• "Si no tienes una base ideológica detrás, difícilmente vas a hacer ...
  • "A veces la culpa no es de la cámara, sino de utilizar una tarjeta de ...
Entrevista
SIQUI SáNCHEZ, FOTóGRAFO Y AUTOR DEL PROYECTO STUPID CAMERAS

"Creo estos gadgets multi-inútiles para dar vida a cosas que se han estropeado"

 
28
AGO 2009

Siqui Sánchez es de esa clase de fotógrafos inquietos, muy inquietos. De esos que cada día se enfrentan a su pasión con la vitalidad de un joven estudiante. Defensor del reciclaje tecnológico, ha creado un buen puñado de cámaras estenopeicas con las que incluso ha realizado trabajos profesionales. Suyo es el irónico proyecto Stupid Cameras, con el que construye inverosímiles máquinas a partir de los más diversos objetos.

¿Cómo te iniciaste en la fotografía y qué clase de trabajos profesionales realizas?

Empecé como todo el mundo: por casualidad, porque un amigo lo hacía. Hubiera podido suceder lo mismo si hubiese tocado la armónica o coleccionado sellos. Fue un amor a primera vista, y como tal, podía haber sido pasajero. Pero no tenía expectativas de ningún tipo, de modo que me tomé la cosa en serio y para cuando lo quise dejar ya había invertido demasiado. Incluso me quedaban por pagar varias letras de la ampliadora. No tuve más remedio que continuar.

Foto: Siqui Sánchez
Fotógrafo free lance desde hace más de 20 años, Sánchez dice estar trabajando ahora en una cámara-aspiradora que vigila si hay cacos mientras quita el polvo. Su proyecto Stupid Cameras es un ejercicio de sana ironía.

Respecto a los encargos, me dedico en especial a la fotografía náutica: barcos, yates, megayates, etcétera. Trabajo también en imagen corporativa para empresas y portadas para libros. Por otro lado, realizo proyectos de tipo editorial para revistas de Inglaterra y Estados Unidos a través de Getty Images.

¿De dónde surgió tu interés por la fotografía estenopeica y por qué decidiste empezar a fabricar tus propias cámaras?

En su momento leí un libro sobre el tema y me interesó porque era una manera diferente de hacer fotos. Yo trabajaba en una productora audiovisual y disparaba cientos de fotos cada día, todo en diapositiva con un margen de error de medio diafragma. La presión de hacer tantas fotos técnicamente perfectas se convirtió en un hábito, de modo que cuando cogía la cámara para hacer mis cosas, me resultaba imposible sustraerme a ella.

Cambiar la cámara por una lata con un agujero fue como una terapia. Soy muy aficionado a hacer chapuzas, bricolaje y todo eso, de modo que construir la mejor cámara posible se convirtió pronto en una parte importante del proceso.

Foto: Siqui Sánchez
Foto: Siqui Sánchez

Has realizado proyectos profesionales con fotografías hechas con cámaras estenopeicas. ¿Cómo han sido esos encargos?

La foto estenopeica no es fácil de "colar" en un encargo, pero cuando encaja es perfecta. Trabajé durante bastante tiempo para una cadena hotelera haciendo grandes murales para decorar los espacios comunes de los hoteles. La foto a palo seco les parecía poco artística (la gente considera cualquier churro pintado una obra de arte, pero una foto no, porque la pueden hacer ellos), de modo que el aire pictórico de la estenopeica más un poco de posproducción producía verdaderas maravillas. Ampliadas a seis metros y colgadas de una pared causaban sensación.

Foto: Siqui Sánchez
Foto: Siqui Sánchez

Por lo que se ve eres un convencido del reciclaje del material fotográfico. ¿Qué te anima a transformar tus cámaras obsoletas en otras completamente distintas?

Aquí entran en juego mis paranoias personales. Me da una rabia enorme tener que tirar cosas perfectamente útiles porque se ha roto una palanquita de plástico y no es rentable arreglarlas. Imagina lo que supone entonces tener que arrinconar equipo fotográfico por el que has pagado fortunas y que funciona, sólo porque está obsoleto. Reconvertir este equipo en algo útil es una forma de darle un uso a algo que de otro modo no sería más que chatarra.

Foto: Siqui Sánchez

¿En qué consiste el proyecto Stupid Cameras? ¿Estás construyendo alguna ahora mismo? ¿Las has expuesto en alguna ocasión?

El proyecto Stupid Cameras es una vuelta de tuerca de lo anterior. Por un lado, trata de reivindicar algo que producimos más que nunca y que todos intentamos ignorar: la basura. Antes la basura era algo sucio e inútil; ahora el concepto se extiende por todas partes: comida basura, contratos basura, relaciones basura... la basura está cada vez más presente en nuestro mundo.

Compras un teléfono móvil o un MP3, y puedes estar seguro de que en un plazo más o menos breve será basura. Es como lo del polvo eres y en polvo te convertirás. El proyecto trata de darles nueva vida a estos restos ironizando de paso sobre los gadgets multi-inútiles, como una cámara con teléfono, brújula y batidora, por ejemplo.

Foto: Siqui Sánchez

Siempre estoy construyendo alguna. Material no falta; tiempo, sí. Ahora mismo, es una cámara-aspiradora que pueda circular por la casa quitando el polvo y de paso vigilando si hay cacos. Lo más irónico es que a veces encuentro que el artefacto existe en realidad.

Foto: Siqui Sánchez

No las he expuesto nunca, pero me gustaría hacerlo para ver cómo reacciona la gente. De momento, lo más sorprendente es que todo el mundo hace la misma pregunta irrelevante: "¿Hace fotos de verdad?" Y dan por bueno todo lo demás. El personal ya no se asombra de nada.

También hemos observado que realizas fotografías siguiendo las pautas de Strobist. Se ve que te apasiona estudiar y practicar toda clase de técnicas fotográficas.

Yo ya usaba las técnicas de Strobist de manera rupestre antes de saber que existían. Descubrir la página fue una revelación porque me dio acceso a técnicas y materiales que me han facilitado la vida enormemente. Ya me tocó aprender a porrazos y con sudor y todo eso en su momento. Ahora es un crimen no aprovechar todo el conocimiento compartido que hay en Internet a nuestra disposición. Paso mucho tiempo mirando y buscando en la red, y cada minuto invertido se amortiza más pronto que tarde.

Foto: Siqui Sánchez
Foto: Siqui Sánchez

Sobre las técnicas, siempre he creído que hay que dominarlas tanto como puedas y no usar ninguna. Al menos no por sistema. Cuando aprendes algo nuevo es como un virus, y lo usarías para todo, por eso hay que dejarlo reposar. Llega un momento en que tienes que resolver un problema, y entonces tienes un montón de recursos a tu disposición que te permiten hacerlo de manera creativa.

Foto: Siqui Sánchez
Foto: Siqui Sánchez

Usar una técnica sólo porque la conoces es un error grave. Ahora, por ejemplo, todo el mundo hace paisajes en HDR o fotos con draganizados, haga falta o no. Sólo porque puedas hacerlo no es motivo para hacerlo.

Foto: Siqui Sánchez

Un fotógrafo tan inquieto como tú seguro que anda con algún nuevo proyecto entre manos o con muchos a la vez. ¿Qué mueve tu imaginación ahora mismo?

Tengo un proyecto en marcha sobre los váteres del mundo. Me parece un tema sugerente desde muchos puntos de vista. Ahora acabo de volver de Alemania y he conseguido unas cuantas piezas muy interesantes para la colección. Aún me quedan muchas zonas del mundo sin cubrir, de manera que mi idea sería realizar un viaje alrededor del mundo fotografiando sólo váteres. No es caro, y en dos o tres meses puede estar hecho.

Creo que la crónica del viaje en sí misma sería el complemento perfecto para las fotos. En cuanto tenga lista una maqueta previa tengo que salir a buscar editor, a ver si alguien se interesa por el tema.

Etiquetas
Fuentes y más información
Artículos relacionados (1)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar