• Panasonic Viera TH-42PZ70E y DMP-BD10A: toma de contacto
  • Casio Exilim Card EX-S10: toma de contacto
Prueba de producto
DISCRETA RENOVACIóN

Sony A200: bajo la lupa

 
7
ENE 2008

Si el objetivo era adelantarse a la competencia y empezar 2008 por todo lo alto, Sony lo ha conseguido. La nueva A200 se convierte en la SLR más madrugadora del año y en la primera renovación en el seno de la joven saga Alpha. Aunque sin aportar grandes mejoras, por lo menos da el pistoletazo de salida para la anhelada actualización de las réflex más sencillas del escaparate.

Con nocturnidad y mientras por estas fronteras aún medio país apuraba las vacaciones navideñas, Sony ha dado la campanada en el salón estadounidense CES -tradicionalmente poco orientado a cámaras fotográficas- desvelando su tercera réflex digital.

Aunque no muy sigilosa -ya hace días que circulaban rumores y filtraciones al respecto-, la A200 sí ha sido la primera SLR del año.

Sony A200
Sony A200

Y es que pese a las premonitorias especulaciones de los últimos días, la verdad es que la A200 ha pillado a muchos de improviso. Atentos como estábamos al futurible modelo de gama profesional de Sony, habíamos pasado por alto esa ley no escrita de los 18 meses. La A100 llevaba ya año y medio en los escaparates y tocaba renovación.

¿Es la A200 una simple respuesta a la necesidad de colocar algo nuevo en el escaparate o va más allá?

La pregunta que hay que hacerse ahora es si la A200 es una sencilla respuesta a la necesidad de colocar algo nuevo en el escaparate -con algún ligero retoque y maquillaje- o si realmente se trata de un paso adelante.

De momento, lo que está claro es que adelantarse a los supuestos planes de la competencia -Canon, Nikon y Pentax podrían renovar también sus réflex de gama baja en breve- tiene sus ventajas, pero añade también el peligro de quedar en evidencia en pocas semanas o días. Sobre todo si lo que se lanza, como en este caso, llega con contadas novedades y mejoras.

Si la A100 fue en su día un revulsivo, a la A200 le falta ese golpe de puño sobre la mesa

Aún no hemos tenido oportunidad de tocar y probar la nueva Alpha, pero con sus especificaciones en la mano es posible lanzar unas cuantas ideas al aire y contextualizarla en un segmento que tiene muchas papeletas de cobrar bastante protagonismo durante esta primera mitad de 2008.

Augurábamos hace bien poco que la feria PMA sería la excusa para renovar los modelos más asequibles y que Photokina apuntaría más alto. La llegada de la A200 y el previsible aterrizaje de más novedades a corto plazo nos permite reafirmarnos en esta idea.

Pero, ¿qué aporta la nueva A200? Acostumbrados, tal vez, a la intensidad de 2007 y a la bien armada A700, la lista de prestaciones de la nueva Alpha peca de modestia. No tanto por esos 10 megapíxeles -más que suficientes, sobre todo a cambio de un precio comedido-, sino por los sutiles cambios y alguna que otra notable ausencia.

Sony A200
Sony A200

Si la A100 fue en su día un revulsivo del mercado -sistema de limpieza, estabilización en el cuerpo y un precio competitivo-, a la A200 parece que le falta ese golpe de puño sobre la mesa.

Sony habla de mejoras en el enfoque y el estabilizador, pero a falta de poder poner a prueba estos dos aspectos, ninguno de ellos destaca especialmente sobre lo que ya ofrece la competencia o lo que tenía la A100: 9 puntos de enfoque -más veloces ahora, apuntan- y estabilización integrada en el cuerpo, con hasta 3,5 pasos de mejora.

Cuando algunos de los mejores CMOS los hace Sony, parece un anacronismo atreverse con un CCD de 10,2 MP

Sorprende, por ejemplo, que Sony siga apostando por los CCD, cuando es de sobra sabido que algunos de los mejores CMOS del mercado salen de sus fábricas.

Ahora que parece demostrado que el rendimiento con las sensibilidades más elevadas pasa por ese tipo de sensores y que todas las marcas siguen por esta senda, parece un anacronismo atreverse con un CCD de 10,2 megapíxeles -imperdonable esa inscripción lateral de la cámara, por cierto-, demasiado parecido al que ya usaba la A100.

¿Y qué pasa con la previsualización en pantalla? De confirmarse los últimos rumores sobre Pentax, Sony será en breve la única marca del mercado -con el permiso de Fujifilm y su peculiar sistema- que aún no ha adoptado esta tecnología.

Si bien es cierto que -en última instancia- el Live View no será un motivo de compra decisivo, por el mismo precio y sin sacrificar calidad el resto de marcas lo ofrecen. Sony debería tomar buena nota.

Defender banderas en solitario, como Nikon hizo con los sistemas de limpieza hasta las recientes D3 o D300, no parece una tarea agradable ni inteligente en un mercado tan competitivo como el de la fotografía réflex digital.

Sony podría ser en breve la única marca que aún no ha adoptado el Live View

Habrá que esperar a que Canon, Nikon y Pentax destapen sus bazas y ver cómo la A200 juega con el argumento del precio. Ahora que ya se sabe que el cuerpo rondará los 600 euros en el mercado europeo (700 con la el Sony DT 18-70 mm), ésta podría ser una de las grandes bazas de la cámara.

No obstante, tampoco hay que olvidar que su predecesora, la A100, ya puede encontrarse por debajo de los 600 euros. Habrá que esperar, pues, a la confirmación de esas teóricas mejoras para poder empezar a hablar de relación calidad-precio.

Eso sí, de momento Sony puede presumir de haber igualado el récord de Nikon, que en su día lanzó la D40 por ese mismo precio.

Mal acostumbrados a los titulares despampanantes, hay que reconocer que, de entrada, se esperaba más de la A200. A simple vista, parece demasiado lejos de esa hermana pequeña y económica de la A700 que nos hubiera gustado ver.

Afianzar un sistema empieza por la base. Ése podría ser el objetivo de la A200, que marca distancias respecto a la A100 y sus parecidos razonables con las extintas Dynax digitales de Konica Minolta.

Algunos usuarios ya se preguntan si no hubiera bastado con una actualización de firmware. Otros tal vez hubieran preferido llamar a la nueva réflex A150, por aquello de acortar el salto.

A pesar de todo, la A200 puede convertirse en la SLR con la mejor relación precio-prestaciones del mercado

Críticas de primera hora aparte, lo cierto es que la A200 podría convertirse en la réflex digital con la mejor relación entre precio y prestaciones del momento. De entrada, la baza de la estabilización integrada se impone a la EOS 400D de Canon, las Nikon más sencillas (D40 o D40x) e incluso a la E-410 de Olympus.

También es cierto que la Nikon D80 -mejor construida, aparentemente- o la Olympus E-510 -con estabilizador y previsualización- lucen ya unos precios bastante competitivos respecto a la nueva Sony.

Demos a la A200, por ahora, un voto de confianza, y esperemos que haya hecho los deberes en cuanto a sensibilidad -eso promete a la vista del nuevo umbral de 3200 ISO y del mejorado CCD- y enfoque.

Etiquetas
Productos relacionados (2)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar