• "No tiene mucho sentido incorporar Wi-Fi a una cámara"
  • "Es como un ballet, todos con ese patético subir y bajar de la cabeza para ...
Entrevista
SOFíA MORO, FOTóGRAFA

"Ha sido un verdadero lujo escuchar en primera persona a los excombatientes"

 
16
JUL 2006

Una hora antes de la presentación en Barcelona de "Ellos y nosotros", su libro sobre excombatientes de la Guerra Civil española, Sofía Moro llega justo a tiempo para aprovechar los últimos rayos de sol que entran en el claustro del Pati Manning para conversar con QUESABESDE.COM. La fotógrafa madrileña ha realizado una labor periodística ingente a lo largo de una década y nos expone las dificultades y satisfacciones que conllevan los trabajos de larga duración en España, un país en el que cada vez hay menos apoyo para estos proyectos.

¿Cómo te llegó el gusanillo por la fotografía? Tenemos entendido que tu abuelo tuvo parte de culpa.

Mi abuelo materno, al que no conocí, era fotógrafo y arquitecto. También mi madre trabajó como fotógrafa antes de casarse y siempre me hablaba de fotografía. Me decía: "Cuando tus hermanos pequeños crezcan, te enseño a revelar y a usar las cámaras del abuelo." Pero como tuvimos varios hermanos más, pues siempre había hermanos pequeños y la cosa se retrasó.

Así que me quedé con el gusanillo, y mientras estudiaba Biología en Madrid hice un cursillo de fotografía por las noches y me apasionó. Cuando acabé, marché a Estados Unidos a estudiar fotografía comercial en California.

Foto: Ivan Sánchez (Quesabesde)

Estaba interesada en aprender mucha técnica e iluminación, aunque lo que quería realmente era hacer reportajes. La verdad es que fue un lujo estudiar allí durante dos años, porque la mayoría de fotógrafos españoles eran autodidactas. Al volver a Madrid me incorporé a la agencia Cover.

Has estado bastantes años trabajando para la prestigiosa Cover.

Empecé en 1993, pero dejé de trabajar con ellos en el año 2000. No sólo proponían ellos los trabajos; también yo podía hacerlo. Ahora soy free-lance y en Cover manejan mi archivo y lo distribuyen. El mercado español es pequeño, difícil, pero tengo bastantes trabajos como para no quejarme.

Foto: Sofía Moro

Tu libro "Ellos y nosotros", editado por Blume, nace en parte gracias a la agencia Cover, para la cual cubriste en Albacete el 60 aniversario de la llegada de las Brigadas Internacionales a España.

Fue iniciativa mía. La ventaja que tenía entonces era que, aparte de cubrir una serie de noticias, también podías cubrir ciertos temas que te interesaban, como el de los excombatientes. Luego estos temas se podían vender desde la agencia.

Durante un tiempo lo compaginé con la agencia Cover, haciendo fotografías en mi tiempo libre. Luego dejé la agencia y el trabajo lo acabé por mi cuenta.

¿Fue complicado compaginar un trabajo tan largo con tu ocupación diaria?

En realidad no fue difícil, ya que había tiempo para todo. Además, mientras trabajaba para la agencia hacía mucha fotografía para prensa y para revistas. Y me propuse hacer por lo menos un trabajo al año del que yo me sintiera orgullosa, así que cada año dedicaba un mes a un reportaje grande o algún proyecto que me interesara.

Era algo que me aportaba más que la fotografía de prensa, del día a día, las ruedas de prensa, etcétera .Y así es cómo comencé con varios reportajes, hasta que llegaron las Brigadas Internacionales a España.

Foto: Sofía Moro

"Ellos y nosotros" no es tan sólo un trabajo de antropología social, sino que pretende ser también un trabajo periodístico objetivo, de no-posicionamiento. ¿Cómo planteaste el libro para alcanzar este propósito?

Se trata, por una parte, de una cuestión de carácter. Soy una persona bastante tranquila y soy capaz de escuchar opiniones muy en desacuerdo con las mías. Por otra parte, me planteé entender qué había pasado y comprender las razones que habían llevado a aquellas personas al frente o, por lo menos, las razones con las que habían luchado, y la única forma era escucharlos a todos.

No quería saber sólo por qué los republicanos habían ido a defender unos ideales; también quería entender qué pensaban los del otro bando. En este sentido, me interesan exactamente lo mismo unos y otros, y eso me ayudó a escuchar a todos y a tener el mismo interés en saber la historia de republicanos y nacionales, aunque me sienta más cerca de un lado que del otro.

Foto: Sofía Moro

Éste podría ser el último homenaje fotográfico que reciba toda una generación.

Sí, se trata de recoger la memoria de lo que se está extinguiendo. A mí me hubiera encantado tener el testimonio de mi abuelo materno, que estuvo en el frente y no le conocí. Con esto he querido conservar las voces de esta gente con cierta urgencia, porque están desapareciendo, y hacer un homenaje a la población civil que luchó y sufrió una guerra. Especialmente al bando republicano, que luego tuvo que sufrir 40 años de durísima represión.

Espero que todo ello valga para que la gente entienda el horror de la guerra, que no tiene nada de romántico ni poético, que es algo terrible y cruel.

Viajas por toda España, Francia, Marruecos, Estados Unidos y Alemania, y empleas una Hasselblad de segunda mano... ¿te permitió cubrir gastos la beca Foto Press 1999 de La Caixa?

No lo cubrió todo... ¡ni mucho menos! Lo primero que hice fue comprar la Hasselblad, ya que el trabajo lo inicié con una Mamiya de 6 x 4,5 prestada, así que el chasis fue de 4,5 para continuar con el formato. Por eso no son cuadradas las fotografías.

Y viajé muy barato, que también es otra posibilidad. Pero fue una inversión de mi propio tiempo libre y tuve que costeármelo con el dinero que ganaba en la agencia. Durante algún tiempo hice foto fija en cine, cosa que me permitía ganar mucho dinero.

Foto: Sofía Moro

En diez años de trabajo seguro que ha habido momentos para la ilusión y para el desmoronamiento...

Un poco sí, porque los fotógrafos hacemos estas cosas en solitario. Yo he tenido momentos en que pensaba que lo que hacía no tenía interés para nadie, más que para mí. Y estos momentos los he superado gracias a los amigos y a mi pareja, que me han dado ánimos insistiendo en que es una historia muy interesante y que es muy importante contarla. Si no fuese por ellos, esto habría acabado en un cajón, porque ninguna revista se interesó y nunca vendí ningún reportaje sobre esta historia.

¿Cuáles han sido esos momentos buenos?

Los mejores momentos los he pasado con los excombatientes. Ha sido muy interesante conocerles y un verdadero lujo escucharles en primera persona. Incluso ha habido momentos en que todo me ha parecido poco. Me hubiese gustado grabarles en vídeo y hacer un documental.

Pero no había presupuesto y he tenido que hacerlo todo yo, las fotos y las entrevistas, porque no podía pagar a un periodista. Con ellos he pasado momentos maravillosos en que todos nos hemos emocionado. Éstos han sido los momentos de mayor disfrute y conocimiento.

Foto: Sofía Moro

¿Cuál era tu metodología de trabajo?

Cuando comencé hace diez años era bastante más difícil, porque Internet no era lo que es hoy. Iba localizando gente poco a poco, de oídas. Más tarde, a través de fundaciones, hice contactos más concretos.

Por supuesto que era yo la que me desplazaba, porque se trata de gente muy mayor. Una vez allí, cuando se daban cuenta de que realmente te interesas por su historia, se abrían muy rápidamente y en muy poco tiempo se creaba una complicidad muy grande. Me contaban su vida, su historia con mucha facilidad y mucha fluidez. Creo que fue porque hasta entonces habían sido personas anónimas y todos tenían una historia muy interesante que contarme, llena de anécdotas.

Por otra parte, soy fotógrafa, y comencé centrándome en las fotos. Luego hablaba con ellos y apuntaba lo que me contaban. Viajaba con la Hassleblad, unas luces y un fondo. Me interesaban sobre todo ellos, sus caras, sus manos... no el entorno actual, porque era muy distinto al entorno que ellos narraban. De esta forma logré igualarlos a todos.

Foto: Sofía Moro

¿Con "Ellos y nosotros" acaba este proyecto?

En cierto modo se acaba, pero hay otro trabajo en paralelo sobre las Brigadas Internacionales. La mitad de la gente que tengo fotografiada son brigadistas internacionales, y tengo la idea de comenzar a trabajar en un libro sobre ellos pronto.

A nivel de formatos, ¿utilizas cámara digital en Cover y dejas el formato analógico para tus proyectos?

Todavía mantengo el analógico en algunos temas, pero los encargos de prensa y revistas los hago casi todos en digital. Cuando quiero algo más cuidado, entonces disparo en analógico y luego lo digitalizo, pero es bastante caro.

Etiquetas
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar