Actualidad

Sonimagfoto reivindica su vigencia frente a la amenaza de baja de varias firmas del sector

 
16
MAR 2009

Pese a que faltan más de seis meses para que Sonimagfoto abra sus puertas, la sombra de la crisis económica no pasa de largo ante esta próxima edición. Con los preparativos en marcha y la agenda llenándose poco a poco, los organizadores alejan cualquier duda sobre su celebración esgrimiendo datos tranquilizadores. Sin embargo, consultados por QUESABESDE.COM, algunos de los participantes habituales parecen plantearse muy seriamente su fidelidad con la cita más concurrida del sector fotográfico español.

Si desde hace tiempo la validez del modelo tradicional de ferias se cuestiona en ciertos ámbitos de la industria, la actual coyuntura económica y recientes malas experiencias ponen de nuevo en cuestión la supervivencia de algunas de estas citas.

Ejemplos no faltan: desde el sonado caso de la Feria del Automóvil de Barcelona -con amenaza de plantón de las grandes firmas del sector incluida- o la suspensión del madrileño salón SIMO en 2008, hasta la tibieza de la recién concluida edición de la feria PMA de Las Vegas o el anuncio de Apple de finiquitar su presencia en MacWorld Expo.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
Mucho ha cambiado la situación del mercado fotográfico desde la última cita con Sonimagfoto, en 2007.

Es en este contexto y con Sonimagfoto 2009 en el horizonte otoñal cuando en el sector han comenzado a sonar algunas voces que -al menos en privado- se preguntan si esta décima edición conseguirá superar los baches de un cada vez más complicado camino.

Una cuestión que QUESABESDE.COM ha querido trasladar a los propios responsables de Sonimagfoto y a algunas de las grandes compañías que conforman el círculo de habituales participantes.

Preparativos en marcha
Aleix Planas, director de Sonimagfoto, zanja cualquier duda con optimismo. La maquinaria está en marcha y la agenda de actividades se plantea más interesante que nunca, explica mientras insiste en que la organización no se ha planteado en ningún momento suspender esta edición, que se celebrará del 7 al 11 de octubre en la Fira de Barcelona y que mutará su nombre por el de Sonimagfoto & Multimedia.

Desde la dirección se lanza un mensaje de tranquilidad: "Las empresas confían en Sonimagfoto porque saben que es una gran oportunidad para cerrar negocios y conseguir una notable presencia en todos los medios", asegura Planas.

Aunque no se eluden los evidentes efectos que la crisis está teniendo sobre el sector, en esta décima convocatoria -explica Planas- el salón quiere acercarse también al canal de distribución de electrónica, y sobre todo, pretende adecuar su tamaño a la incuestionable realidad económica.

"Estamos con el sector -apunta Planas- y somos conscientes de lo que ocurre." Por eso, la organización no sólo está dispuesta a realizar una fuerte campaña de promoción de la cita, sino que también ha puesto en marcha diversas medidas, como la posibilidad de que los expositores puedan financiar en diversos plazos los pagos necesarios para estar presentes en Sonimagfoto.

Bajas a la vista
Menos claras parecen verse las cosas desde el punto de vista de los participantes. Durante las pasadas semanas, el comité organizador de Sonimagfoto ha comenzado la ronda de reuniones con las compañías del sector para concretar el reparto de espacios y comenzar a definir la lista de participantes.

Según ha podido saber QUESABESDE.COM, paralelamente los responsables de estas empresas mantienen conversaciones no tanto para definir una estrategia común, sino para compartir las inquietudes que esta futura edición plantea entre algunos de sus máximos responsables.

La alta inversión necesaria -entre 70.000 y 200.000 euros dependiendo del despliegue, aseguran-, el recorte de presupuestos, la delicada situación del mercado y la percepción de Sonimagfoto como una feria cada vez más orientada al consumo y menos al profesional son algunos de los argumentos esgrimidos por quienes están decididos a no asistir a esta edición de 2009.

Foto: Álvaro Méndez (Quesabesde)
Celebrada a principios de este mes, la última edición de la feria PMA de Las Vegas ha sido una de las más descafeinadas de los últimos años.

Dado el actual estado de las negociaciones, ninguna de ellas habla -al menos de forma pública- de decisiones definitivas. Aun así, QUESABESDE.COM ha podido constatar que, a día de hoy, tres de las grandes marcas del sector no incluyen Sonimagfoto ni en su calendario ni en su presupuesto para los próximos meses.

Fuentes del sector incluso comentan que, por ahora, sólo Casio está totalmente decidida a plantar su stand en Montjuïc durante el próximo mes de octubre. Una lista a la que la dirección de Sonimagfoto suma otras empresas, como HP, Nikon y Epson. Incluso Tohiba, que nunca antes había asistido, se está planteando acudir este año, explican.

Desde Fira de Barcelona se muestran tranquilos ante las posibles ausencias de última hora ateniéndose a que, a diferencia de lo ocurrido en otros salones, aquí no hay una dependencia de una o dos compañías. Agfa y Kodak ya no participan desde hace tiempo y no ha pasado absolutamente nada, recuerdan.

Nuevo modelo
Pese a que la coyuntura económica ha acelerado el proceso, no es ésta una cuestión que haya aterrizado por sorpresa en el sector. Incluso en las grandes citas del mercado fotográfico, como la PMA o Photokina, hace ya mucho que se rememoran tiempos mejores, con firmas alquilando pabellones completos.

CeBIT, otrora referencia en la agenda tecnológica, cede terreno ante la berlinesa IFA, que sigue con altibajos. Hasta el multitudinario CES o el Mobile World Congress se han resentido ligeramente en sus últimas ediciones, y en los mentideros de la PMA ya se hablaba hace unas semanas de fusión con el CES a corto plazo.

No es sólo una cuestión de recorte presupuestario, sino también de nuevas vías de comunicación. Si antes las ferias marcaban el calendario de novedades, ahora Internet ha hecho que resulte prácticamente imposible y poco práctico que una nueva cámara se estrene en el stand de la marca durante una de estas citas.

También tienen cada vez más auge iniciativas particulares de algunas marcas -como los cursos de formación de Olympus Academy por España- o las citas organizadas por los propios fotógrafos y que las compañías ven como formas más directas de acercarse a sus usuarios.

La tercera edición de Fotogenio en Mazarrón, Murcia -un evento con una completa agenda de actividades, más de 1.500 participantes y con la colaboración de Canon- o el éxito de citas como el Congreso Caborian -con cuatro ediciones ya a sus espaldas- son sólo dos de los ejemplos más conocidos que certifican la buena acogida de estas iniciativas entre los usuarios y las compañías.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar