• "Llevábamos años diciendo que el sistema de limpieza del sensor era ...
  • "No debemos ser nunca autocomplacientes"
Entrevista
KAZUTO YAMAKI, DIRECTOR EJECUTIVO DE SIGMA

"Podríamos plantearnos crear una cámara basada en el formato Cuatro Tercios y con un sensor Foveon"

 
4
OCT 2006
Iker Morán / Roger Boix   |  Colonia

Afable y accesible, el llamado a ser director general de Sigma se sometió la semana pasada en la feria de Photokina a las preguntas de QUESABESDE.COM. Kazuto Yamaki es el actual director ejecutivo de Sigma y conoce al dedillo sus entresijos. La tecnología Foveon, el sistema Cuatro Tercios, la nueva apuesta por la SD14 e incluso la rentabilidad del negocio de cámaras de la firma japonesa centraron una entrevista que dio mucho de sí.

El anuncio de la llegada de la SD14 fue una sorpresa, porque la SD10 ya llevaba unos cuantos años en el mercado. Mucha gente se preguntaba si Sigma seguiría apostando por el sensor Foveon.

Sí, tenemos un compromiso con la tecnología Foveon, no sólo en el ámbito SLR, sino también en el de las cámaras compactas, como la DP1 [presentada precisamente en Photokina 2006].

Hay dos motivos por los que hemos tardado tanto en lanzar una sucesora de la SD10: los sensores Foveon tienen una historia muy corta, mientras que los sensores de filtro Bayer convencionales tienen una historia de varias décadas. Su tecnología es ya madura, se ha casi completado, y no pueden realizarse muchas más mejoras. Por supuesto que hay varios fabricantes que la han mejorado, pero se trata de pequeñas mejoras.

Todavía quedan muchos campos de la tecnología de sensores Foveon que podemos mejorar. Ha habido un cambio en esta tecnología durante los últimos años.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
QUESABESDE.COM entrevistó a Yamaki la semana pasada en la feria germana de Photokina. El director ejecutivo de Sigma aparece en esta imagen con una SD14 en las manos.

Por otro lado, puesto que la tecnología Foveon es completamente diferente de la de filtro Bayer convencional, tenemos que crear el sistema nosotros mismos desde el principio. Hay muchos chips que soportan el sensor convencional [Bayer], por lo que si queremos crear uno podemos comprar este chip, este otro... y juntarlos para crear la cámara. Es muy sencillo.

Nosotros, en cambio, tenemos que construir todo el sistema, y esto lleva mucho más tiempo.

¿Trabajáis codo a codo con Foveon para el desarrollo de los sensores?

Por supuesto. La tecnología Foveon es tan distinta, que tenemos que saber con detalle cómo funciona. Todavía hoy nos enviamos correos electrónicos cada día, mantenemos conferencias telefónicas regularmente y nos reunimos para aumentar la comprensión de nuestra tecnología.

¿Es una relación exclusiva?

No es una relación exclusiva, y Foveon puede vender sus sensores a otras compañías.

Polaroid lanzó la x530, por ejemplo...

Sí, utiliza un sensor más pequeño [que el de las réflex de Sigma].

Dadas las teóricas ventajas del sensor Foveon, sorprende que prácticamente ningún otro fabricante se haya interesado por incorporarlo a sus cámaras...

Es lógico. La tecnología de Foveon es tan distinta, que si otras compañías la incorporaran tendrían que tirar por la borda toda la tecnología acumulada durante años.

Por ejemplo, el [procesador] DiGIC de Canon tiene una tecnología dedicada que sólo soporta los sensores Bayer. Las compañías se han gastado tanto dinero en sus sistemas, que no sería factible utilizar sensores Foveon.

Es también muy arriesgado emplear sensores Foveon. Cuando empezamos a trabajar con la SD9, tampoco estábamos seguros de si el sensor Foveon trabajaría satisfactoriamente o no. Asumimos el riesgo.

Sin embargo, el éxito de las SD9 y SD10 ha sido -por lo menos en Europa- muy limitado. ¿Tiene Sigma alguna explicación para ello?

Es una pregunta difícil... Ciertamente, no hemos alcanzado un gran éxito con las SD9 y SD10. Quizás por el propio sistema SLR [de Sigma], pues hay muy poca gente que lo utilice, mientras que son muchos los que utilizan sistemas para Canon, Nikon, Pentax... Si tuvieran que cambiarse de sistema, se tendrían que deshacer de ópticas, accesorios... y cambiarlos por los de Sigma. Es una decisión complicada, y lo entendemos.

Por otro lado, hay gente que necesita más resolución y podría cambiarse a nuestro sistema, pero las SD9 y SD10 sólo producen archivos RAW. Hoy día, la gente comprende cuáles son las ventajas de disparar en RAW. Adobe, Aperture, Lightroom y Silkypix, entre otros, soportan los archivos RAW, y a todo el mundo gusta este formato.

Pero cuando anunciamos la SD9, nos dijeron: "¿Estáis locos? No podéis sacar una cámara que sólo dispara en RAW, que es un formato para fotógrafos profesionales". La SD9 y la S10, por tanto, llegaron demasiado pronto al mercado.

Es evidente que resulta complicado triunfar en el mercado cuando se empieza casi desde cero con un sistema propio. ¿Está considerando Sigma la posibilidad de crear cuerpos para el sistema Cuatro Tercios, para el que ya produce objetivos?

Antes de que nos adhiriésemos al foro Cuatro Tercios, ya habíamos desarrollado la SD9 y habíamos vendido varias unidades a nuestros clientes. Es nuestra obligación, es nuestra misión dar soporte a nuestros clientes, aunque sean pocos.

En un futuro, podríamos plantearnos crear una cámara basada en el sistema Cuatro Tercios y con un sensor Foveon.

¿El sistema Cuatro Tercios y la tecnología Foveon son compatibles?

El sensor Foveon es más grande que el Cuatro Tercios, pero podríamos recortar la imagen para adaptarla. No sería tan difícil.

El negocio de los objetivos parece rentable para Sigma. ¿Lo es también el de la producción de cuerpos?

[Ríe] Hacéis preguntas buenas y otras no tan buenas.

Es el carácter latino.

Hablando honestamente, nuestro negocio de cámaras no ha sido rentable. Pero creemos que debemos hacerlo, porque nuestro futuro no será tan brillante si sólo nos centramos en la producción de ópticas. Nuestro objetivo es ser una compañía integral de sistemas de imagen.

En realidad, hemos fabricado cámaras SLR de película durante mucho tiempo, aunque no muchos modelos. Incluso siendo poco rentable, lo hacemos mirando al futuro, como una inversión.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La SD14 reinó durante la semana pasada en el stand de Sigma en la feria de Colonia.

Una pregunta benévola: ¿Qué aporta la SD14 respecto a sus predecesoras y frente a los modelos de la competencia?

Para empezar, la SD14 tiene un nuevo sensor Foveon. Hemos aumentado el número de píxeles, y el fotógrafo podrá disfrutar de una mayor resolución.

Por otro lado, el sensor Foveon ha experimentado una mejora significativa desde la segunda a la tercera generación, sobre todo respecto al ruido. Creemos que hemos mejorado su rendimiento en el ámbito del ruido, y la SD14 tiene sensibilidades más altas.

Además, la SD14 puede crear archivos JPEG, tiene un visor con una cobertura del 98%, la vida del obturador es mucho más longeva...

¿Y cómo convencerá Sigma a los consumidores para que opten por la SD14 y no por otros modelos de las principales firmas del mercado SLR?

Si habéis visto el folleto de la SD14, nosotros siempre transmitimos el mismo mensaje: esto es totalmente distinto. Buscamos a quienes están interesados en adquirir nuevas tecnologías o cosas totalmente distintas.

Es muy complicado explicar la diferencia tecnológica a nuestros clientes. Aquí sólo tendríamos que mirar [señala un póster realizado con la SD14] las imágenes capturadas con la cámara. Principalmente, depende de cada distribuidor local explicar a los clientes por qué esta imagen es distinta. Ésta es la forma más sencilla de convencerle.

¿Es la SD14 una cámara para fotógrafos profesionales o pretende abarcar un sector más amplio?

Es evidente que los fotógrafos profesionales apreciarán nuestra cámara. No hablo de fotógrafos de deportes o fotoperiodistas, sino de fotógrafos de estudio que apreciarán su elevada resolución. Pero también queremos que el fotógrafo entusiasta utilice esta cámara, porque es completamente diferente. Cuando la utilizas te das cuenta.

Si capturas las imágenes en RAW, puedes manipularlas como no podrías hacerlo con otras cámaras de Canon o Nikon, por ejemplo. Gracias a la tecnología Foveon, nuestro archivo RAW tiene un rango dinámico muy amplio.

Cuando Sigma presentó la SD9, hablaba de una resolución de 3 megapíxeles en 3 capas, que resultaban en un total de 10 megapíxeles. Con las SD10 y SD14, Sigma ya habla directamente de 10 y 14 megapíxeles, y no de 3 por 3 ni de 4,6 por 3. ¿Se trata de un cambio de estrategia a nivel de marketing?

Sí. Fuimos muy conservadores con el número de píxeles cuando lanzamos la SD9. Dijimos que era una cámara de 3 megapíxeles, y nos confiamos de que sería equiparada a una cámara de 9 ó 10 megapíxeles, porque la resolución era tres veces mayor.

Fue complicado que los vendedores nos entendieran. Cuando mirabas las revistas de las tiendas, las cámaras estaban distribuidas en 3 megapíxeles, 4 megapíxeles... Y nuestra cámara estaba con las de 3 megapíxeles, junto a cámaras baratas de juguete. Resultaba triste para nosotros, y pensamos que no era una buena idea.

Por otro lado, los comités de estandarización todavía discuten la definición de píxel. Nuestra definición de píxel es que se trata de una unidad de captura de color. Por eso, no puedes hablar de 10 megapíxeles o de 9 megapíxeles, porque un píxel es para un color. En nuestro caso, hay 3 píxeles [por capa], y cada píxel captura un color. Hablamos de una cámara [la SD14] de 4 megapíxeles, y cada píxel captura tres colores.

Foto: Iker Morán (Quesabesde)
La DP1 -en esta imagen junto a la SD14- fue una de las pocas sorpresas de Photokina 2006.

La presentación en Photokina de la DP1, una cámara compacta con el mismo sensor Foveon que la SD14, ha sido una auténtica sorpresa. ¿Existe mercado para este tipo de cámaras?

Sí, por supuesto. Las cámaras SLR resultan, a veces, demasiado grandes o pesadas para llevarlas encima, y hay una cantidad de usuarios que quieren hacer fotografía seria con cámaras compactas pequeñas. Las cámaras compactas digitales toman buenas fotografías, pero la profundidad de campo es muy grande; todo está dentro de foco. Con la DP1 puede hacerse "bokeh".

Muchas compañías no quieren asumir riesgos como éste, pero nosotros creemos que el número de fotógrafos entusiastas está creciendo. De ahí que haya tantos lectores visitando vuestra página web.

Por otro lado, hay mucha gente interesada en la tecnología Foveon. Sin embargo, ya han invertido en sistemas SLR de Canon, Nikon, Pentax... y no están dispuestos a invertir en nuestro sistema. En vez de pasarse al sistema Sigma, pueden comprar la DP1 y probar la tecnología Foveon.

Etiquetas
Productos relacionados (3)
0
Comentarios


  • Comenta este artículo

    No estás identificado

    Entrar