Actualidad

Lanzan en la India el primer "simputador"

 
1
ABR 2004

Simple y barato. Siguiendo estas premisas, la empresa gubernamental india Bharat Electronics y la compañía PicoPeta acaban de presentar el Amida Simputer, un producto destinado a hacer accesibles los avances de la informática al público tradicionalmente privado de estos recursos. Se trata del primer ordenador de bolsillo totalmente concebido y fabricado en la India.

Se resisten a llamarlo PDA, pero sus características nos obligan a pensar en esta clase de dispositivos: conexión a Internet, reproducción de archivos MP3, juegos, e-libros, grabadora de sonido, agenda... Todo en la palma de la mano. Estas son las credenciales del Amida Simputer, un ordenador de mano de diseño y factura india que la empresa pública Bharat Electronics acaba de lanzar en el mercado doméstico de la potencia regional de Oriente Medio.

Elemental
La clave del producto radica en la aparente simplicidad de uso en que tanto insisten sus fabricantes. Su software ha sido diseñado para que sea realmente intuitivo para aquellos que nunca han tenido en sus manos ninguna clase de ordenador.

Amida Simputer
Amida Simputer

En este sentido, por ejemplo, se explota la posibilidad de gestionar las aplicaciones a través de notas manuscritas sobre la pantalla. Amida detecta el movimiento de la mano: con un movimiento de muñeca se pueden girar las páginas de un e-libro, hacer zoom en una foto, o cerrar una aplicación.

Entre otras prestaciones originales, el ordenador incluye una ranura para las tarjetas de nuevo cuño SmartCard, que conceptualmente recuerdan a las tarjetas SIM de los teléfonos móviles: fácilmente extraíbles y destinadas a almacenar los datos personales de cada usuario, facilitando así el uso compartido de la máquina por diferentes miembros de una misma familia o empresa.

El Amida hace de la lengua una cuestión fundamental: teniendo en cuenta la extraordinaria diversidad lingüística de la India, permite su uso en numerosos idiomas autóctonos.

El "simputador", en síntesis, viene a ser una adaptación de los sistemas tecnológicos ya existentes a un público tradicionalmente alejado de ellos, a través de un ordenador de bolsillo concebido para sustituir los costosos ordenadores de sobremesa.

No fue fácil
La idea del "simputador" fue lanzada en 1998 por científicos e ingenieros del Instituto Indio de la Ciencia. Se trataba de una propuesta para superar lo que se ha dado en llamar "fractura digital": la exclusión de gran parte de la humanidad de los avances tecnológicos de la denominada era Internet.

El primer prototipo se lanzó en 2001, pero la falta de inversión e incluso de interés por parte de los fabricantes han retrasado considerablemente el proyecto.

El diseño del "simputador" está concebido para proporcionar la máxima tecnología al mínimo precio. El modelo básico incluye un procesador de 206 MHz y 64 MB de memoria RAM. Pesa unos 200 gramos y sus aplicaciones funcionan bajo Lynux.

Aun así, el precio es sensiblemente superior a lo previsto: contra los 100 dólares de que se hablaba en 1998, el modelo básico de Amida llega finalmente a las tiendas este mes de abril por 240 dólares. Se dice que en ese país sólo 9 de cada 1000 personas disponen de ordenador. El precio y la complejidad de uso de los ordenadores convencionales son, precisamente, los principales factores de ese desequilibrio con los que Amida intenta acabar.

Fuentes y más información
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar