• El iPad para fotógrafos, una herramienta inmadura
  • Pentax K-5: toma de contacto
Prueba de producto
DE SLR A SLT

Sony A55: prueba de campo

 
17
SEP 2010

Hay ciertos lujos que sólo una gran multinacional puede permitirse. Y malabarismos que sólo los más nuevos deben realizar para llamar la atención y buscar su propio espacio en un mercado tan complicado como el de cámaras de ópticas intercambiables. Consciente de ello, Sony ha puesto sobre la mesa unas nuevas A55V (también conocida como A55) y A33 que con su espejo translúcido se convierten en los modelos más peculiares de la temporada. ¿Pero aporta algo esta estructura a la hora de la verdad más allá de los gráficos y las explicaciones técnicas? Se nos ocurre una buena forma de comprobarlo.

Lejos de desterrar el espejo, las recientes Sony A55V y A33 optan sencillamente por hacerlo transparente. Tal y como ya explicamos en su momento, recuperar esta idea de hace décadas y trasladarla al mundo digital puede aportar -al menos sobre el papel- ventajas interesantes respecto a las SLR.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Llega el momento de comprobar si esta original propuesta de las SLT (Single Lens Transculent en lugar de Single Lens Reflex) se traduce en mejoras reales a la hora de la verdad.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Así que armados con una Sony A55V -ese es su nombre real, puesto que la A55 es la versión sin GPS integrado que sólo se comercializará en algunos países- hemos estado cubriendo la reciente feria IFA en Berlín y salido de paseo unos cuantos días por Barcelona.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resultado son varios centenares de fotografías y decenas de vídeos que nos permitirán tener una idea más clara de lo que realmente aporta esta cámara respecto a los modelos convencionales.

Diseño espacial

"Parece un avión", pensamos al poner el ojo en el visor electrónico de la A55V y toparnos con el nivel electrónico -muy útil por cierto- planeando con sus líneas en el centro del monitor. Un comentario que, por cierto, se repitió casi de forma literal cada vez que alguien se acercaba a esta cámara durante los días que ha estado entre nosotros.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Anécdotas al margen, lo cierto es que el aluvión de prestaciones que incorpora esta SLR -perdón, SLT- salta a la vista nada más ver los abundantes mandos que luce repartidos a lo largo y ancho de su cuerpo.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El diseño no se aleja mucho de lo ya visto en otras Sony, aunque la reducción de tamaño es apreciable respecto a la anterior A550 e incluso comparada con su hermana réflex, la A580. El uso de un espejo fijo -que no obstante puede elevarse de forma manual para acceder al sensor y limpiarlo- y la eliminación del pentaprisma del visor han contribuido sin duda en este aspecto.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En las manos, la A55V se muestra bien rematada y puede presumir de un agarre más que correcto para su tamaño. El acabado texturizado de la empuñadura y la zona izquierda se agradece aunque, como ocurre siempre en esta gama, a la rueda de control frontal le vendría muy bien una réplica en la parte trasera.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Quienes estén acostumbrados a las cámaras de Sony no se asustarán con sus menús ni sus sistemas de control. Los no iniciados, al menos en un primer momento, puede que se sientan apabullados ante tantas opciones de configuración y a la hora de realizar una toma.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

En todo caso, no faltan los modos totalmente automáticos, los menús de ayuda en cada esquina y un práctico botón "Fn" que coloca a ambos lados de la pantalla una docena de opciones para controlar lo más importante de forma muy ágil.

¿Visor electrónico?

Efectivamente, y pese a su apariencia de SLR de toda la vida, la A55V y la A33 incorporan un visor electrónico con más de 1 millón de píxeles de resolución. Una maravilla en comparación con lo visto en algunas compactas.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Usando como referencia el de la Lumix DMC-G2 de Panasonic, el EVF de Sony se queda sólo medio paso por debajo pero con un rendimiento muy bueno. En escenas con suficiente luz no echaremos mucho de menos un visor réflex convencional, aunque la aparición de ruido en este pequeño monitor se hace evidente cuando la luminosidad empeora.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a que la cámara dispone de un sensor que activa y desconecta automáticamente el visor electrónico al acercar y alejar el ojo, también se puede deshabilitar esta función y optar por hacerlo de forma manual mediante el botón dedicado de la zona superior.

¿Ventajas del visor electrónico? La cantidad de información disponible a través del ocular -incluido el histograma y el citado nivel electrónico- y el plus de estabilidad que se consigue a la hora de grabar vídeos con la cámara apoyada sobre la cara.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La pantalla de la cámara también se suma a la larga lista de novedades de esta Alpha, que estrena el primer LCD articulado de la compañía. Aunque el eje lateral empleado por otros modelos da un mayor margen de maniobra que éste situado en la base, sí supone un paso adelante respecto a los monitores abatibles vistos hasta ahora en el catálogo de la compañía.

A toda ráfaga
Una de las prestaciones más destacadas de esta A55V es su velocidad de disparo. Aunque la A550 ya apuntaba maneras en este segmento con 7 fotogramas por segundo, el nuevo modelo se atreve a igualar a modelos de gama profesional -y mucho más caros- con nada menos que 10 fotogramas por segundo.

Que el espejo no tenga que subir y bajar en cada disparo -con el consiguiente desgaste mecánico- es una de las primeras razones que se nos ocurren para explicar semejante velocidad.

No obstante, el obturador sí que tiene que abrir y cerrar sus cortinillas -nada de disparo sigiloso, por tanto-, así que confiemos que su construcción y durabilidad también se hayan concebido teniendo en cuenta el presumible abuso que los usuarios harán de esta función.

Esta ráfaga, sin embargo, tiene un pequeño truco: no se integra en el funcionamiento normal de la cámara sino que es un modo específico que hay que seleccionar en el dial principal. Una vez escogido, sólo podremos actuar sobre la apertura de diafragma de la cámara, aunque -eso sí- es posible trabajar tanto en JPEG como RAW.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La cadencia se mantiene durante casi 50 disparos consecutivos en JPEG hasta que la velocidad disminuye y la cámara se ralentiza. En RAW la cifra se reduce hasta casi una veintena. La recuperación es bastante rápida con ambos formatos -en nuestro caso trabajando con tarjetas SanDisk Extreme-, aunque podemos llegar a colapsar la cámara si intentamos revisar las imágenes antes de que la grabación haya concluido.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sin llegar a estos extremos de velocidad, la A55 también ofrece otras dos modalidades de ráfaga que en este caso sí aparecen como una función más dentro de los modos de funcionamiento habitual.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Hablando de velocidad, tampoco faltan los ya habituales barridos panorámicos, tanto en modo 2D como en su más reciente versión tridimensional. El funcionamiento y el resultado calcan lo ya visto en la Sony NEX-5, por lo que no es mala idea experimentar un poco si tenemos por casa un televisor 3D.
Siempre el mismo enfoque
El segundo de los pilares sobre los que se asienta el uso de un espejo translúcido es la posibilidad de mantener siempre activo el enfoque automático que usan habitualmente las SLR (deteccción o diferencia de fase), así como prescindir del menos ágil enfoque por contraste visto hasta ahora.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

El resultado salta a la vista. Pese a que el zoom estándar 18-55 mm f3.5-5.6 DT con el que se ha realizado la prueba no es ninguna maravilla en este terreno, la A55V es capaz de mantener una velocidad y precisión de enfoque muy dignas en todo momento. Vídeo incluido, como veremos más adelante.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pese a ello, su sistema de 15 puntos tiene las lógicas limitaciones comprensibles en la gama de precios de este segmento. Dicho de otro modo: por mucha ráfaga que ofrezca la cámara, el enfoque continuo no va a ser capaz de seguir el ritmo de esos 10 o 6 fotogramas por segundo en escenas en las que haya bastante acción.

Reduciendo ruido
Una de las primeras preguntas que nos hicimos al conocer el sistema empleado por estas Sony fue cómo afectaría a la calidad de la imagen la interposición de ese espejo en el camino de la luz hacia el sensor.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Es más, si una pequeña parte de la luz incidente se desvía hacía el sensor de enfoque, ¿sufrirá la exposición de la A55V esa pérdida?

Aunque con la teoría en la mano parece lógico pensar que así sea, lo cierto es que en las tomas de estudio realizadas no hemos apreciado ninguna variación en la exposición respecto a, por ejemplo, la Sony NEX-5 que probamos recientemente.

Muestras: 16 MP
Las capturas se han realizado con una Sony A55V y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6 DT
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
Mientras dejamos esa parte del debate para aquellos más interesados en los detalles e interioridades de la cámara y nos fijamos en sus resultados prácticos, pocas dudas cabe tener sobre el rendimiento del mecanismo o del nuevo CMOS de 16 megapíxeles.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Con un excelente nível de detalle y resolución -pese a que el zoom estándar tiene sus lógicas limitaciones, insistimos-, sólo el excesivo procesamiento al que son sometidas las imágenes JPEG al alejarnos de las sensibilidades más bajas nos podría servir de excusa para entonar una leve queja.

Muestras: 16 MP
Las capturas se han realizado con una Sony A55V y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6 DT
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt
Pero sería una protesta mínima, puesto que en líneas generales este captor figura ya como uno de los mejores vistos en este segmento y es capaz de competir sin tapujos con el de 18 megapíxeles empleado por la EOS 7D, la EOS 550D y la más reciente EOS 60D.

Lupa en mano, también hemos buscado entre las muestras recopiladas ese efecto de imágenes fantasmas que tanto está dando que hablar en los últimos días, y que podría ser achacable a la presencia del espejo semitransparente.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Ni rastro, por lo que cabe deducir que se trata de un problema menor y muy puntual. De esos que sólo se encuentran sí se buscan con mucho entusiasmo. Sí que nos hemos topado con más aberraciones cromáticas de lo deseable, en forma de halos púrpuras en las zonas de alto contraste.

RAW
Las capturas se han realizado con una Sony A55V y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6 DT. Fotografías tomadas en RAW y procesadas con Adobe Lightroom 3.2. Pulsa bajo cada imagen para descargar el archivo RAW original
Destacable también el rendimiento en lo que respecta al control del ruido a altas sensibilidades. Con ajustes entre 100 y 12.800 ISO (inluyendo los forzados), sólo en las peores condiciones no sería recomendable pasar de 3.200 ISO si queremos una imagen sin rastros de ruido cromático.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Pero si la luz no es muy mala y exponemos con un poco de mimo, no es ninguna locura pensar en tomas a 12.800 ISO perfectamente aprovechables, al menos en formatos no muy grandes.

Muestras: sensibilidad
Las capturas se han realizado con una Sony A55V y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6 DT. Haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
100 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
200 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
400 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
800 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
1600 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
3200 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
3.200 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
12.800 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt. haz clic en las imágenes para ver un recorte de 800 x 600 píxeles
25.600 ISO
¿Ganaría la cámara en este sentido o en nivel de detalle si no hubiera un espejo en medio? Esperaremos a poder probar la A580 -con el mismo sensor pero con estructura réflex tradicional- para salir de dudas.
Muestras: sensibilidad alta
Las capturas se han realizado con una Sony A55V y un objetivo Sony SAL 18-55 mm f3.5-5.6 DT utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 ISO
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
las capturas se han realizado con una sony a55v y un objetivo sony sal 18-55 mm f3.5-5.6 dt utilizando sensibilidades entre 1.600 y 12.800 iso
Por si fuera poco, la A55V también ofrece una modalidad de disparo múltiple que fusiona 6 tomas en una sola imagen para reducir el nivel de ruido. Con esta función activada -que al principio cuesta un poco de localizar pero resulta bastante práctica una vez descubierta- es posible estirar el abanico hasta los 25.6000 ISO.

Foto: Quesabesde
Recorte de dos fotografías realizadas con la Sony A55V a 6.400 ISO con y sin el sistema de exposición múltiple. Haz clic en la imagen para verla a tamaño real.

Para comprobar su utilidad, hemos enfrentado una toma en idénticas condiciones a 6.400 ISO con y sin este modo de exposición múltiple activado. Como puede apreciarse, sí ganamos algo de detalle aunque, lógicamente, su utilidad queda restringida a motivos estáticos.

Vídeo capaz pero con escaso control
La calidad de imagen que ofrecen las secuencias de vídeo grabadas con la A55V no difiere mucho de la vista en la Sony NEX-5. De hecho, ambas cámaras graban en formato AVCHD con un tamaño de cuadro de 1920 x 1080 píxeles, 50 fotogramas entrelazados por segundo y un flujo de datos máximo de 17 Mbps.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Como ya ocurría con las citadas NEX, los vídeos gozan de un buen nivel de nitidez y un correcto rango dinámico, y lucen unos colores saturados y equilibrados.

Echamos de menos algún tipo de control manual sobre la exposición durante la grabación de vídeo, puesto que la cámara únicamente permite compensar la exposición a través de la rueda de control frontal.



Varias secuencias de vídeo grabadas con la Sony A55 y sometidas a un proceso de compresión optimizado. Puedes reproducir el vídeo a pantalla completa y en alta definición.

Además, la A55V parece muy sensible a los cambios de luz, y esas oscilaciones provocadas por el ajuste automático de la exposición pueden llegar a resultar molestas. Por tanto, no es mala idea recurrir al botón de bloqueo de la exposición que, afortunadamente, sí permanece activo.

Pero si hay que destacar una peculiaridad de los vídeos, ésta es sin duda el enfoque. Como ya hemos comentado, el sistema de espejo translúcido permite mantener el enfoque por detección de fase durante la grabación de secuencias de vídeo.

El resultado es que esta A55V es, probablemente, el primer modelo que ofrece un sistema de autofoco a la altura del empleado por las videocámaras convencionales.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Es rápido, muy preciso y realiza unas transiciones de foco suaves y elegantes. El problema es que sólo se ofrecen dos opciones de funcionamiento: enfoque manual o automático continuo, siendo imposible bloquearlo en una posición fija.

Esto provoca que, si estamos grabando con la focal extendida o el diafragma muy abierto -es decir, con poca profundidad de campo-, las variaciones de foco pueden llegar a ser desesperantes si algo se cruza entre la cámara y el objeto sobre el que queremos mantener el foco, por poner un ejemplo.

Durante los días de prueba también hemos percibido que, tras aproximadamente una hora de uso intensivo de las funciones fotográficas y sobre todo de vídeo, el calentamiento de la cámara dispara un mensaje de alerta y la desconecta automáticamente, obligándonos a descansar durante unos minutos.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Tampoco la autonomía de la cámara sale muy bien parada. Más aún si mantenemos activo el GPS, que por cierto tarde más de 5 minutos en obtener una señal de posición. Bajo estas condiciones hemos conseguido realizar unas 200 fotos y menos de un centenar de secuencias de vídeo de entre 20 y 30 segundos.

¿Un sistema con futuro?
Al oir hablar por primera vez de estas Sony con espejo "pellicle" inmediatamente nos vino a la memoria aquel fitro RGBE que Sony probó hace años en la Cyber-shot F828. Teóricamente iba a ofrece una mejora en el rendimiento de color del sensor. En la práctica parece que no fue así porque jamás se volvió a oir hablar de él.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

¿Será esto de los espejos semitransparentes otro invento con muy buena pinta pero con poco futuro? Habrá que verlo pero, de entrada, la A55V sí aporta mejoras palpables a lo visto hasta ahora en las SLR.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

La velocidad de disparo y -sobre todo- el enfoque son dos argumentos tangibles que la sitúan en un buen lugar dentro de las cámaras de gama media, más aún si pensamos ya en modelos híbridos entre foto y vídeo.

Sony A55V
Sony A55V
Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)

Sony es experta en experimentos que o no conducen a nada o acaban siendo un estándar. Veremos en cuál de las dos categorías se quedan sus nuevas cámaras SLT, aunque ya hemos podido comprobar que la nueva A55V es una cámara muy capaz, con prestaciones únicas y a un precio competitivo. Para la inmensa mayoría de los usuarios eso es lo que realmente importa.

Nota: las tarjetas de memoria que aparecen fotografiadas en este artículo han sido cedidas por SanDisk como parte de un acuerdo publicitario alcanzado entre esta compañía y QUESABESDE.COM.

Etiquetas
Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar