• Samsung Galaxy Note 3: toma de contacto
  • Sony Xperia Z1: toma de contacto
Prueba de producto
LA NEX QUE QUISO SER RéFLEX

Sony A3000: toma de contacto

 
11
SEP 2013
Iker Morán   |  Berlín / Barcelona

"Montura E", advierte una inscripción en la bayoneta de la nueva Sony A3000 que la semana pasada se dejó ver y tocar en la feria IFA de Berlín. No parece una advertencia menor teniendo en cuenta que estamos ante una NEX que, por diseño y nombre, bien podría parecer una de esas Alpha con espejo translúcido. Pero aquí no hay espejos, sólo una sencilla y asequible cámara de 400 euros que, eso sí, estrena un nuevo CMOS de 20 megapíxeles y tamaño APS-C.

Con buena parte de la atención en esta edición de IFA centrada en los singulares objetivos-cámara QX de Sony, la A3000 que la firma japonesa presentaba hace unos días ha pasado bastante desapercibida. Pero pese a la falta de titulares, estamos ante un modelo que bien podría marcar una línea de futuro para la compañía y quién sabe si el comienzo del fin de los espejos dentro de su oferta fotográfica.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Pese a su aspecto de cámara SLR o SLT, la A3000 prescinde del espejo y se abona a la montura E.

Especulaciones al margen, no hemos podido resistir la tentación de acercarnos a esta Alpha con alma de NEX. O viceversa. El caso es que, de momento, nos tendremos que conformar con verla y tocarla, porque la ranura para tarjetas sellada en el modelo expuesto en la feria berlinesa dejaba bien claro que todavía es pronto para poner a prueba el rendimiento de su nuevo captor.

Ligera y asequible

¿Cómo es la A3000? Ligera. Mucho. Tanto, que entre las manos es imposible evitar cierta sensación de plástico. Nos acordamos entonces de que estamos ante unos de los modelos de óptica intercambiable más económicos de Sony: con un precio oficial de lanzamiento de 400 euros, es fácilmente imaginable que muy pronto la veamos en los escaparates por algo menos.

Sony A3000
Sony A3000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Sony A3000
Sony A3000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

Pocos mandos, botones de gran tamaño, pantalla de 3 pulgadas con una resolución de 230.000 píxeles que a estas alturas sabe a muy poco... Sí, definitivamente la A3000 más allá de su aspecto contundente a primera vista, y no parece querer disimular que se trata de una cámara muy sencilla de usar -los menús son similares a los de las NEX, por cierto- y asequible.

Sony A3000
Sony A3000
Foto: Iker Morán (Quesabesde)

El problema es que para conseguir esa reducción de costes no sólo se ha apostado por una pantalla de resolución un poco justa, sino que el visor electrónico también ha pagado la factura. Cierto que las condiciones -el pabellón de una feria- no eran las mejores para probarlo, pero que al acercar el ojo al ocular nos recordase más a una de esas compactas de zoom largo que a una de las últimas Alpha no parece una buen comienzo. La A3000 tampoco dispone, por cierto, de sensor automático para activar este visor.

Tercera vía

Pero a la espera de poder probar la cámara en condiciones y con muchas esperanzas depositadas en ese nuevo CMOS de 20 megapíxeles y en futuros modelos de esta saga, la pregunta que toca hacerse es si tiene sentido plantear esta tercera vía entre las Alpha y las NEX. Y es que esta A3000 parece aportar a priori mucho en tamaño, prestaciones o diseño a lo que ya había.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La A3000 junto a la NEX-3N.

Pese a ello, no podemos obviar que se trata de un ágil movimiento comercial para cubrir un segmento para el que posiblemente hay mucha demanda. Y es que más allá de espejos, parece claro que hay un público que quiere cámaras grandes, baratas y con el aspecto de las réflex de toda la vida. Si tienes las herramientas para conseguirlo, ¿por qué no hacerlo?

Productos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar