en IFA 2009 como dos de las novedades fotográficas más interesantes del momento. Y es que pese a las aparentes similitudes con la serie Alpha A300, estas dos SLR no sólo incorporan un nuevo sensor CMOS, sino que también apuestan por una velocidad y autonomía desconocidas hasta ahora en este segmento. La lista de novedades también incluye otro sistema de previsualización que se suma al Quick AF Live View.

Hablar de las nuevas A500 y A550 como protagonistas del stand de Sony en esta edición de la berlinesa IFA sería, posiblemente, injusto con una feria en la que la fotografía es una invitada más. Así lo acredita la cantidad de metros cuadrados ocupados por las nuevas series de televisores Bravia, la tecnología de visionado en 3D y los finísimos Vaio, entre muchas otras novedades.

Sony A500 y A550
Sony A500 y A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Aun así, centrándonos en este mundo de megapíxeles y obturadores, la nueva pareja Alpha merece aparecer destacada en el quinteto de productos fotográficos más relevantes de esta cita internacional.

Sony A500 y A550
Sony A500 y A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A500 y A550
Sony A500 y A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

De hecho, su lista de novedades las coloca como dos de las réflex del segmento medio con las prestaciones más espectaculares del momento. Sólo falta empezar a comprobar, con ellas entre las manos, si la práctica hace justicia a una teoría que pinta bastante bien.

Estética desenfadada
Siguiendo las líneas marcadas por las recientes A330 y A380, las nuevas réflex de Sony parecen llegar vestidas para dejarse querer en el escaparate. Esta especie de gancho estético para el gran público también puede tener su contrapartida.

Sony A500
Sony A500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Y es que lo mismo que vale para modelos sencillos y relativamente asequibles (como la citada serie A300), no tiene por qué ser válido para unas cámaras que apuntan más alto y que, de hecho, toman el relevo de un modelo del segmento medio como la A700, que durante un tiempo ha competido con auténticos pesos pesados del mercado.

Sony A500
Sony A500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A500
Sony A500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tal vez por eso, las casi idénticas A500 y A550 transmiten entre las manos una sensación de comodidad, con un buen agarre, un peso y un tamaño equilibrados. Pero tal vez debido a esa textura de plástico tan suave, carecen de ese plus de "seriedad" que algunos esperan encontrar en esta categoría y en una SLR con semejantes prestaciones.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sin entrar en más detalles, el manejo también nos ha parecido un tanto desconcertante. No es que las nuevas Alpha supongan un gran cambio o que los nuevos gráficos de ayuda no cumplan su función, pero esa pretendida sencillez choca curiosamente con una profusión de mandos que, a primera vista, asusta un poco.

También Live View convencional
Entre las nuevas incorporaciones a los mandos destaca especialmente el dedicado a activar el llamado Manual Focus Check Live View. Tras este pomposo nombre se esconde, ni más ni menos, que el sistema de previsualización usado por la inmensa mayoría de modelos de la competencia.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es decir, el uso de un captor CMOS (de 12 megapíxeles en la A500 y de 14 en la A550) permite ahora alimentar directamente la imagen en pantalla. Eso sí, como su propio nombre indica, el enfoque automático por contraste brilla por su ausencia, así que combinado con el sistema de ampliación puede ser una función interesante a la hora de enfrentarse a un bodegón con un trípode.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Por otro lado, el práctico Quick AF Live View de los modelos anteriores también sigue presente en estas dos Alpha, que pueden presumir de disponer del sistema de previsualización con el enfoque más rápido y práctico del momento. Concretamente, el mismo que tenemos al trabajar con el visor tradicional, rebautizado como OVF y -desgraciadamente- más pequeño y oscuro de lo deseable.

Veloces
Pero no es previsualización lo único que ofrecen estos dos sensores de tamaño APS-C. De entrada, las A500 y A550 son las primeras réflex de la firma que se atreven con una sensibilidad máxima de 12.800 ISO.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Los resultados? Es pronto para decirlo, pero para ir abriendo boca ahí les dejamos una improvisada secuencia disparada con la A550 en el propio stand de Sony a partir de 800 ISO y con el objetivo de serie SAL 18-55 mm f3.5-5.6 (y con unas condiciones de luz bastante malas, todo cabe decirlo).

Muestras: sensibilidad
Capturas realizadas con una Sony A550 y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6. Haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
capturas realizadas con una sony a550 y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6. haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
800 ISO
capturas realizadas con una sony a550 y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6. haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
1600 ISO
capturas realizadas con una sony a550 y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6. haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
3200 ISO
capturas realizadas con una sony a550 y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6. haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
6400 ISO
capturas realizadas con una sony a550 y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6. haz clic en la imagen para ver un recorte de la misma:
12800 ISO
A la espera de disponer de las primeras unidades finales para poder probarlas con más calma, apuntamos ya en la lista de deberes comprobar la dureza del procesamiento que Sony aplica para mantener el ruido a raya, así como la relación entre las sencillas ópticas de serie y unos sensores cada vez más exigentes.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En esa misma lista está anotado ya comprobar ese espectacular dato de la autonomía de las cámaras (según los datos oficiales, ronda los 1.000 disparos con una sola carga de la batería) y el modo HDR.

Menos comillas hacen falta para hablar de otra cifra bastante espectacular que llega de la mano de esta nueva generación de captores.

Aunque la Canon EOS 7D y sus 8 fotogramas por segundo no han tardado en empañar el récord -la diferencia de precio es otro tema, claro-, no hay que pasar por alto que la A500 es capaz de disparar hasta 5 fotogramas por segundo trabajando con el visor réflex.

Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A550
Sony A550
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Más allá va la A550, que en el modo de prioridad a la velocidad bloquea el enfoque y la exposición para llegar a los 7 fotogramas por segundo. Sencillamente espectacular, aunque el sonido del espejo y la obturación siguen sin convencernos.

¿Y el vídeo?
Sin ánimo de resultar cansinos con este tema, una vez repasada la apabullante lista de prestaciones y novedades de la nueva pareja Alpha no dejamos pasar la ocasión de preguntar a uno de los representantes de Sony por la ausencia de la función de grabación de vídeo en el cuadro de especificaciones de los nuevos modelos.

Sony A500
Sony A500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La respuesta no nos sorprende demasiado. Sony es una compañía de vídeo -nos explican- y cuando dé este paso será para ofrecer una prestación sin limitaciones en el enfoque, los controles manuales y demás parámetros.

Sony A500
Sony A500
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Esperemos que la espera -valga la redundancia- no se prolongue demasiado. En todo caso, nos preguntamos si esa promesa de futuro no afectará al presente de estas réflex.

Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar